Archivo de la etiqueta: diario

El regreso de Paco Jonado

Día 4oo2 – Fumo mucho y me da tos

Te tengo que hacer una confesión querido diario, aunque claro, ya lo sabrás, pero llevo más de 1 año sin escribirte. Desde que abandoné en el altar a la que iba a ser mi esposa no he vuelto a grabar ni una sola de tus páginas. Pero la buena noticia es que estoy de vuelta, y además, estoy de vuelta por una sencilla razón, necesito cambios, y para pensar en como hacerlos necesito pensar, y para pensar nada mejor que escribir mis reflexiones en un sitio de máxima confianza como lo eres tú.

Así que ya lo has oído, Paco Jonado está de vuelta, y esta vez es para quedarse.

Día 4009 – Me tiro a todo lo que se mueve

Muchas intenciones pero ya ha pasado una semana y todavía no te he contado nada, así que vamos allá. Soy lo que se llama un picaflor,  cada semana me lío con una chica distinta, bueno, no siempre, pero últimamente no paro, el viernes me voy con una y el sábado con otra distinta. Y últimamente hasta los Domingos tengo suerte. Soy un cabrón, en toda la extensión de la palabra, les prometo de todo y en cuanto me levanto de la cama no me vuelven a ver el pelo, y si me ven, me hago el loco y evito las escenitas que algunas pretenden montarme. Sin embargo, un fin de semana he repetido dos días seguidos con una chica. Primero pensé si significaría que había encontrado algo más, luego me di cuenta que fue simplemente el calentón que nos entró cuando volví el sábado a recuperar mi cartera que me había olvidado, cosas que pasan.

Día 4010 – El mundo al revés

Estoy emocionado, ilusionado o incluso enamorado. No me lo puedo creer, me están sirviendo mi misma medicina. Ella es de pelo castaño, estatura media, y complexión delgada. Ojos verdes angelicales y piel morena. Apenas usa maquillaje, algo que me gusta mucho, y tiene una voz que parece el susurro de un ángel. Nunca creí que estuviese a mi alcance, me infravaloro, porque de hecho fue ella la que se acercó y la que me sedujo. Primero quedamos para cenar, muy agradable, aunque mezcla de nervios y felicidad, ya que notaba la responsabilidad de esa primera cita, de esa primera impresión. Esa misma noche, me daba cuenta que ella era especial, que ella me gustaba de verdad, así que no era cuestión de presionar e intentar triunfar en la primera noche. Sin embargo cuando la acompañé a su casa me invitó a subir, y sin mediar palabra y en cero coma ya estábamos medio desnudos y no habíamos salido todavía del ascensor. Brutal, inolvidable, bestial, maravilloso, busco y no encuentro una palabra que defina semejante coordinación sexual. No puedo seguir escribiendo, se me saltan las lágrimas.

Día 4010 – El mundo al revés – 50 minutos más tarde

Te sigo contando. Cuando salí de su casa, eran las 5 de la mañana, habían sido 4 horas de sexo increíble, estaba realmente cansado, me dolía todo, pero iba con una sonrisa de oreja a oreja y con esa sensación de acojone que mi miedo al compromiso siempre saca en estas ocasiones. Y es que notaba que me había enganchado de forma incondicional, y ahora tocaba establecer las pautas y el camino para comenzar otro tipo de vida y una relación seria. Al día siguente me puse manos a la obra. La llamé después de comer, no hubo respuesta. Le dejé un sms y no insistí más para no parecer pesado. Nada de nada. Lo volví a intentar el día siguiente, con el derecho que sientes que al ser otro día ya puedes llamar de nuevo. Esta vez fueron tres llamadas repartidas en las distintas etapas del día y 4 sms. El móvil esta vez daba señal pero nadie descolgaba. Así llevo una semana sin saber nada de ella, así que después de unas 40 llamadas en total y como ya parecía del todo desesperado hice dos intentos alternativos. Acudí al local donde la conocí todos los días de la semana y como tampoco hubo suerte acabé yendo a su casa. Increíble, en realidad no era su casa. En realidad la casa era de otra chica, amiga de ella que me informó que en muchas ocasiones hacían ese intercambio de casas para no dejar pistas a sus ligues de una noche. Hacían lo mismo que yo, no dejar pistas, pues yo siempre me negaba a ir a mi casa y la condición era ir a la suya u hotel. Precisamente para eso, para que después no me pudiesen localizar. Ahora estoy hundido, me han pagado con la misma moneda, y siento lo que pueden sentir muchas de esas chicas a las que he tratado así alguna vez. En fin, el tiempo lo cura todo, y el que es cabrón lo será siempre así que…   a seguir!!!

