Archivo de la etiqueta: encuentro

En persona

Vayamos a la segunda parte, cuando quedas con ese alguien que parece especial por internet y te ves en directo para confirmar la atracción virtual. 

Primer pensamiento : es la última vez, la última vez que hago esto. Nunca más vuelvo a quedar con nadie, si es que para qué me meto en estos líos.

Segundo pensamiento: mierda, he llegado demasiado pronto. Siempre hay que llegar tarde, para que el otro sea el que espere y así, si le ves a tiempo y decides huir, te dé tiempo. Haré tiempo dentro del coche.

Tercer pensamiento:  ¿ Y si me voy y luego le mando un mail con una excusa absurda? No se lo va a creer pero total, ¿ qué más da?

Cuarto pensamiento: que no sea ese, que no sea ese, que no sea ese…pufff..no es..que alivio.

Quinto pensamiento: vale, no está mal. Me tomo una cocacola y le digo que me tengo que ir.

Sexto pensamiento: ¡Ja!, él está mucho más nervioso que yo. Soy la reina del mambo.

Séptimo pensamiento: será memo…no dice que pensaba que era fea. Hay que joderse…que pensaba que era fea y resulta que no, que soy guapa. Y además flaca. Estupendo, me ha llamado fea y gorda en medio minuto y ni siquiera se ha dado cuenta. Pensará que ha quedado como un rey diciéndome esos piropos.

Óctavo pensamiento: bueno, no está yendo tan mal. No tiene defectos físicos irreconciliables con mi gusto, no dice tonterías y sus chistes son malos pero soportables.

Noveno pensamiento: ¿ Han pasado 4 horas?

Décimo  pensamiento: Vaya, pues no besa mal….a ver si es para todo tan bueno.

Úndecimo  pensamiento: ¡¡ MIERDA, QUÉ POCILGA DE CASA!!…No ha limpiado, así que o es un cerdo profesional o confiaba poco en ligar conmigo…Dios mío..¿ soy una chica fácil?

Vuelta al principio : es la última vez que hago esto….no vuelvo a quedar así con nadie..para qué me meto en estos líos.

8 comentarios

Archivado bajo molinos

De rubias, negros y otras leyendas

Cuenta la leyenda, no por antigua menos cierta, que en algún paraje castellano habitaba una bella dama junto a su marido labrador. Ambos se dedicaban en cuerpo y alma a su tierra, en las cuales se dejaban las manos con el único fin de tener algo de comer cada día y cada noche. Su armonía era tal que no necesitaban nada más, se complementaban y querían plenamente hasta el punto de no relacionarse con nadie más, no era necesario, no era vital. Una única cosa les diferenciaba, su aspecto físico. Ella, melena rubia, ojos azules y piel clara. El, un ogro, grande y feo como el mismísimo diablo. Como les decía nada de eso les importaba. Un “buen” día cuando caminaba nuestra doncella dirección a su morada se encontró un caballero cortándole el paso. El apuesto caballero de piel negra, fornido y elegante, a lomos de un corcel blanco que impresionaría a cualquiera, no dudo en dirigirse a ella. Su melena rubia y ojos claros le habían nublado, hasta el punto de ofrecerle marchar con el hasta su castillo, donde le esperaba la riqueza mas grande que ella podía imaginar. Nuestra doncella dudo un instante pero echando la vista atrás pensó que era una oportunidad única y que su amado encontraría otra persona mas acorde a su belleza y además pensaría que ella habría muerto y así pues el daño al corazón seria menor que si se lo dijera ella misma. Y así fue.

 Con el paso de los años, muchos años, la cosa cambio. El apuesto caballero de piel oscura se arruino y tuvieron que vender el castillo con todo lo que en el había, nada les quedo para ellos, tan solo una pequeña porción de tierra. Cuentan que en esa época cierto campesino se había hecho rico con su trabajo y había comprado las tierras de su vecino y que poco después compro las tierras de su otro vecino y así hasta poseer todas las tierras de cultivo de la región castellana en cuestión. Dicen que llego un momento en que dicho campesino lindo sus tierras con las del arruinado caballero de piel morena y dicen que no les arrebato esas tierras, que se construyo un castillo alrededor de ellas y continuamente hacia fiestas en sus torres. Dicen que ese nuevo rico era algo así como un ogro, grande y feo como el mismísimo diablo, pero rico. De aquí podríamos deducir que las rubias son tontas y que al final los que no paran de follar son los negros, pero también podríamos concluir que una historia son solo palabras y que algo importante debe constar con el paso de los años para que se pueda hablar de leyenda, urbana, rural, etc..o simplemente leyenda.

