Archivo del Autor: molinos

Si fuera…

Si fuera una talentosa escritora, tendría un post preparado con un texto maravilloso lleno de significado para el tema tan guay de esta semana.

Como no lo soy, no se me ocurre nada.

Si fuera ¿qué? Obviamente algo que no soy.

¿Si fuera rubia?…mmmm..¿Sería tonta? No me gusta.

¿Si fuera buena?…mmm..¿Tendría mejillas sonrosadas y me llevaría a Ashley? Tampoco, me gusta más Red Butler.

 ¿Si fuera alta? …mmmm… ¿para qué? Tendría los pies grandes y no me gustan. Me gustan mis pequeños pies de princesita.

¿Si fuera soltera?…mmm..Mejor no pensarlo.

 ¿Si fuera jefa?…mmm..Eso estaría bien, más pasta. Pero entonces tendría aguantar a más memos. Mejor tampoco.

¿Si fuera…HOMBRE? Sí, eso sí. Todo son ventajas: podría hacer pis en la calle, decir “¿no estarás con la regla?, ir a una fiesta de smoking sabiendo que efectivamente estoy guapo, hacerme el tonto “a mí eso no me lo has dicho”, poder decir cuando el niño llora “ yo creo que lo que le pasa es que tiene hambre..Dale el pecho”, dejarme las canas al aire, no depilarme, tener la misma ropa en el armario en invierno y en verano, no necesitar complementos….Dios mío…

¡¡¡Quiero ser tío!!!

7 comentarios

Archivado bajo molinos

Una rubia

Yo no tengo esperanzas de que Aspective vuelva.  Esas despedidas grandilocuentes, es lo que tienen, que luego a ver quién es el guapo que da marcha atrás. La verdad es que tampoco tengo muchas esperanzas de que haya visto todos los mensajes de despedida, de “por favor no te vayas” o de “por favor vuelve”. Tonto no es, así que supongo que lo mismo ha cerrado etapa del todo y no quiere ni verlo. Y desde luego si lo ve, seguro que no dice nada. Tiene pinta de ser un tío con principios.

Aprovecho para decir que yo no lo soy. Si alguna vez me monto un numerito de despedida así, seguro que entraría a cada rato a ver que me decíais..Aunque sé que no sería ni la mitad de lo que le hemos dicho a él, pero en fin, mi ego se conformaría con cualquier cosita.

Mis esperanzas sobre el tema van más en otra dirección. Espero que Asp haya dejado esto porque finalmente ha conseguido ligarse a una de esas tías que ve por la calle, una de esas a las que sigue con la mirada. Que por fin, un día, una rubia espectacular se haya girado y le haya dicho: vente conmigo.

No es por desmerecernos, pero entre una rubia y el blogcd, está claro que tenemos todas las de perder.

3 comentarios

Archivado bajo molinos

O algo así.

¿Y qué tal?

Pues bien,  majete.

¿Majete? Eso no suena muy prometedor. Suena como cuando mis hermanos me dicen, de las chicas que han conocido, que son muy simpáticas. Eso quiere decir que son un horror de feas, y si ya me dicen que simpáticas y muy cultas, es que son las hermanastras de Cenicienta.

Por curiosidad, ¿qué dicen tus hermanos cuando son guapas?

Que están fresquísimas.

Jajajaja..Buenísimo, pero no me los presentes, me temo que estaría entre las muy simpáticas.

Bueno, a lo que íbamos. ¿Qué tal?

Pues eso,  majete, bien, ya sabes.

No, no sé. Por eso hemos quedado, para qué me lo cuentes.

Pues nada bien. Me llamó, quedamos y fuimos a cenar.

No me lo estás contando bien. ¿Te llamó él, porque tú le habías llamado antes, o porque sí?

A ver, nos conocimos en una fiesta, ya sabes, jijiji, jajaja, en fin, ya conoces como me pongo yo de dicharachera.

Si, te pones insoportable.

Bueno tía, a él le gustó. Me pidió el número y se lo di.

