Archivo de la etiqueta: blogguercedario

Dime, ¿eres tú?

Dime, ¿eres tú?…

¿Eres quién me roba el sueño en incontables noches de insomnio, dónde los fantasmas de los recuerdos me alejan de los brazos de Morfeo?

¿Eres quién se cuela en mis pensamientos para volver el Norte, Sur, y no saber ya dónde me encuentro?

¿Eres aquél cuya sonrisa se refleja en las estrellas del cielo para volver la noche en un encuentro secreto?

¿O quizá eres ese soplo de brisa que acaricia mi rostro, que alborota mi pelo?

A veces te percibo en el vuelo de las golondrinas, como si estuvieras escondido en medio de su juego.

O quizá esa hierba que acaricia mis pies, rodeada de flores, esperando tu regreso.

Te siento en cada pequeña maravilla del mundo.

Te siento a cada momento.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Sonvak_

Va por ti, abuelita Lucía…

Pero es evidente, tristemente, imposible, volver atrás en el tiempo y recuperar a esas personas que se han ido y ya no volverán.

He empezado el año perdiendo a otro de mis seres queridos… mi luchadora abuela Lucía.

Mi abuela Lucía era argentina. Un buen día, dejó atrás su tierra, su familia, para venirse con su marido y sus tres hijos a Galicia. La morriña podía con mi abuelo… la morriña fue la compañera por el resto de vida de mi abuela.

Mi abuela era una mujer fuerte que combinaba el trabajo en el negocio familiar, con las labores del hogar. Mantenía la entereza ante la añoranza de sus padres y hermanos, a quienes fue perdiendo sin poder asistir a sus funerales. La vida no fue fácil para ella.

Ella me hablaba de su tierra. Me contaba preciosas historias de su vida allá. De su familia. Con sus palabras lograba transportarme y hacerme sentir que yo había vivido allí. Que había conocido aquellas praderas, aquel rancho, aquella gente, mi gente. Por ella llevo el anhelo de llegar a conocer algún día Argentina.

Un día le regalé un preciosa libreta encuadernada y con unas 500 páginas, y le pedí que, si tenía tiempo, me escribiera allí sus vivencias, todo lo que ella quisiera… para mi sería el mejor regalo. Desgraciadamente, la enfermedad impidió tal cosa. Primero vino el cáncer al cual logró vencer. Después vino la embolia cerebral que la mantuvo postrada en cama 5 años, con un vaivén de raciocinio y sinrazón.

Siempre que la visitaba, la miraba y sentía que me estaba mirando a mi misma. Que de alguna forma, ella era yo y yo era ella. En sus ojos encontraba sus sueños perdidos que me decían no pierdas tus sueños. En sus ojos encontraba las palabras que se habían perdido y que llegaban a mi corazón en forma de caricia.

Pude despedirme de ella. Pude abrazarla y decirle lo mucho que la quería, y ella comenzó a llorar pues ya no podía hablar. Quería decirme algo y no podía. Yo la miré a sus lindos ojos, a esa mirada tan tierna, y le dije “no te preocupes, yo sé que quieres decirme que tú también me quieres mucho”… y entonces sonrió mientras me miraba con el te quiero más bonito del mundo reflejado en esos ojos que nunca olvidaré. Ella fue una de mis almas gemelas en esta vida.

Va por ti.

6 comentarios

Archivado bajo Sonvak_

De nuevo por aquí…

 Bien, que solo luce esto, el silencio es inquietante. Desde hace casi un año este maravilloso blog no tiene una entrada nueva. Pero veo con mucho entusiasmo que las visitas siguen, que a las personas que les gusta la buena lectura nos dejan sus comentarios alabando cada una de las maravillosas entradas. Esto me motiva.

Mi nombre es Cuauhtémoc y un día me tocó la suerte de poder pertenecer a un equipo de escritores maravilloso y entusiasta, el cual poco a poco con su ingenio y dedicación fue llenando este blog. Hoy regreso, después mucho tiempo de ausencia, para toparme con que esto está abandonado. Compañeros: ¡Regresen por favor! el publico los aclama. Los necesita. Las ideas fluyen en sus mentes eso lo se, así que tenemos mucho que dar todavía.

Me atreví pedir autorización a Sito para poder empezar de nuevo a publicar  y él, muy amablemente  me abrió las puertas de este blog, que si bien es cierto ya es de todos, de los que escribimos alguna vez aquí y de todos nuestros lectores.

 Sí, gracias a ustedes que han leído cada uno de los post aquí publicados, porque ustedes nos dan la fuerza para seguir cosechando ideas.

Ahora aquí está la invitación, aquí está el primer post después de las larguísimas vacaciones que se tomó el blogguercedario para continuar. He aquí me he tomado la libertad de escribirlo, con la finalidad de invitarlos a que sigan visitando, a que sigan leyendo, porque aquí siempre habrá alguien que esté escribiendo.

Y bueno, como introducción y primer post creo que ya es algo, así que aquí les dejare mi ultima frase, espero que haya alguien que la siga y publique un nuevo post con esa frase, si no es así estaré visitando y claro si no hay nadie mas que publique, lo haré, pero obvio que me encantaría que alguien mas estuviera por aquí ya. Porque las nuevas etapas traen nuevas oportunidades.