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Codeblue_

Un día del diario

Me pongo en marcha muy temprano, tan temprano que se confunde con el final del día anterior. A la 1 de la madrugada ya estoy camino de mi transporte y viajo toda la noche hasta mi destino. Viajamos apilados, unos contra otros, pero en un orden perfecto.  Cuando llegamos a nuestro objetivo nos colocamos en el mismo sitio de siempre, bien visibles, con los titulares haciendo eco hacia el techo. Hoy estoy más o menos el 56 empezando por arriba, y desde las 8 de la mañana comienza a disminuir a un ritmo vertiginoso la pila de periódicos.

Estoy nervioso, no se quien me comprará hoy. Será el típico pesimista que me lee con tan mala leche que incluso me maltrata y me da golpes o por el contrario me tocará por fin alguien cultivado, que lee mis noticias con objetividad, que las toma más como información y saca sus propias conclusiones, aplicando siempre coherencia y dejando espacio para la duda, muy útil en todo lo que hacemos.

Ya llega mi hora, las monedas ya descansan sobre mi esperando ser recogidas por el kiosquero, ya siento su tacto, es una mujer. Lleva traje-chaqueta, pelo castaño y bastante bajita aunque lo disimula con unos generosos tacones. Es muy graciosa al andar. Le caracteriza un movimiento sexy y vital, y lleva el brazo derecho todo el rato extendido desde el codo de donde cuelga un elegante bolso de marca. Ya estamos camino de su oficina, voy de la mano con una revista del corazón, glups, no las soporto, pero en fin habrá que disimular. Qué incómoda es esta guantera por Dios, a ver si llegamos pronto!!!

Llegó la hora de ser protagonista. Estoy en la oficina, posado sobre la mesa, despejada para la ocasión. Sus manos comienzan a pasar mis páginas, lo hace empezando por la contraportada, de atrás hacia delante. Sus gestos denotan inteligencia, y asombro ante muchas de las noticias que poseo. No comenta en alto, prefiere la reflexión interna, pero se nota que tiene criterio propio.

Vaya!!!! a pesar de ser una mujer estupenda y de que me tiene conquistado tiene la misma manía que el resto, y varias gotas de café ardiendo ya transparentan varias de mis páginas.

Se acerca el final de mi trabajo, ya está llegando a la portada, y comienzo a ponerme nervioso por mi destino. Seré arrojado vilmente a una papelera del despacho? tendré la suerte de conquistar a otra persona antes de que me inutilicen? seré reciclado para poder tener otra vida?

12 comentarios

Archivado bajo Codeblue_

Un auténtico guión de Almodovar.

Autor:   R – Gorio

gorioPERIÓDICOx

Después de semanas esperando a que se produjera el tan esperado encuentro entre Sonvak y Gorio, dos de los más polémicos miembros de la oficina del blogguercedario, por fin podemos informar del evento.

sonia y gorio

En la foto se ve a los dos.

No nos fue posible captar sus rostros ya que no optuvimos su permiso explícito por tener derechos de imagen.

La reunión se desarrolló en una cafetería de la ciudad olívica convenida previamente.

Según se desprende de esta entrevista, Sonvak se desplazó a la cárcel municipal donde Gorio estaba recluido por una denuncia, al parecer falsa, de uno de los bloggueros de la oficina, probablemente por envidia, porque quería escuchar su versión de los hechos, para comprobar si era verdad o un bulo, ya que no se fía de nadie.

Después de comprobar que era cierto que Gorio había sido víctima de una burda difamación, accedió a pagar la fianza impuesta por el juez para que saliera en libertad vigilada mientras no se celebre la vista oral.

gorio y sonia

Una patrulla acompañó a Gorio en todo momento del encuentro.