¿El de verdad o el falso que das siempre?

El de verdad, era mono.

Uy..Mono y majete. Este tío no tiene futuro.

No seas así.

Bueno y ¿qué?

Pues nada, me llamó, me dijo que me recogía y fuimos a cenar.

Y ¿tú que le dijiste?

Que mejor quedábamos allí en el sitio.

Chica lista, por si hay que salir huyendo, mejor ir por tus medios.

Exacto.

Cenamos y bien. Un poco de charla, me contó su vida, su curro.

¿Arrastra traumas?

¿De esos de exnovias y tal? Bueno, tuvo una, que por lo que me contó le debió poner unos cuernos de aquí a Sebastopol, pero no se puso lloroso, ni misterioso ni nada.

¿Y después de cenar?

Pues fuimos a tomar una copa a un garito cercano. Más charla, un poco de rollo y para casa.

Define un poco de rollo.

Ya sabes, unos lengüetazos, un par de abrazos y salir de la mano del garito. Me llevó a casa, pero le dije que estaba cansada y que ya quedábamos otro día.

O sea, que nada, que éste queda para un “por si acaso”, ¿no?

Si..o algo así.

2 comentarios

Archivado bajo molinos

Mi vicio

Yo no tengo vicios.

Solo tengo uno.

Uno que no podría dejar aunque quisiera. Y no quiero.

Uno al que podría dedicar el día entero sin ningún problema.

Uno que puedo practicar en cualquier sitio, a cualquier hora y de cualquier manera.

Uno que puedo practicar estando a solas o en compañía.

Uno que me hace ver el mundo mejor, me libra de mis paranoias, de mis preocupaciones pero por supuesto no me hace mejor persona.

Uno que me hace robar tiempo a mis obligaciones para practicarlo. Todo puede esperar.

Uno que desde que empecé no he dejado nunca. NI por mi familia, ni por mi pareja, ni por mis hijas.

Uno que siempre me acompaña.

No puedo vivir sin leer.

13 comentarios

Archivado bajo molinos

La caja tonta. Ensayo sesudo

La televisión no es una caja tonta. La televisión es un gran invento. Se hacen grandes cosas para la televisión y bien usado permite acceder al conocimiento de otros lugares, personas, paisajes, historias que de otra manera nos sería imposible conocer.

La televisión tiene dos problemas que combinados han provocado que ahora sea demonizado como un invento diabólico y que sea despreciado por los gafapasta culturetas del planeta: “yo es que no veo la tele”. Tú eres tonto.

El primero de los problemas es la progresiva infantilización de la gente, sumado a la cultura del mínimo esfuerzo. “Yo es que cuando llego a casa quiero ver algo de no pensar”.- te dicen. Fabuloso, o sea que has estado todo el día haciendo un trabajo mecánico, el que sea, porque al final todos se convierten más o menos en eso, y además quieres llegar a casa y dejar que tus conexiones neuronales se marchiten. Entiendo que no apetece ver “Redes” a todas horas, o tragarse un documental sobre los problemas demográficos de la India, me parece bien, cada cosa tiene su momento. El problema es que esa infantilización y esa falta de interés por comprender cualquier cosa que vaya más allá de: pepe besa a maria, se casan y son felices o pepe es un asesino en serie y Pedro le persigue, lleva a argumentos pueriles, historias idiotas y producciones tontas y absolutamente absurdas.

¿Son todas las series así? No. Claro que no. Hay producciones buenas, con tramas interesantes y que introducen al espectador en problemas que no ha visto y que pueden interesarle. ¿Dónde programan esas cosas?

Ahí entra en escena el segundo problema. La televisión es un negocio,  y como tal busca conseguir el mayor beneficio posible: con la mínima inversión el mayor rendimiento. Esto se traduce en una búsqueda de audiencia a cualquier precio. Los gurús de la televisión generalista hacen estudios y dicen: ¿qué quiere ver la gente? Algo de no pensar. Pues desterremos las buenas producciones a horarios infames, canales temáticos o directamente dejemos de comprarlas para programar productos fáciles y baratos que atraigan a la audiencia. Algo así como si quisieras muchas moscas…¿ para qué les vas a dar solomillo si dándoles mierda de vaca atraes a más?

