Archivo de la etiqueta: pareja

O algo así.

¿Y qué tal?

Pues bien,  majete.

¿Majete? Eso no suena muy prometedor. Suena como cuando mis hermanos me dicen, de las chicas que han conocido, que son muy simpáticas. Eso quiere decir que son un horror de feas, y si ya me dicen que simpáticas y muy cultas, es que son las hermanastras de Cenicienta.

Por curiosidad, ¿qué dicen tus hermanos cuando son guapas?

Que están fresquísimas.

Jajajaja..Buenísimo, pero no me los presentes, me temo que estaría entre las muy simpáticas.

Bueno, a lo que íbamos. ¿Qué tal?

Pues eso,  majete, bien, ya sabes.

No, no sé. Por eso hemos quedado, para qué me lo cuentes.

Pues nada bien. Me llamó, quedamos y fuimos a cenar.

No me lo estás contando bien. ¿Te llamó él, porque tú le habías llamado antes, o porque sí?

A ver, nos conocimos en una fiesta, ya sabes, jijiji, jajaja, en fin, ya conoces como me pongo yo de dicharachera.

Si, te pones insoportable.

Bueno tía, a él le gustó. Me pidió el número y se lo di.

¿El de verdad o el falso que das siempre?

El de verdad, era mono.

Uy..Mono y majete. Este tío no tiene futuro.

No seas así.

Bueno y ¿qué?

Pues nada, me llamó, me dijo que me recogía y fuimos a cenar.

Y ¿tú que le dijiste?

Que mejor quedábamos allí en el sitio.

Chica lista, por si hay que salir huyendo, mejor ir por tus medios.

Exacto.

Cenamos y bien. Un poco de charla, me contó su vida, su curro.

¿Arrastra traumas?

¿De esos de exnovias y tal? Bueno, tuvo una, que por lo que me contó le debió poner unos cuernos de aquí a Sebastopol, pero no se puso lloroso, ni misterioso ni nada.

¿Y después de cenar?

Pues fuimos a tomar una copa a un garito cercano. Más charla, un poco de rollo y para casa.

Define un poco de rollo.

Ya sabes, unos lengüetazos, un par de abrazos y salir de la mano del garito. Me llevó a casa, pero le dije que estaba cansada y que ya quedábamos otro día.

O sea, que nada, que éste queda para un “por si acaso”, ¿no?

Si..o algo así.

2 comentarios

Archivado bajo molinos

Mi deporte favorito.

Mi deporte favorito es hacerle rabiar.

La  afición nació poco a poco. Al principio ni sabía que era un deporte, me salía solo y sin querer. Recuerdo que incluso al principio del todo, le pedía perdón: ” uy cariño..lo siento..no pretendía molestarte“.
 
Poco a poco fui encontrándole la gracia, y además vi con sorpresa que si me lo proponía podía encenderle como una bombilla en un par de segundos. Era fantástico. Algo tan tonto como dejar mal cerradas las puertas de los armarios de la cocina producía una relación en cadena que me hacía partirme de risa. Entraba en la cocina, se paraba notando que había algo que estaba mal, giraba sobre sí mismo y lentamente se acercaba a cerrar cada puerta con cuidado. Yo me había preocupado de no dejarlas demasiado abiertas, sólo ligeramente entornadas que casi no se notara…pero sabía que a él le ponía a cien. Cuando terminaba de cerrar todas, se giraba murmurando: no hay manera de que se hagan las cosas bien.
 
Dada la  satisfacción que me provocaba el hacerle rabiar, decidí hacerme profesional y dedicar un ratito cada día a hacer algo que le atacara: descolocar el armario de las escobas, colocar la leche en el estante del zumo, utilizar su maquinilla, dejarme las llaves puestas por dentro de la puerta, colocar toda mi ropa en la silla del vestidor para que no tuviera donde sentarse al ponerse los calcetines,  descuajeringar el periódico antes de que él lo cogiera y tirar los panfletos de la publicidad a la basura, olvidarme de sacar la basura, no tener jamás dinero en efectivo y cogérselo de la cartera…un millón de pequeñas chorradas que sé que le hacen rabiar.
 