Lino

11 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Paz sexual

A mi no me gusta hablar de mi vida sexual si no es con mi pareja, la verdad, no voy contando lo bien que estuve el otro día a mis amigos y tampoco lo mal que he estado otras veces, eso que me ahorro. Es mas, a mi es que no me interesa la vida sexual de nadie, por eso creo que a nadie le interesa la mía (aunque me equivoque con alguno/as) pero a lo que voy… nunca y cuando digo nunca no es una exageración, a mi nunca me ha dicho nadie que haya tenido un gatillazo y cuando digo nadie es nadie, tampoco es una exageración. Muy bien.

Pues a mi me paso, pero gracias a Dios encontré el antídoto o mejor dicho mi antídoto, porque es totalmente psicológico y cada uno debe encontrar su paz sexual en su interior, pero no en el interior del calzoncillo, sino en el interior de la cabeza, no es algo que se pueda explicar pero si quieren una pista….. nada es bueno por exceso o por defecto, todo en su justa medida y por supuesto cuanto menos piensen en ello mejor.

Pero es gracioso porque cuando las mujeres no tienen ganas con un NO es suficiente, pero el hombre tiene una pegatina en la frente, que nos la pusieron a cada uno cuando nacimos con un SI como una catedral y que quieren que les diga cuando te obligan a algo (aclaro que la obligación no viene de las mujeres si no de los mismo hombres y a lo largo de siglos, cuanto mas atrás nos vayamos en el tiempo peor) no resulta igual.

Pero resumiendo que eso pasa en las mejores familias y si no copien esta dirección (http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=114173) en la barra de vuestro navegador y pulsen la tecla “Intro”. Y para el que no tenga tiempo yo se lo traigo … “Me metí en esto de la manera más tonta. Salí una noche de fiesta y amanecí con una prostituta que me propuso presentarme a una prueba en la sala Bagdad “(Barcelona). Superado el casting, llegó el estreno. “Las primeras noches acabaron en gatillazo –confesó–. Fue muy humillante”. Sin embargo, su suerte estaba echada: había nacido para pornostar. Firmado Nacho Vidal.

Pero es que no resulta igual tampoco un gatillazo de un hombre que el de una mujer, si, si, claro que existen, para mi es cuando no hay lubricación ninguna por parte de ella, para mi eso es un gatillazo femenino en toda regla, lo que pasa que no resulta igual claro es lo que les decía….sálvese quien pueda, porque yo me voy a un bunker no vaya a suceder algo cuando se caigan todos los ratones femeninos a la vez.

 

8 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Voy a contarles algo…

Dieciocho de marzo de 1993 son las 16:00 h (aprox.) en la ciudad de Sevilla, cuatro chicos de entre 15 y 16 años se reúnen como cualquier otro día para pasar la tarde juntos, entre risas y juegos, entre amigos. Jose, Pedro, Miguel Ángel y Benjamín podrían ser cuatro chicos cualquiera porque en esa época y por estas tierras la gente se reunía en la calle, no había móviles y si no salías a la calle nadie te llamaba, nadie se acordaba de ti. El día se había despertado gris y frió, el tiempo amenazaba lluvia desde por la mañana temprano, bueno, mas que lluvia tempestad y mirando hacia arriba el cielo gris tornaba a rojizo con el paso de las horas, daba la sensación que en breve este se caería sobre ellos. Así las cosas, el chico llamado Jose ofreció bajar a su “cuartillo”, una habitación medianita que tenia cada propietario en los sótanos del edificio, una habitación siniestra en una planta baja deshabitada por completo, y allí buscar algún entretenimiento. Fue comentar eso y escucharse un trueno como nunca antes habían escuchado, primero un estruendo brutal y después un flash inmenso, tanto como el cielo de Sevilla, y en medio un rayo directo desde…. quizás desde el infierno. No dio tiempo a caer la primera gota y los cuatro amigos ya marchaban, porque la tarde empezaba a ponerse fea, Miguel Ángel tomo la iniciativa y nadie tuvo mejor idea- Joder eso ha tenido que caer cerca, vamos abajo-. Una vez en el habitáculo todos se preguntaron a que demonios iban a jugar allí, tres o cuatro metros cuadrados libres y alrededor estanterías con libros viejos de su padre, un astrónomo famoso en el barrio pero con mala reputación en su casa, que desapareció en extrañas circunstancias o mejor dicho nadie supo nunca las circunstancias.

–Ya se a que podemos jugar tío, mira lo que tenía mi padre  aquí – dijo José para intentar pasar la tarde, sin mas.