La televisión está ahora mismo en un círculo vicioso que terminará con una programación generalista y de acceso a todo el mundo cada vez más pobre y cada vez peor. Los buenos productos, extranjeros en su gran mayoría, dejarán de comprarse porque “la gente no los entiende” y quedarán limitados a canales de pago o a internet. Esta tendencia ya ha empezado ahora, mucha gente ve productos “de televisión” pero en el ordenador.

Más grave es la misma tendencia en los informativos. Si quieres conocer una noticia a fondo,  tienes que acudir a cualquier otro medio: prensa, internet o radio. La televisión ha dejado de hacer informativos para informar  y contar una noticia y ha pasado a ser una mera sucesión de imágenes impactantes con el mínimo contenido posible. Si se desborda un rio en Cuenca es noticia si hay una imagen impactante…pero si mueren 2 millones en África no es noticia. Nadie quiere que le expliquen lo que pasa, el origen del problema, la crisis o lo que sea..Solo son titulares e imágenes.

Todo fácil y que impacte, que no de tiempo a aburrirse, a pensar en qué hay más allá. Y por supuesto, nada importa más allá de lo que a mí me afecte, mi casa, mi ciudad mi país.

El que no use bien la tele, se crea todo lo que dicen y no se pregunte si hay algo más allá de lo que le vomita la pantalla, se le pudrirá el cerebro.

Y hasta aquí, mi ladrillo sesudo sobre la caja tonta.

12 comentarios

Archivado bajo molinos

Mi Efecto Placebo

Saboreo cada minuto desde que sé que va a ocurrir.

Rezo para que nada estropee ese momento.

Intento no pensarlo para no emocionarme demasiado y llevarme un chasco enorme si se jode el plan.

Cuando por fin llega el día, no me importa ir a trabajar, voy con otro talante. Curro y vuelvo a casa como si me fuera la vida en ello.

Llego a casa. Abro la puerta. Silencio.

Voy a cambiarme de ropa. Silencio. Decido qué para qué. Estoy sola en casa, puedo pasearme desnuda.

Enciendo una luz, sólo una que me alumbre lo justo. Silencio.

Voy a la cocina y me preparo una bandeja con todo lo que he comprado en la gasolinera: derivados del petróleo debidamente saborizados, un sándwich, una copita de vino y de postre lo mejor de la noche: una tarrina entera de Strawberry Cheese Cake.

Me arrellano en el sofá y le doy al play.

Sé que solo será una noche. Los 3 se han ido y yo estoy sola. Puedo imaginar que soy soltera, independiente y tengo toda la casa para mi.

Mi tiempo es mío.

Comienzo a comer el helado despacito..para que me dure toda la película.

¿Qué peli veo?

Siempre la misma. Amo a Woody Allen y amo más Nueva York.

6 comentarios

Archivado bajo molinos

Terremoto casero

Nivel 4 escala Moli.

Me voy a la cama y dejo al ingeniero durmiendo en el sofá. A las 2 de la mañana, oigo puertas que se abren y cierran. Entra en el cuarto, enciende la luz, la apaga rápidamente, entra en el baño, utiliza el cepillo de dientes eléctrico, tira de la cadena. Entra en el cuarto, se choca con la cama, juramento, pone la radio con el volumen muy alto, lo apaga. Se mete en la cama, tira del edredón. “¿ Estás despierta?”.  “Pues claro, o me he despertado o estoy muerta”.

Nivel 8 escala Moli.