Me lo pasaba en grande.
 
Lo malo es que no contaba con él que se aficionara también a ese deporte. Ahora me encuentro jurando en arameo cada vez que me encuentro la colcha mal doblada, la puerta cerrada con llave, sus calcetines por medio, cuando se pone mayonesa en todo lo que cocino,cuando quedamos en la calle y nada más verme empieza a hacerse el cojo o cuando   se mete en la cocina a preparar alguna comida que odio, o lo que más me ataca de todo: a mi eso no me lo habías dicho. Ahí me noto hervir la sangre y tengo que reconocer que en el deporte de hacer rabiar, él es el campeón.

6 comentarios

Archivado bajo molinos

¡Looking for paradise!

Mi primer beso no es digno de recuerdo, preferiría hablarles del último. Por encima os diré que el primer beso no fue un beso fue un “torniquete lenguil discotequero” tras un típico “¿quieres rollo? ¿no?” “¿y con mi amigo? ¿y con mi otro amigo? ¿no?” “y tu amiga ¿quiere rollo conmigo?” “¿y con mi amigo?” etc, etc… en fin, eran otros tiempos.

Mi primera vez en cualquier aspecto es digno de recuerdo pero relacionado con el sexo, o con cualquier aspecto en el que cuente la experiencia, es digno de olvido o por lo menos es mi opinión, esta bien este tema para narrar experiencias pero mas bonito seria nuestro primer beso verdadero. Queremos saber que sentimos cuando entras en contacto físico por primera vez con la persona que amas, eso realmente no lo he vivido yo hasta hace poco, el derretirse por dentro, el sentirse correspondido, el demostrar lo que sientes, el tomarte tu tiempo y su tiempo para detener el tiempo de los demás, que nada nos importe mas allá del metro cuadrado en el que habitas, que sientas la magia a tu alrededor y que estés seguro de que nadie pueda cambiarla.

Sentir así es sentirte vivo, tocar su pelo mientras la besas, ese pelo en el que tantas veces te has fijado, su movimiento en cámara lenta en tu mente derrite tus manos, oler su perfume, ese perfume que tantas veces te ha hecho perder el conocimiento, ver sus rasgos físicos de cerca, esos rasgos que no has visto jamás en nadie, como si en su creación se hubiera roto el molde, su saliva sabe a felicidad, esa que nunca encontraste, esa que nunca te dio nadie porque nadie consiguió dártela, porque nadie te amo como ella porque nadie se puso nunca en tu lugar, un lugar deseado por otros pero que ella quiso darte a ti, por eso te sientes especial y si no ¿para que quieres los sentidos si no es para amar?, el odio es un sinsentido que no se merece ni una palabra mía mas.

¡Looking for paradise!

6 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Como el primer beso.

¿Nos estamos besando? Por fin. Estoy tan emocionada que se me van a salir las mariposas por la boca. Estaría gracioso, una boca llena de mariposas. No, qué asco,  ¡puagh!  Porqué además son como peludas.¡Fuera,  fuera!  echa de tu mente las mariposas,  que jodiendo los momentos no tienes precio. Calla y disfruta.  

Joder,  parezco nueva. Ni que fuera la primera vez que me besan. Se me ha olvidado todo. Ah claro, tengo que abrir la boca, pero si la abro mucho y él también, se hará el vacío. Madre mía, hay que fastidiarse que mi vena científica salga ahora, toda la vida adormecida y ahora en el peor momento me viene a la mente.  Creo que no se hará el vacío,  para eso tendría que ser que no entrara nada de aire. Bueno, da igual.

 Si la abro poco y él también,  parecemos peces. No, no, ese pensamiento tampoco,  que te entra la risa y es peor. Mejor entreabierta. Vale, así mejor. ¿Habrá que girar la cabeza como en las pelis? ¿ Hacia qué lado? Y él sabrá qué quiero girarla o me partiré el cuello. Lo haré poco a poco, menos mal que tengo poca nariz.

¿ Cómo lo hará la gente con mucha nariz? No es el momento de preocuparse de los narizotas.

