Archivo diario: 1 mayo 2010

Ayúdame Kojones Ayúdame Please (AKAP)

Algún cabroncete, lo siento Bibiana Aído me niego a decir cabronceta -aunque también pudiera ser- pero es que el corrector de Word lo subraya en rojo, decía que…, algún cabroncete se le ocurrió hace algunos días sugerir que escribiésemos sobre cuernos, sobre tetas y, encima, tratándonos como lo que somos, auténticos paquetes, nos mencionada que la jodida vaca se debe llamar Paka, que no sé yo si es el apelativo corto de Solagurenbeazkoa Zengotitabengoa,  un tío mío, muy vasco él, que cuando llegaba al  Registro de la Propiedad a inscribir la compra de su vivienda, llegado el momento de escribir sus apellidos, le pedían suplemento de tasas o, quizás, sea el nombre del siguiente fichaje del Real Betis Balompié, de origen (vamos a decir yugoeslavo que, aunque ya no proceda, a mí me apetece) y de nombre Prugovecki, pero que a los ojos de los aficionados (porque estos de Sevilla tienen más ingenio que el cabroncete antes aludido) terminarán por llamarle Paka, a no ser que por su mal rendimiento, simplemente le digan Pakete.

Es así como he recibido un aviso en mi correo electrónico, procedente de la CIA, dónde me indican que soy uno más de los sospechosos (claro que ya me imagino quienes son los demás) preguntándome qué pakones hago yo, buscando y rebuscando en el pakernete, en el pakotube y otras pakaredes, información sobre esta organización terrorista: AKAP (Ayúdame Kojones Ayúdame Please). Les he contestado que la culpa no es mía, que en todos los sitios hay cabroncetes (no van a ser ellos los exclusivos, por muchos que tengan) y que, en España, algún que otro queda (esto no va por vosotros, gentuza de Manos Limpias: lo vuestro no tiene nombre).

Lo que no entendían era lo de la vaca. Joeer, ponéis problemas hasta en lo más fácil, les he contestado. Eso, para nosotros, es una alegoría ¡coño!. Para vosotros….. chico, solo hace falta mirar a vuestras mujeres que, con tanto McDonald así las tenéis. Las nuestras aquí, están como un pincel. Salerosas, guapas, morenas y rubias, y con capacidad para entrar en Mango, ¿a qué las vuestras no tienen ovarios a comprar en Mango?. Y eso, gracias a la dieta mediterránea, claro que vosotros conocéis el Mediterráneo solo en la parte de Benidorm cuando os dejábamos atracar a los portaaviones camino de el Gran Reino de Israel.

Ehhhh, ehhhh, tranquilo yanki (joer es que he recibido otro correo diciéndome que ellos la tienen grande). ¡Venga ya, yanki no me johome!. Vosotros teníais bisontes (teníais digo) nosotros aquí tenemos toros bravos que, cuando quieren juerga, se encaraman a la trasera de lo que vosotros llamáis organización terrorista y arman una Pakehostia que ni te cuento. Ahhh, que sepáis también que, aunque nosotros no le necesitamos porque en este sentido todos los españoles somos vascos, en vez de ir al Mcdonald, nosotros nos comemos el rabo de toro con patatas porque, de lo que se come se cría, ¡chaval! Y si no preguntarle al Clinton y a su becaria. ¿Os acordáis?…. pues eso ocurrió después de visitar nuestro país y comerse un rabo de toro en Granada. Ya…. Ya sé que venía con Hillari, pero nosotros somos educados y, a ella, le ofrecimos la dieta mediterránea porque, cuando vio los cuernos de la Vaca Paka, dijo: Caray, esos si que son cuernos y no los de mi bisontes.

¡Bueno!, voy a ver si me inspiro y escribo algo acorde con el tema propuesto por el cabroncete. O, quizás, aquí el único cabroncete que hay eres tú: ciudadano. Por si acaso, envido más.

JOSE MANUEL BELTRAN



11 comentarios

Archivado bajo José Manuel Beltrán, Uncategorized