Archivo de la etiqueta: futbol

Y daba las gracias por su existencia

Por Sara

Era hora ya de que tomara las riendas de mi vida, de ir a vivir solo, de invertir mis ganancias en un hogar. Mis padres ya habían cumplido con su tarea de criarme, y se merecían revivir su noviazgo prematuramente interrumpido por mi llegada. Ella estaba aún perdidamente enamorada de él, y él continuamente daba las gracias por la existencia de ella. Ya era tiempo para los dos.

Mi fichaje es uno de los mejores pagados de la próxima temporada. Mi chalet en las afueras de la ciudad es el orgullo de mi familia, y el flamante Ferrari que conduzco por calles y autopistas, la envidia de mis amigos. Pero todos los lujos que me rodean son también punto de interés de paparazzis, fotógrafos y periodistas deportivos. Desde que la prensa anunció el interés que el equipo tenía por mí, mi vida había dado un giro. Prácticamente de la noche a la mañana pasé de ser el pequeño Richi que jugaba al fútbol como hobbie en un equipo aficionado mientras se ganaba un poco de dinero currando de mozo de almacén, a aparecer en los distintos medios de comunicación como Ricardo Montes, la gran apuesta futbolística del año.

Apenas veo a mis amigos de siempre, y cuando conseguimos quedar lo hacemos medio a escondidas, para que los fans, hinchas, o algún tipo de ser carroñero no me quiten el poco tiempo que les puedo dedicar. Si me ven con alguna mujer, al día siguiente ambos podemos ser portada de las revistas con ayuda de alguna cámara oculta. Si nos descuidamos, nos organizan hasta la boda. ¿Novia? Antes de esto no era capaz de acercarme a las chicas, me daba demasiada vergüenza, o miedo a ser rechazado. Ahora todas se acercan a mí, descaradas y deseosas de saber lo que se siente estando con un famoso. No me fío de ellas, sólo buscan ganarse la vida de plató en plató a costa del polvo de una noche.

Soy invitado de honor de promociones, fiestas privadas, fiestas multitudinarias, me ofrecen obsequios, las grandes marcas se rinden a mis pies. Ya apenas salgo por la noche, sólo por no escuchar al día siguiente “Montes se desfasa en la noche madrileña.” Por ser futbolista e ir a una discoteca ya dan por hecho que me sumerjo en una infinita bacanal de sexo, drogas y alcohol. Yo, que toso con el humo del tabaco, que con un café ya me da el subidón, y que tengo miedo del amor, algo que no puedo separar del sexo.

He oído en programas del corazón comentarios tan poco deportivos como “ese Montes es un borde, responde a las preguntas con monosílabos y se escabulle en cuanto puede.” Pero ni siquiera uno de los presentes tiene la feliz idea de barajar la opción de que la timidez me bloquea ante cámaras y micrófonos. ¿Por qué el fútbol es un deporte tan mediático? A mí no me enseñaron a tratar con la sociedad, simplemente me enseñaron a luchar para dominar el balón en el campo, trabajar en equipo, y jugar para ganar. El resto, desde que salgo de los vestuarios, es un extra que se le ha añadido a mi elevado caché. Si un día la máquina de dar patadas en el terreno de juego sucumbe al error de lo humano, las críticas llueven como piedras arrojadas con furia. Si mis acciones llevan al equipo a la victoria, entonces soy el más querido por los seguidores… hasta el próximo encuentro.

En el campo me vuelvo autista, sordo e impermeable a los gritos de las gradas, los duros insultos, que en un principio me dañaban profundamente. Le he tenido que decir a mi madre que no vea los partidos por la tele, para que no se sienta herida por los que se acuerdan de ella. Hubo un tiempo en el que yo disfrutaba del fútbol, cuando unos días ganábamos y otros perdíamos, pero que nunca pasaba nada, y siempre celebrábamos tanto la victoria como la derrota en compañía de los jugadores rivales. Ahora sólo siento las críticas miradas de los directivos del club clavadas en la nuca. Y ese peso sumado a la atención de las miles de personas que abarrotan el estadio, ejercen una presión sobre mí que no me permite avanzar con el balón entre los pies.