 ¿Qué es eso? ¿Su lengua?  Bueno., pues ahí va la mía., choquemos lenguas. Mmmmm…no está mal. ¿ y si pruebo a cerrar un poco más los labios? A lo mejor cree que quiero terminar, que no, que no es que quiera, pero en algún momento habrá que terminar, ¿ no? Porque además, está muy bien que sea tan alto y tan fuerte,  pero me va a dar tortícolis y él se va a partir el cuello. ¿Qué hago con los brazos? Si los quito de su cintura y se los paso por el cuello pareceré su llavero o que lleva colgando a la Virgen del Pilar, mejor los dejo donde están, que parece que por ahora no se me han agarrotado. Eso sí, cómo me siga estrujando me parte la espalda.

 A ver si dejo de pensar ya, que no se me ocurren más que chorradas,  y disfruto. Con la de tiempo que llevamos esperando.

 Cómo me vuelva a coger la cara entre sus manazas y me mire..me derrito.

 ..mmm…Puff…¿llevo la ropa interior conjuntada?

9 comentarios

Archivado bajo molinos

Flores en mi jardín

Sencillamente magia. Después de lo dicho por todos es complicado innovar en el concepto pero lo importante aquí, creo yo,  es no caer en formalismos y subjetivamente opinar sobre el tema común. En mi caso lo mas parecido a la magia lo he vivido, claramente, en algo tan complicado como el amor, en algo tan subjetivo como el amor, en algo tan bonito como el amor.

¿Quién no ha estado enamorado alguna vez? mas o menos correspondido eso es otra historia, pero quien no ha sentido las ya famosas mariposillas dentro de si mismo. Mariposas internacionales que no entienden de costumbres ni de razas y mucho menos de religiones, grandes o pequeñas, rápidas o lentas pero todas cumplen su función, alejarnos de nosotros mismos, sentirnos extraños ante nuestro propio organismo, volar hacia un país en el que solo existen dos personas, tu y ella, tu y el, un país lejano en el espacio pero inminente en el tiempo, un país esperanzador donde pretendemos encontrar nuestra paz interior, el fin de la humanidad. No entiendo de medias naranjas y medios limones, mas bien conozco la adaptación de dos personas, que se pueden parecer mas o menos en sus caracteres pero que en el fondo son totalmente opuestas en sus experiencias y lógicamente en sus costumbres. Pero ¿qué esperanza de vida tienen estas mariposas?, en un jardín con flores toda la vida, es mi forma de ver las cosas y lo siento por quien no lo comparta. Evidentemente el tamaño de las mariposas no siempre es el mismo pero es directamente proporcional al tamaño del jardín, en uno cuidado y con grandes flores habitaran bellas mariposas longevas y en cambio en un jardín descuidado brillaran por su ausencia. Cuando te pasa algo en el día, ¿estas deseando llegar a casa para contárselo a tu pareja? estas en el buen camino, cuando tu pareja no entiende algo que tu si entiendes ¿te gusta explicárselo y disfrutas cuando aprende? estas en el buen camino….. mirad su cara al llegar a casa y decidme si no se merece que de mil cuatrocientos minutos que tiene el día, le dediques tan solo diez a sembrar respeto, cariño y comprensión. Al principio será un acto voluntario y consciente ¿que puedo hacer hoy por hacerle mas feliz el día? siempre que no resulte estrafalario, hablo de cosas sencillas, de un …. ¿que te apetece hacer hoy? un ¿qué guapa/o estas hoy no?… con el tiempo, igual que con todo en la vida, se volverá involuntario, automático, mágico…créanme cuando les digo que se puede vivir en un quinto piso y tener un jardín inmenso. Sencillamente magia.