6:30 de la mañana. Suena el móvil del ingeniero. Suena más alto. Suena más alto. Salto por encima de él, lo cojo y lo apago. Me desplomo a seguir durmiendo. Suena la radio. Suena más alto. Sacudo al ingeniero. Se levanta. Va al baño. Abre la puerta. Cierra la puerta. Enciende la radio. Tira de la cadena. Sale del baño. Abre el vestidor. Abre un cajón. Cierra el cajón. Cierra el vestidor. Abre puerta del dormitorio. Cierra. Llega a la cocina. Enciende radio de la cocina. Vuelve por el pasillo. Algo ha olvidado. Vuelve a la cocina. Vuelve al cuarto. Al baño. La radio. La ducha. Sale del baño. Al vestidor. Se sienta en la cama: ¿ cariño que hay de comer? Se viste. Sale del cuarto. Vuelve. Me da un beso. Sale. Va por el pasillo. Vuelve. Se le ha olvidado el móvil. Sale por el pasillo. Abre la puerta de casa. Cierra. Oigo las llaves que cierran por fuera. Todo vuelve a su sitio. Paz.

Nivel 8 escala Moli.

Se produce cuando terminado el nivel 8 y tras el consiguiente momento de calma. las ondas expansivas provocadas por el ingeniero provocan daños colaterales. Esto es,  a las 7 de la mañana oigo abrirse la puerta del cuarto de las princesas, unos pasos que corren y dos fieras comienzan a saltar en mi cama:

–          ¿ Donde eztá papi?

–          ¿ Es de día? ¿ es de día? ¿es de día?

–          ¡Queremos desayunar!!! ¡Tengo hambre!!

Fin de la paz.

8 comentarios

Archivado bajo molinos

En persona

Vayamos a la segunda parte, cuando quedas con ese alguien que parece especial por internet y te ves en directo para confirmar la atracción virtual. 

Primer pensamiento : es la última vez, la última vez que hago esto. Nunca más vuelvo a quedar con nadie, si es que para qué me meto en estos líos.

Segundo pensamiento: mierda, he llegado demasiado pronto. Siempre hay que llegar tarde, para que el otro sea el que espere y así, si le ves a tiempo y decides huir, te dé tiempo. Haré tiempo dentro del coche.

Tercer pensamiento:  ¿ Y si me voy y luego le mando un mail con una excusa absurda? No se lo va a creer pero total, ¿ qué más da?

Cuarto pensamiento: que no sea ese, que no sea ese, que no sea ese…pufff..no es..que alivio.

Quinto pensamiento: vale, no está mal. Me tomo una cocacola y le digo que me tengo que ir.

Sexto pensamiento: ¡Ja!, él está mucho más nervioso que yo. Soy la reina del mambo.

Séptimo pensamiento: será memo…no dice que pensaba que era fea. Hay que joderse…que pensaba que era fea y resulta que no, que soy guapa. Y además flaca. Estupendo, me ha llamado fea y gorda en medio minuto y ni siquiera se ha dado cuenta. Pensará que ha quedado como un rey diciéndome esos piropos.

Óctavo pensamiento: bueno, no está yendo tan mal. No tiene defectos físicos irreconciliables con mi gusto, no dice tonterías y sus chistes son malos pero soportables.

Noveno pensamiento: ¿ Han pasado 4 horas?

Décimo  pensamiento: Vaya, pues no besa mal….a ver si es para todo tan bueno.

Úndecimo  pensamiento: ¡¡ MIERDA, QUÉ POCILGA DE CASA!!…No ha limpiado, así que o es un cerdo profesional o confiaba poco en ligar conmigo…Dios mío..¿ soy una chica fácil?

Vuelta al principio : es la última vez que hago esto….no vuelvo a quedar así con nadie..para qué me meto en estos líos.

8 comentarios

Archivado bajo molinos

I me mine

Soy genial.

Tengo días de no soportarme y otros de encantarme. No me parezco perfecta pero digamos que el conjunto me satisface, dejando de lado que me gustaría ser tío, no estoy descontenta con la mujer que he llegado a ser.