Es domingo por la tarde, después del partido hemos sufrido un cruel abucheo, y he tenido que dar la cara en la rueda de prensa. No sabía qué decir, para variar, y al final ha sido el entrenador el que ha hablado, haciendo utópicas promesas de que “el próximo lo ganamos”. Conduzco el Ferrari por la Castellana, alguien me reconoce en un semáforo rojo y baja la ventanilla para proferir barbaridades. Hago caso omiso, y pongo el volumen del CD al máximo. Suena Xhelazz:

“El impuesto que se paga por triunfar es la crítica,
¿quién quiere fama si trae avaricia?
¿quién quiere fama si trae envidia?
¿Quién quiere fama si trae ruina?”

Hoy no voy a mi chalet. Me dirijo al viejo barrio donde los vecinos me saludan con familiaridad: “hombre, Richi, ya era hora de que vinieras por aquí, que últimamente para verte tenemos que encender la tele”. Sonrío y entro en la casa de mis padres, mi casa. Mi madre enseguida percibe mi ánimo sombrío. “¿Qué te pasa, cariño, es porque habéis perdido?”. “No, mamá, no es por eso”, respondo, “es que alguien se olvidó de que los famosos también tenemos sentimientos.”

Próximo turno: R- Gorio

9 comentarios

Archivado bajo Q - Sara - Activo

Olvidar lo que nunca empezó

Aunque parezca mentira eso es lo que debe de estar pensando Ramón Calderón después de ver las presentaciones de Kaka y Cristiano Ronaldo.

Su “legislatura” como “maximun mandatiry of white poltronum” se inició como terminó, para olvidar.

Y eso que no soy precisamente futbolero pero el Calderón se deb de estar retorciendo encima de la taza del water de los cólicos que le están dando viendo a Florentino Pérez con los dos fichajes que iba a hacer él y no tuvo el pichón de conseguirlo.

Lo mejor que le puede pasar a este personaje es que se olvide de lo que quiso ser y nunca llebgó a serlo.

Pero en los tiempos que corren pagar 94 millones de euros por un fulano es que “ronca el nabo”. ¡¡Pero que coño tiene!! La arrastra por la calle o yo que se. Esto es subrrealista total. La gente muriéndose de hambre por el mundo, en España la gente sin trabajo, de deudas hasta las cejas, y me viene un fulano en pantalones cortos por el que se paga este dineral, y lo que cobrará al año libre de impuestos, que además sólo pagará el 27% de sus remuneraciones.

Es que algo en este mundo no va bien. Como decía Marx (Groucho), ¡¡que paren el mundo que yo me quiero bajar!!

Si es que esto desmotiva a cualquier padre a que obligue a estudiar a sus hijos, si es mejor que se dedique a pegar patadas al balón, de eso no me cabe duda alguna.

Pero es igual, yo creo que estos excesos se acabarán pagando, porque esta soberbia, esta cultura del pelotazo, …, no nos puede llevar por buen camino.

Y después las familias con deudas, las pymes sin financiación de los bancos, los autónomos trabajando a todas horas…

Sin ir más lejos el otro día tuve que hacer una operación urgente y el ser autónomo es lo que tiene.

No hay descanso

¡¡No hay descanso!! y siempre estamos al pie del cañón.

Pero bueno, como decía el otro, “sarna con gusto no pica“.

Próximo turno para: J – Lustorgan – Activo

9 comentarios

Archivado bajo JoseLuis

Es mucho esperar a que todo se solucione mágicamente?

Es mucho esperar que todo se solucione mágicamente? Le dice la esposa a su marido.

No funcionamos como pareja, y no veo que por tu parte intentes hacer nada para solucionarlo. Siempre estás cansado, nunca quieres hacer nada conmigo pero eso sí, cada día tus cervecitas al bar con tus amigotes y no vienes a casa hasta tarde.