4 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

De rubias, negros y otras leyendas

Cuenta la leyenda, no por antigua menos cierta, que en algún paraje castellano habitaba una bella dama junto a su marido labrador. Ambos se dedicaban en cuerpo y alma a su tierra, en las cuales se dejaban las manos con el único fin de tener algo de comer cada día y cada noche. Su armonía era tal que no necesitaban nada más, se complementaban y querían plenamente hasta el punto de no relacionarse con nadie más, no era necesario, no era vital. Una única cosa les diferenciaba, su aspecto físico. Ella, melena rubia, ojos azules y piel clara. El, un ogro, grande y feo como el mismísimo diablo. Como les decía nada de eso les importaba. Un “buen” día cuando caminaba nuestra doncella dirección a su morada se encontró un caballero cortándole el paso. El apuesto caballero de piel negra, fornido y elegante, a lomos de un corcel blanco que impresionaría a cualquiera, no dudo en dirigirse a ella. Su melena rubia y ojos claros le habían nublado, hasta el punto de ofrecerle marchar con el hasta su castillo, donde le esperaba la riqueza mas grande que ella podía imaginar. Nuestra doncella dudo un instante pero echando la vista atrás pensó que era una oportunidad única y que su amado encontraría otra persona mas acorde a su belleza y además pensaría que ella habría muerto y así pues el daño al corazón seria menor que si se lo dijera ella misma. Y así fue.

 Con el paso de los años, muchos años, la cosa cambio. El apuesto caballero de piel oscura se arruino y tuvieron que vender el castillo con todo lo que en el había, nada les quedo para ellos, tan solo una pequeña porción de tierra. Cuentan que en esa época cierto campesino se había hecho rico con su trabajo y había comprado las tierras de su vecino y que poco después compro las tierras de su otro vecino y así hasta poseer todas las tierras de cultivo de la región castellana en cuestión. Dicen que llego un momento en que dicho campesino lindo sus tierras con las del arruinado caballero de piel morena y dicen que no les arrebato esas tierras, que se construyo un castillo alrededor de ellas y continuamente hacia fiestas en sus torres. Dicen que ese nuevo rico era algo así como un ogro, grande y feo como el mismísimo diablo, pero rico. De aquí podríamos deducir que las rubias son tontas y que al final los que no paran de follar son los negros, pero también podríamos concluir que una historia son solo palabras y que algo importante debe constar con el paso de los años para que se pueda hablar de leyenda, urbana, rural, etc..o simplemente leyenda.

Lino

11 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Paz sexual

A mi no me gusta hablar de mi vida sexual si no es con mi pareja, la verdad, no voy contando lo bien que estuve el otro día a mis amigos y tampoco lo mal que he estado otras veces, eso que me ahorro. Es mas, a mi es que no me interesa la vida sexual de nadie, por eso creo que a nadie le interesa la mía (aunque me equivoque con alguno/as) pero a lo que voy… nunca y cuando digo nunca no es una exageración, a mi nunca me ha dicho nadie que haya tenido un gatillazo y cuando digo nadie es nadie, tampoco es una exageración. Muy bien.

Pues a mi me paso, pero gracias a Dios encontré el antídoto o mejor dicho mi antídoto, porque es totalmente psicológico y cada uno debe encontrar su paz sexual en su interior, pero no en el interior del calzoncillo, sino en el interior de la cabeza, no es algo que se pueda explicar pero si quieren una pista….. nada es bueno por exceso o por defecto, todo en su justa medida y por supuesto cuanto menos piensen en ello mejor.

Pero es gracioso porque cuando las mujeres no tienen ganas con un NO es suficiente, pero el hombre tiene una pegatina en la frente, que nos la pusieron a cada uno cuando nacimos con un SI como una catedral y que quieren que les diga cuando te obligan a algo (aclaro que la obligación no viene de las mujeres si no de los mismo hombres y a lo largo de siglos, cuanto mas atrás nos vayamos en el tiempo peor) no resulta igual.

Pero resumiendo que eso pasa en las mejores familias y si no copien esta dirección (http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=114173) en la barra de vuestro navegador y pulsen la tecla “Intro”. Y para el que no tenga tiempo yo se lo traigo … “Me metí en esto de la manera más tonta. Salí una noche de fiesta y amanecí con una prostituta que me propuso presentarme a una prueba en la sala Bagdad “(Barcelona). Superado el casting, llegó el estreno. “Las primeras noches acabaron en gatillazo –confesó–. Fue muy humillante”. Sin embargo, su suerte estaba echada: había nacido para pornostar. Firmado Nacho Vidal.