5 comentarios

Archivado bajo W - Cuauhtémoc

El blogueador

La casa se encontraba envuelta en una penumbra misteriosa y atemorizante, los espectros se regocijaban de manera orgásmica ante tal ambiente. La familia no tenía tan buena cara; se encontraban desconcertados ante tal actitud. – ¡Nada le importa! Nos tiene aquí sufriendo sin que le importe ni un demonio-.

Xotchil, su mujer, a diferencia del resto de la estirpe, se mantenía callada. Ya había pasado por esto cientos de veces y sabía como lidiar con ello. Por supuesto no le gustaba la manera en que el los ignoraba ¿Pero acaso quedaba otra alternativa? No abría la boca ni para comer… ¡en 3 días!

Irma, su hija, fue la única que se atrevió, debido a su desesperación, a quebrantar las reglas y entrar a la habitación principal. Un ambiente lleno de humo, gracias a las enormes cantidades de cigarros que fueron suprimidos de manera demente, dificultaba la visión a tales magnitudes que estuvo cerca de caerse 2 veces, tropezando con libros, ropas y demás trastes viejos que se encontraban decorando el suelo de la habitación.

Entonces lo vio: Acurrucado a su bolígrafo, empedernido escritor, con el rostro desfigurado por el terrible desgaste de 3 días sin comer ni dormir, solo escribir. Le gritó, pero el no la escuchó. La visión de su padre, haciendo aquello que tantas satisfacciones económicas le habían traído a la familia, fue excitante. Un impulso eléctrico fue recorriendo todo el escultural cuerpo de la hija del escritor. Tuvo que salir corriendo, la impresión era tal que nunca quiso volver a ver un solo libro en su vida.

A eso de las 3 de la madrugada del día 4, el salió de sus aposentos. Pulcro como nadie, son una sola ojera, ni signos visibles de tal desgaste, una sonrisa le cruzaba como rió su rostro. Se limitó a pronunciar únicamente 3 palabras: Ya esta listo. Todos lo comprendieron, su post para el blogguercerdario, por fin, lo había terminado.

*Una disculpa a los lectores y blogguers de el blogguercedario. Por motivos de fuerza mayor no logré escribir nada para el tema pasado. Les ruego, me disculpen.

2 comentarios

Archivado bajo José de la Cruz

¿Nos involucramos?

Estamos todos reunidos en torno a una mesa circular. El jefe parece preocupado. Está claro que la empresa necesita un cambio. Varios de los redactores hemos mostrado nuestra desmotivación, despiste, falta de ánimo y de interés a lo largo de las semanas.

Estamos en recesión y eso pasa factura en la productividad. El jefe nos pide que nos involucremos, que hagamos nuestras sugerencias y aportemos ideas y opiniones. Que formemos parte del proyecto común y entre todos le demos un giro para poder resurgir.

El ambiente está apagado, y los folios destinados al ‘brainstorming’ aparecen en blanco. Las miradas se esconden entre el humo del cigarro y los espíritus emprendedores que querían asomar el primer día de trabajo se encuentran ahora dormidos.

Quizá deberíamos empezar por… dejar de fumar para descubrir nuestras miradas.

9 comentarios

Archivado bajo Q - Sara - Activo

Arte del movimiento

Querido director/jefe/Sito:

Sabes, por experiencia, que lo mío no tiene solución. No sigo unas normas, no cumplo las reglas establecidas, y soy imprevisible. Sé que a veces me temes porque no sabes por dónde puedo salir cada lunes.

La cartita ya te la escribí la semana pasada, si mal no recuerdo… y aquí sigo, viviendo en el archivo de la oficina. Vuelvo a tomar el camino fácil, si no te importa (y si te importa, pues me da igual :p) y apoyo el tema semanal en un vídeo.

No es una canción. Danza, arte en movimiento, cuerpos meneándose al compás de la música. Espero que lo disfrutéis.

6 comentarios

Archivado bajo Q - Sara - Activo

¡Que no!

No me iré mañana. He recibido la carta de despido, con un SUSPENSO bien grande impreso en letras rojas. Pero no, querido jefe, yo de aquí no me muevo. No sé si eres consciente de los tiempos que corren, pero no es fácil encontrar trabajo fuera de aquí. Así que me pienso agarrar a mi puesto de redactora lunática (por eso de los lunes, no por otra cosa) como a un clavo ardiendo.

No puedes echarme así por las buenas. Entiendo que estás cansado, agobiado, sin apenas tiempo para dedicarle a la oficina, y que los empleados te ‘chinchamos’ , pero hay que darte un poco de vidilla de vez en cuando para que no nos dejes abandonados.

Habrás podido ver que en el cuarto del archivo hay una cama. Sí, has pensado bien. Ya que el sueldo tampoco me da ni para pagarme un alquiler… me he instalado en la oficina. ¿Te pensabas que el café por las mañanas se hacía solo?

Yo estoy a gusto aquí. También es verdad que si pagaras más estaría mejor, pero bueno. El contrato no hablaba de eso así que lo dejaré estar.

¿Te ha quedado claro, jefe, que no me iré mañana?

Un saludo de tu querida subordinada.

Sara

13 comentarios

Archivado bajo Q - Sara - Activo