Ah, o sea, que esta noche te vas a ver el Barça- Madrid? Esto es el colmo, y yo aquí sola como una cigala.

Qué yo también voy cada mañana al bar con mis amigas? Pero es diferente, nosotras sólo hablamos de niños y maridos, faltaría más.

Cómo voy a empezar yo  si nunca tienes ganas. Qué soy yo que no tengo ganas? Que me tengo que hacer apaños cuando te vas a trabajar para luego poder estar más tranquila.

Lo nuestro no lo soluciona ni un milagro, vete a ver el fútbol, vete. 

No, tu ves…     que te digo que vayas, que no te preocupes de dejarme sola aquí…  Que no me hago la víctima, pero voy a  llorar. No puedo soportar tu falta de cariño. Que no me toques, que estoy desilusionada. No, de verdad, que no me enfado que vayas al fútbol. Yo no he dicho que esté enfadada.

 Nada, que me voy a ir con mis amigas a cenar por ahí. Y ya verás, porque tu ni me miras pero los hombres por la calle se giran y todo para mirarme.

El marido, se marcha sintiéndose culpable  de casa a ver el fútbol. La esposa, empieza a llamar a sus amigas pero todas al ser tan imprevisto, ya tienen sus planes hechos.

Cuando regresa el marido, ella le dice:

No he hecho nada, he estado sola en casa. Cómo que no te lo crees? Qué huelo a sexo? He estado chateando, y he conocido a un chico que no le gusta el fútbol, pero nada, nada, sólo hemos hablado un rato.

Este calcetín…, no es el que pe  pe perdiste hace dos años?

No es lo que parece, cariño.

 U – Noel Plebeyo – Activo 

9 comentarios

Archivado bajo T - Carolinagromani - Activo

Gracias una y mil veces !!!

Es lo que le debieron de decir los jugadores del Real Madrid el otro día a Ramón Calderón cuando ofreció 120.000 euros “por barba” de prima si ganaban los próximos 5 partidos, mientras degustaban el menú del día.

Es que lo de este país está fuera de lo normal y roza la estupidez. Que a un tipo, por hacer su trabajo (que es ganar un partido de futbol), se le ofrezca un sobresueldo que no lo cobran ni el 1% de los españoles sudando la camiseta todo el año es de veruenza.

Sólo por como están la cosas actualmente, entre crisis, entidades finacieras, desempleo,…., a este “tipo” lo deberían de meter entre rejas por decir lo que ha dicho. Lo peor es que se queda tan ancho.

Pero ¿por qué digo que rozamos en este país la estupidez?. Pues por mi vecino.

Se acaba de quedar  en el paro, como otra mucha gente por desgracia y me lo encuentro esta tarde con la camiseta “merengue” puesta. Iba para el bar a ver al “Real Mandril” de sus amores y reproduzco la conversación:

-¿Cómo lo llevas? (le pregunto, en relación al “trabajo”).

-Genial, hoy le metemos 4 al Huelva. (me dice emocionado).

-No hombre, por lo del “chollo”.

-Genial, tengo dos años de paro!!!!

Perplejo me quedo y solo se me ocurre decirle:

-No vayas a ver a esos mendrugos que van a cobbrar 120.000 euros por hacer su trabajo durante un mes y nada te van a dar.

Y me contesta con tono airado y de protesta:

-Envidia que les tienes!!!!

O sea, que pensando para mis adentros que es verdad que les tengo envidia, me subí para mi casa a hacerme un cafetito y reflexioné unos segundos llegando a dos conclusiones:

Una  ¡¡Cuanta razón tenían los antiguos césares romanos, al pueblo dale Circo y no protestará!! y dos ¡¡Esto en otro país no pasaba!!

…… Me he puesto de “mala leche” para el resto del día….. ¡¡¡lo siento, hoy estoy muy filosófico!!!

I – David – Activo Salta turno:

J -Lustorgan – Activo

24 comentarios

Archivado bajo JoseLuis