Pero es que no resulta igual tampoco un gatillazo de un hombre que el de una mujer, si, si, claro que existen, para mi es cuando no hay lubricación ninguna por parte de ella, para mi eso es un gatillazo femenino en toda regla, lo que pasa que no resulta igual claro es lo que les decía….sálvese quien pueda, porque yo me voy a un bunker no vaya a suceder algo cuando se caigan todos los ratones femeninos a la vez.

 

8 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Todos menos Aspective que no sabía donde meterse

Hace muchos años mi amigo Aspective me dijo algo, algo que no me dejo indiferente: “Lino, no pierdas el tiempo y guárdate las espaldas, las mujeres son como los gatos, no puedes fiarte de ellas”.

Bien, en esa época, no solo le di la razón dado la razón sino que, quizás, podría haber sido yo el que pronunciara esa frase. Pero también en 1968 hay quien pensaba vivir una “Odisea en el espacio” en el 2001 y  lo mas raro que aterrizo en mi país fue una moneda llamada “euro”.

 Cubrirse las espaldas, en este contexto, es una frase que podría irritar a cualquier mujer y lo digo por experiencia, pero ya os digo que para mi eran otros tiempos y no es lo mismo atacar que defenderse, yo me entiendo. El caso es que el tiempo transcurre, y este si que no deja indiferente a nadie. Así pensaba yo y así me fue. Hoy no pienso así, sin mas, el que quiera que se lo crea y el que no es su problema, pero yo duermo tranquilo porque ya hace mucho que deje de perder el tiempo, o sea deje de salir con mi amigo Aspective. No solo yo, seguía siendo nuestro amigo, pero el concepto que tiene este chico de la mujeres, en el siglo en el que vivimos, no se corresponde con la realidad y esto unido a otros rasgos de su personalidad desembocaron en que fuera conocido por todos su injusticia moral.

 Hace unos días, estando en una reunión de amigos, tome la palabra: “Chicos, tengo una noticia que daros, el siete de diciembre de 2010 me caso”, evidentemente todos se alegraron, todos menos Aspective que no sabia donde meterse”. Pero tampoco esperaba yo que se alegrara, ahora se dedica a sacar a pasear a las nuevas generaciones de mi barrio, con el único fin de extender sus pelos en la lengua entre sus súbditos, el “lince ibérico” solía decir que el los únicos pelos en la lengua que tiene no son suyos (y pensaba yo, con perdón, ¿y los del culo serán suyos? je je).

 Todo esto no es casualidad, hay alguien que me hizo cambiar mi manera de ver las cosas. Otro día os hablare mas detenidamente de ella, alguien que es capaz de abrirle los ojos al diablo, alguien que, sin proponérselo, te derrumba los prejuicios mas firmes que puedas tener. No se si será mi media naranja o mi medio limón y tampoco, fuera de esta historia, le he pedido matrimonio aun.

Pero lo que tengo claro es que ha movido algo dentro de mi, algo que Aspective nunca entenderá, algo que me ha hecho ser mejor persona y en definitiva algo que no me ha dejado indiferente.

  Próximo turno:   G – Luissiana – Activo

Salta turno a: H – Joseluis – Activo

 

15 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Su cama es una estación de tren donde entran y salen las mujeres…

Hoy es uno de esos días en los que me levanto raro, con el alma cansada. Si, a mi me pasa, es como si viviera en una burbuja o estuviera todo el día masticando “marijuana” y de pronto despertara y lo viera todo claro…esto no tiene sentido. No tiene sentido que nos despertemos todos los días a la misma hora para hacer lo mismo, como el día de la marmota pero a lo bestia (aquella gran película de Bill Murray, ¡que tiempos aquellos, ay!). Hoy es de esos días en que me pregunto si merece la pena estar media vida estudiando para poder estar la otra media trabajando y si merece la pena pasar por la tierra y no hubiera sido mejor nacer en el cielo. A mi me dura hasta que me encuentro con mi pareja que en estos momentos es quien da sentido a mi vida (¡Felicidades!, su cumpleaños es el jueves), es mi burbuja. Pero, ¿y cuando no tenia a esa persona?, cuando no tenia esa persona esos días se pasaban mas largos, pero me hacían pensar. Pensar en las cosas buenas y las cosas malas de la vida, en los pros y los contras de las cosas y al final acabe buscándole el sentido a cada uno de los argumentos contrarios que me encontraba por la vida. Es un ejercicio mental que recomiendo y que no solo desarrolla la única neurona que nos queda, por culpa de la polución, los rayos uva y el efecto invernadero, sino que nos permite posicionarnos en cualquier conversación poniéndonos en el lugar del otro. La única pega es que tiende el hombre, como humano que es, a sacarle punta a todo y mi inconciente limo el invento y solo ejercitaba la mente con aquello que me entretenía. Por ejemplo ves al típico guaperas en la playa en Ibiza que seguro que su cama es una estación de tren donde entran y salen las mujeres, y piensas que harías tu si fueras el para no ser solo eso, un muñeco, que situación podría darse para que tu tuvieras ese cuerpo pero a la vez fueses una persona con principios, lo triste es cuando certificas que era como tu pensabas.