Su abogado nos comentó que lo más probable es que el juicio saliera a su favor, dado que contaban con pruebas más que fiables y contundentes, que demostrarían su inocencia.

En cuanto al difamador, un tal Aspective, siempre según palabras de Gorio:

_Ese elemento que se vaya preparando por que le voy a meter un pleito que se va a cagar por él.

Del encuentro se desprende que este ha sido en total cordialidad, y nos han asegurado que habrá otros en los próximos días.

Averiguamos  por nuestra cuenta que Montse, otra integrante de la oficina, ya había visitado a Gorio con anterioridad en la cárcel.

Uno de los funcionarios nos confesó que los escuchó por casualidad cuando comprobó que el circuito de sonido de los presos aún seguía encendido, y no pudo resistir la tentación de oir lo que decían. Nos pasó la transcripción.

_Hola Gorio.

_Hola Montse, ¿Qué haces tú aquí?.

_Vengo a hacerte una proposición.

_¿Qué tipo de proposición?.

_Escúchame bien, te lo ruego, y después decides, ¿Vale?.

_Lo que tengas que decirme, dilo rápido.

_Bien…He descubierto todas las artimañas de Aspective y quiero darle una lección, para eso necesito que tú te hagas pasar por su amante, todos tienen que pensar que te acuestas con él.

_¡¡ Tú estás loca de atar !!, pero sabes lo que me estás pidiendo, toda mi carrera se puede ir al garete, ni de coña.

_Confía en mi, después de todo este embrollo, serás tú el que salga airoso. Primero publicaré vuestra aventura, y esperaré a su siguiente paso, que es predecible, ese tipo de personas siempre lo son, y después le daré la estocada final para hundirlo en la miseria. Una vez me engañó engatusándome y llevándome al huerto, y yo por ahí no paso, le tengo tantas ganas o más que tú. Quiero venganza, y si tú me ayudas será demoledora. Además, tengo que confesarte que estoy enamorada de Sonvak y no me gusta nada que ese capullo de Asp, la ande rondando con sus comentarios de poeta afeminado.

_Me has convencido. Está bien, te doy permiso para que publiques eso, pero como todo sea una trampa y seas tú la que estás compinchada con él, se lo contaré todo a tu marido, y a Sonvak para que tome medidas.

_No te preocupes, te prometo que no te voy a engañar, le tengo muchas ganas a ese desgraciado de Aspective. Bueno, ahora me tengo que ir, ya tendrás noticias…Espero que salgas pronto de aquí. ¡¡ Cuídate !!. Adiós Gorio.

_ Adiós Montse.

carceles

El culebrón de la oficina sigue su camino implacable hacia algún lugar impredecible. Aunque lo parezca, esto no es un auténtico guión de Almodóvar. ¿Cómo acabará?, ¿Habrá sangre?.

Lo cierto es que este periódico no dejará escapar la oportunidad de seguir informando a sus fieles lectores, a los que  no queremos dejar ni un solo segundo, sin la noticia fresca sobre todo este asunto.

Y de seguro que la oficina al completo estará esperando nuevos acontecimientos.

En ese lugar se cuecen habas.

Próximo turno para:   S – Unsinagawa – Activo

14 comentarios

Archivado bajo R - Gorio - Activo

¿Tienes un vídeo diario de un desconocido?

La verdad es que sería una sorpresa encontrarme con un vídeo-diario de un desconocido aunque no me cabe la menor duda que a todos nos pueda suceder. Cada película que he visto de Almodóvar me ha hecho pensar que Pedro llevaba las cosas a extremos insospechados, sin embargo, mi trabajo en un despacho jurídico, me ha obligado a rectificar. La realidad siempre supera, y con creces, a los argumentos de las películas.

Pero volviendo al “vídeo-diario”, no quiero imaginar que me llamen a la lectura de un testamento, en un despacho de abogados o en el domicilio del Albacea, para notificarme que un “finado”, del que yo no esperaba nada, me hubiera dejado ese “dardito envenenado”.