La mayor parte del tiempo lo paso pensando que soy un fraude y que alguien se dará cuenta. En el colegio y la universidad pensaba que alguien en algún momento se daría cuenta de que estudiar no estudiaba nada y aprendía más bien poco. Ahora mismo siempre creo que me va a aparecer alguien que me diga..¿ a qué estas jugando?? ¿ a las mamás?? ¿a la profesional responsable?. Eres un fraude y así me siento..en plan…aquí estoy haciendo de madre..pero en algún momento alguien se dará cuenta de que no tengo la menor idea de lo que estoy haciendo. Y en el trabajo lo mismo…pero por ahora doy el pego.

Para mis hermanos soy una especie de versión pirata de mi madre, es como cuando te descargas un programa…tiene las mismas funcionalidades que el original..pero da mogollón de errores..pues eso soy para mis hermanos: hago lo mismo que mi madre pero les doy la barrila mogollón y les meto mucha caña.

La mayor parte del tiempo soy una tia que pasa desapercibida. Hasta que abro la boca. Sé de sobra que mi mayor atractivo es lo que pienso, lo que digo y como lo digo. Si entro en una fiesta nadie se da cuenta de que he entrado hasta que hablo, no soy alta, ni baja, ni gorda, ni flaca, ni estilosa, ni hortera…soy normal. Pero cuando hablo sé que no lo soy. Por este motivo nunca ligué mucho de joven…digamos que la brillantez dialéctica no estaba muy valorada entre los jóvenes de los 90..y supongo que ahora tampoco. Es una cualidad que se aprecia pasados los 30.

Soy chapuzas y poco detallista, pero me acuerdo de los cumpleaños de mis amigos. No me olvido jamás de una cara y tengo una memoria alucinante..todavía me acuerdo de cómo iba vestida al primer concierto que fui en mi vida : Bruce Springsteen, Tunnel of Love 1988…hace 20 años.

Soy poco comprensiva hacia los problemas de los demás. Entiendo sus problemas y me compadezco pero no soy capaz de hacer terapia de la pena..soy más de “ espabila coño y sigue adelante”. A veces soy un poco bruta para eso. No sirvo para alimentar la autocompasión de los demás.

Soy organizadora y planificadora. Antes planificaba cosas…y no salían y me frustraba mucho. Luego me di cuenta de que no salían porque hacia planes y esperaba que los demás los cumplieran…ahora paso..planifico y pongo todo mi empeño en que salgan adelante.

Lectora compulsiva. Leo críticas, las recorto y las guardo en un cuaderno. Apunto los libros que leo. No me gusta releer.

Soy susceptible.

Soy impulsiva. Para todo. Para lo que digo y para lo que hago. Intento corregirme y obviamente no lo consigo.

Soy desconfiada, muy desconfiada. Yo soy mala y lo reconozco, los demás no lo reconocen pero tampoco son los santos que fingen ser, así que mejor estar atenta.

Soy intuitiva. A veces me digo, déjate de chorradas con el instinto que te lo estás imaginando, pero no..casi nunca fallo. Si creo que me la estás pegando, al final siempre resulta que tenía razón. Este momento creencia en el instinto femenino me lleva a unas comeduras de tarro que gracias a Dios nadie ve porque serían para internarme con camisa de fuerza en una celda acolchada y tirar la llave.

Siempre creo que todo va a ir mal. Me pongo en lo peor. Sin embargo esto lo disimulo bastante bien porque la mayoría de la gente opina que soy una tía optimista y que transmito buen rollo. Asi que deduzco que me como yo todo mi pesimismo y luego lo destilo en mala leche e ironía…ole, la teoría que me he sacado de la manga. También puede ser que soy una falsa..
Soy una contradicción andante. Quiero hacer planes pero al mismo tiempo no quiero hacerlos, quiero saber que puedo hacer lo que quiera..o por lo menos tener la sensación de que eso es posible.

Dentro de 10 años quiero que todo siga igual pero también quiero que mañana me pase algo que cambie toda mi vida.