Pero en definitiva para que no te guste algo tienes que conocerlo, por lo menos en este planeta y no lo digo yo, creo que lo dijo Einstein, aquello de “Al hombre dile que la Tierra es un planeta dentro de un universo con muchísimos planetas y se lo creerá, ahora dile que ese banco esta pintado y hasta que no lo toque no se lo creerá”.

¿El dinero y la fama dan la felicidad?, ayudan a conseguirla ¿pero a cambio de que?. No señores no se engañen que nadie da algo a cambio de nada, ni cuantificable ni sentimental. ¿Alguien ahí fuera cree en los políticos?, claro pero en sus políticos, los del partido contrario ni son políticos ni son nada ¿no?, todo depende del cristal con que se mire. Tenemos que dar gracias a dios por tener nuestro propio cristal con el que mirar. Pasan las horas y encuentras sentido a todo, conectas la televisión, ves lo que hay ahí fuera y dices, tengo todo cuanto deseo. Pero no me hagan mucho caso, porque ya les digo, hoy es uno de esos días en los que me levanto raro, con el alma cansada.

Próximo turno: G – Luissiana – Activo

11 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Sarna con gusto no pica

Aunque la aclaración debería realizarla al final, dado el carácter de este blog, pienso que es más correcto realizarla antes… puesto que me pedisteis mayoritariamente en la última noticia que os contara más… y aunque esta escena no es realmente de la novela Anochecer en la red, sí implica a dos de sus personajes auxiliares.

Es una escena que los define, en parte, y que lleva mucho tiempo rondando por mi cabeza… a la que viene perfecto el título de hoy.

Año 2058. Un bar cualquiera de Valencia.

– Sinceramente – protestó David -, Jorge, no entiendo tu manía de celebrar este centenario.

– Fue un hecho importante: la llegada al poder del único hombre que resistió la caída de nuestros ideales, en la cuna soviética.

– Hubo otros: Corea, Vietnam, China…

– No exactamente. Mantuvieron sus formas en la política… ¡Pero se vendieron en lo económico! ¡Solo Cuba resistió! ¡Y sólo ellos vencieron en una invasión del gran Saithan… del fascismo judío capitalista de América!

– Te olvidas de nuevo de Vietnam.

– Pero que pesadito estas con los asiáticos, David… ¡Ni que te gustará un vietnamita!

– No… ¡Por Lenin! La mayoría son manipuladores, mandones y homófobos… Las mujeres asiáticas son otra cosa, si fuera un hombre hetero entiendo que…

– ¡Pero si tú eres de lo más sumiso! ¿O no te gusta que te dé caña?

– Una cosa es que lleves la voz cantante, como se dice vulgarmente… que tú hagas y yo me deje hacer ¡Y otra la humillación y violencia asiática!

– Sinceramente… a veces pareces tan xenófobo y racista como los fascista judeo capitalistas.

– Y tú me pareces incoherente, con tus simpatías por los moros y queriendo celebrar dentro de quince días el acceso al poder de semejante bestia homófobo.

– Fidel no es ninguna bestia. Y lo que celebramos al inicio del nuevo año no es el centenario de un ascenso al poder… sino de la proclamación… del triunfo de unos ideales, que llevaron a impulsar la extensión de la revolución por toda Sudamérica, de la mano del Che.