Y cuando digo dardo envenenado es cierto. La primera pregunta sería: ¿Quién lo ha visto? ¿Qué ha contado ese insensato de mí? ¿Tendré que hacer una declaración pública de su esquizofrenia paranoide aunque no estuviera diagnosticada?.

A partir de ese preciso instante imagino que me vería inmersa, igual que cualquiera de vosotros, en un mar de tortuosos pensamientos entre los que incluiría a ascendientes y descendientes del “susodicho”, y no precisamente para elevarles a los altares.

Y, después, ¿qué sería capaz de hacer? ¿Iría corriendo a casa a verlo? Pues no puedo porque no tengo vídeo, lo que me obligaría a buscar un comercio donde me pasaran el “dichoso vídeo-diario” a un deuvedé.

Estaría dispuesta, sin conocer el contenido, a dejar que un extraño lo viera? Inmediatamente pensaría que lo había hecho  con “mala milk”, lo que me trasladaría a recordar las meteduras de pata o las estupideces que cometí con el autor de tal villanía. Me sumiría en un sinfín de recuerdos, que, como tales recuerdos, con el tiempo se deforman. Una no atesora “trapos viejos” pensando en el futuro y  sobre todo, para que, un “enturbia-pozas”, te deje un legado con más hiel que miel, con el fin de darte su última patada en el culo (claro que si quita la celulitis hasta podría gustarme, jejeje). Porque, ¡no me digáis que no!, lo primero que piensas es que lo que vas a ver no va a ser precisamente un panegírico sobre tu persona.

No sé qué diría el vídeo-diario pero sin haberlo visto, ya me estaría haciendo la puñeta a base de bien.

A todo esto, puedo suponer y seguro que no me equivocaría, la familia, los amigos, los abogados y todo el mundo, en el caso que no hubieran podido o querido ver el cargante vídeo-diario, estarían taladrándome con la mirada. La mujer y los hijos estarían poniéndome de “putifrisqui”. Los abogados de pilingona “arrebata-herencias”, ya que el finado podría haber dejado su última voluntad de “viva-voce” en aquel trozo de película y alteraría el reparto instituido en el testamento.

Los cercanos y los lejanos, da igual el grado de proximidad con el muerto (y bien muerto que está leñe, no se puede jugar con la tranquilidad ajena, ya’stá bien!!!!!), buscarían nuevas definiciones para “catalogarme” y que mi currículum se ampliara “ad infinitum”, mientras yo, estoicamente, aguantaba pensando en la lista de la compra y la madre que parió al recién desaparecido, elucubrando que,  menos mal que había pasado a “mejor vida” porque  entre mis “habilidades”, en ese preciso instante,  tendría que figurar la de asesina.

No creo que quisiera verlo. La curiosidad mató al gato y no soy excesivamente curiosa cuando puedo prever que no me va a gustar el resultado. Me gusta conocer de todo, enterarme de cuanto esté a mi alcance pero partiendo de una premisa, que dependa de mí.

Me gustan las lecciones cuando son elegidas, o sea, elecciones ( no las del voto y la urna, esas me aburren por los dos meses anteriores y soporíferos de mítines constantes, añadidos al “hemos ganado todos” posterior), pero no las imposiciones así que aprovecho este mini- escrito para decirles a esa larga lista de “novios-amantes-amores-parejas-restregones” (que quede claro que no necesito abuela, jajaja) que obvien hacer ni un vídeo, ni un deuvedé ni tan siquiera una mínima carta. No me apetece nada que me den la “barrila” cuando no pueda defenderme, así que ya pueden ahorrarse el trabajo porque creo que el vídeo-diario quedaría guardado hasta el primer 24 de Junio (día de San Juan y sus famosas hogueras) para llevarlo a una pira y que pasara a mejor vida o se fuera a hacer compañía a su autor.

Claro que puestos a ello, tendría tantas cosas que someter al “fuego purificador” que la lista sería larguísima, casi interminable.

Hoguera de San Juan
Hoguera de San Juan

Porque, ¿quién no tiene un “cementerio de trastos o recuerdos ilustres” en casa o en la cabeza?

A – Codeblue – Activo

2 comentarios

Archivado bajo P - Montserratita - Activo