Soy obsesiva compulsiva, muchísimo. Lo único que me libra de lo que me obsesiona es ponerme a leer, asi que llevo el remedio siempre encima, un libro, para leer donde sea, en el atasco, en el curro, esperando a quien sea y donde sea, cocinando, en el sofá, en la cama, en el parque..donde sea. Me pongo a leer y lo que sea que me obsesione desaparece.

Soy divertida aunque a lo mejor a alguien no le hago maldita la gracia..pero para gustos los colores.

Digo tacos, luego me arrepiento, sobre todo ahora que mis hijas me miran con ojos desorbitados cuando voy en el coche y parezco un camionero. Intento corregirme.

Tengo las orejas y los pies pequeños.. Llevo gafas de directora de cine lesbiana catalana. No tengo culo. No me peino. Llevo las uñas cortas.

Acuario. 36. Morena. Con carnet de conducir. Disponibilidad para viajar.

 Estoy de vacaciones, asi que este post no es original para el bloggercedario pero se ajustaba al tema completamente.

10 comentarios

Archivado bajo molinos, Uncategorized

Bromitas

Cuando era joven, más joven que ahora quiero decir, a la tierna edad de 22 años mis amigos  y yo descubrimos  un entretenimiento para las noches de farra.

La nueva gracia consistía en que al primero que abandonara la barra del bar donde estábamos matándonos a copas, sufriría lo que por aquel entonces llamamos “barricadas”. Consistia en hacerse putadas de todo tipo.

Las había inmovilizantes. Alguien se iba a casa, se dormía y durante su pesado sueño alcohólico 2 ó 3 de nosotros entrábamos en su habitación y le poníamos todo tipo de cosas encima de la cama en un equilibrio inestable: sillas, cojines, libros, cintas de música, por supuesto toda la ropa del armario, zapatillas y algún plato con comida. Cualquier movimiento desmoronaría todo sobre el durmiente.

Las había acuáticas. Si era verano, te levantabas por la mañana, salías al jardín con tu taza de café, tu periódico y tu resaca y : ¿ dónde están la mesa y las sillas que había aquí ayer?  En el fondo del mar..matarile, rile, rile. Todo el mobiliario de jardín de tu casa estaba  en el fondo de la piscina perfectamente colocado para una merienda de sirenas. Era horrible meterse a sacarlo todo antes de que tus padres se dieran cuenta.

Las había que incluían algún tipo de acto un poquito vandálico. Despertabas por la mañana y en la puerta de tu casa había un cocinero de esos de cartón de los restaurantes con un perfecto menú escrito en tiza: gamusinos al hinojo y patas de peces salteadas con whisky. Lo más importante en estos casos era deshacerse del cocinero antes de que levantara sospechas en tus padres y en el dueño del restaurante que lo buscaba frenéticamente por todo el pueblo.

Las mejores sin embargo eran las desconcertantes. Barricadas que te dejaban descolocado y sin saber muy bien qué hacer.

Alguien se iba a dormir con toda la borrachera, se hundía en un sueño profundo y cuando se despertaba le habíamos cambiado todos los muebles de sitio en la habitación. Todo estaba colocado en el mismo sitio pero al revés..como si le hubieran dado la vuelta a la habitación. Despertabas y sí, reconocías el sitio pero algo raro había y no sabías muy bien qué era. Por supuesto siempre entraba tu madre y te decía:¿ SE PUEDE SABER A QUÉ TE DEDICAS CON LOS MUEBLES?..y pensabas..madre mía…es eso..estos cabrones me han dado la vuelta a la habitación.

Otra muy buena y qué sufrí en mis propias carnes, fue un día que salía a las 6 de la mañana de casa de un noviete que tenía por entonces, dispuesta a pirarme a mi casa y cuando abrí la puerta me encontré con mi coche perfectamente envuelto con un gran lazo rojo. Un paquete enorme de papel de periódico, las ruedas y todo completamente forrado. Me pasé 2 horas quitando papeles.

Éramos unos vándalos. Espero que mis hijas no lean esto.

9 comentarios

Archivado bajo molinos