– Di más bien a expulsar al Che para que extendiera la revolución fuera y no molestará dentro… pero no por ello Cuba dejó de estar dirigida por un homófobo.

– Él no era…

– Él, su gobierno, me da lo mismo. Perseguían a los homosexuales…

– En realidad perseguían a los ambiguos… – le interrumpió Jorge, aunque no llegó a terminar su frase, pues David le cortó a su vez.

– ¡Como yo! quieres decir… Ya sé que tu eres todo un machote… ¡Me lo demuestras cada noche en la cama! – le gritó finalmente David levantándose y alejándose del bar.

– ¡Ahora vuelvo! – le avisó Jorge al camarero, al que por suerte conocía, mientras salía del local.

Recorrió la calle hacia la zona antigua. Cruzó una avenida. Un par de cruces después se iniciaba un pasaje… en el que había varios locales, negocios fracasados, ocupados por jóvenes sin hogar… o sin familia. En uno de esos bajos vivían y compartían lecho Jorge y David. Allí lo encontró llorando. Jorge se quedó mirándolo desde la puerta. Allí estaba, tumbado sobre la cama, con sus faldas revueltas y medio levantadas. Jorge iba a entrar, cuando oyó otra voz.

– Es lo que te digo chiquilla… que con ese bruto vas a sufrir.

Jorge reconoció la voz. Se trataba de Fredo, el calvo y barbudo peluquero gay, amigo de José Sanz, el niño rico geek; si no fuera por sus contactos y por lo importante que era, para la causa, su hermano Andrés…

– Déjale y vente conmigo – oyó Jorge como Fredo subía el tono de voz – que serás más feliz.

– Pero… sniff… sniff… es que… sniff… ¡Le quiero!

– Pues hija… ya sabes: “sarna con gusto no pica”, si sigues con él te hará sufrir…

– Lo sé… y ahora déjame sola.

Jorge se apartó de la puerta y se escondió.

– Adiós David… cariño… – se despidió Fredo – Si te cansas de ese bruto ya sabes dónde me tienes. Y ahora voy a buscar a José que quiero proponerle un negocio.

Esperó que se calmara un poco antes de entrar en la habitación y hablar.

– Me cuesta… me cuesta mucho, pensar en ti como hombre… sé… debo saber que eres un hombre, pero tus gestos, tus movimientos, tu dulce cara… sabes que cuando nos conocimos y me pasé hora hablado contigo… ¡pensaba que eras una chica!

– Me siento como tal… ¡pero no lo soy! – protestó David – y no tengo dinero, ni el permiso de mis padres para cambiarlo.

– Lo de tus padres…

– Sí. Lo sé. Eso pasará pronto – le interrumpió desde la cama, incorporándose – dentro de cinco meses, cuando cumpla los dieciocho… ¡Pero seguiré sin tener dinero!

– Siempre es ese el problema…

– No. No siempre. Si fuera chica… me sentiría a gusto conmigo misma… ¡Y tú también te sentirías más a gusto conmigo! ¡Seguro!

– Bueno… no negare que yo… no me considero gay… me gustas, sí… estoy, realmente, enamorado de ti… pero en el fondo no pienso en ti como en un chico… sino como en una chica.

– Lo sé.

– Por eso, perdóname si… en ocasiones, no doy importancia a esos temas… porque en el fondo Yo no me considero homosexual.

– Lo sé… sé lo que no te consideras… y sé que eres un gallito… y que te consideras un machote, pese a lo mucho que murmuran a tus espaldas, todos esos amigos tuyos… sólo alguno mío, que se llaman progresistas, pero que son tan reaccionarios y “carcas” como muchas de sus actitudes del siglo pasado.

Fredo no encontró a José, sólo a su hermano Andrés. Ya salía cuando pasó por delante de la habitación y oyó a Jorge y David, que estaban haciendo las paces. Pensó para sí: “…y si te pica te rascas.”

Próximo turno para : K – Alejandro Marticorena – Activo

4 comentarios

Archivado bajo Lustorgan_