– Eso es una güija “killo” déjate de rollo que eso es chungo, pudo decir Pedro perfectamente.

– ¿Chungo?, eso no vale para nada yo me rio de eso y de todos ustedes si jugáis a eso, exclamo Benjamín.  

– ¡Venga! pues entonces vamos a jugar y nos reímos, sentencio Miguel Ángel.

Y así fue, los cuatro chicos de rodillas en una habitación con suelo de…. bueno sin suelo, de rodillas en cemento puro, y húmedo, muy húmedo, tanto como el ambiente, casi irrespirable, algo así como el calabozo tetrico de una pelicula terrorifica de serie B . Cada dedo en un vaso, ¿allí había un vaso?, si señores allí había un vaso, inexplicable pero ya saben que la realidad supera siempre a la ficción je je. Primera pregunta. Jose toma la palabra y pregunta…. “¿Papa estas entre nosotros?”. Corazones paralizados, todos habían escuchado hablar de ese rollo pero la situación era totalmente propicia para que sucediera algo malo, muy malo. El vaso se movió y se situó encima de la casilla que contenía en su interior como respuesta “SI”, ya se les podía pinchar y no notaban nada, fríos como el hielo y al borde de gritar un “vasta”, pero nadie se atrevió. Siguieron así unos veinte minutos pero fue una vida entera para ellos, más preguntas y más respuestas, alguna no tenía sentido pero la mayoría tenían un sentido aterrador. Y ya imagínense, cada uno preguntando aquello que creía que podía ser definitivo para saber de verdad si había alguien más allí y alguien que por desgracia no era terrenal. Pero todo se trunco cuando……

– ¡Al carajo con tu padre!, Benjamín le pego un manotazo al tablero y el vaso salio despedido como si hubiera estado cargándose con energía cinética todo ese tiempo, para chocar contra la puerta de la habitación.

Todos sintieron que algo iba mal, que aquello no se había terminado de una manera normal y que ninguno estaba seguro allí. De repente suena la puerta de arriba, la que permite acceder a la planta baja por medio de unas escaleras, se abre y se cierra seguidamente. Los cuatro a la vez abren la puerta del zulo y se dirigen por un pasillo, sin ventanas, solo puertas, un corredor de la muerte, hacia las escaleras sin dirigirse la palabra, en el silencio más absoluto.

Jose iba el primero y de repente se detiene justo delante del primer escalón….

– ¡“Killo” esto no puede ser!, yo no puedo dejarle el marrón este a mi madre aquí esperarse un momento. A nadie le gusto la idea evidentemente pero el chico tenía razón.

 – ¡Y que coño quieres que hagamos, cojones!, dijo cualquiera de los tres.

– Os voy a decir lo que vamos a hacer, voy a por la güija y la voy a traer aquí, ¿veis ese extintor de esa pared?, pues tendrá un numero de serie seguro, vamos a ver si de verdad dejamos alguien aquí o no. Y como no, otra vez como en las películas también apareció un bolígrafo para apuntar el numero que supuestamente iba a contestar…. alguien.

 Bueno, lo de aquella habitación ustedes saben aquello del poder de la mente y todas esas cosas, que yo me las creo a pies juntillas, pero que cada un piense lo que quiera. En cada pregunta al menos uno sabia la respuesta y conscientemente o inconscientemente podía moverla o ayudar a moverla, nunca iban a estar seguros. Pero lo que había propuesto Jose era lo bastante definitivo para que tragaran saliva los cuatro a la vez y asintieran con la cabeza. Jose marcho por el tablón diabólico y lo trajo de nuevo antes ellos junto con el vaso, ese horrible recuerdo volvía ante sus ojos. Se arrodillaron y Jose tomo la palabra.

– Papa, si estas aquí, muéstranos por favor el número de serie de ese extintor.

El vaso se movió bruscamente hacia el 0, después hacia el 1, cada vez mas rápido, prácticamente no daba tiempo ni a apuntarlo, tenían que acordarse entre todos del que había dicho antes, al fin se detuvo y todos se quedaron en silencio mirando el numero, como memorizando, eran muchos números, pero ¿quién iba a comprobarlo?. Decidieron ir todos juntos y fue darle la vuelta al extintor y ……bueno el final pensaba contároslo la siguiente semana que venia muy bien al tema, pero la verdad solo pensar tener en la cabeza ese recuerdo una semana miedo me da.

Imagínense, una pegatina mas grande de lo esperado les sorprendió con un numero exactamente igual que al que habían escrito, patadas en el culo y codazos en la cara para subir el primero por la escalera, no eran personas eran fieras subiendo por una montaña. Y claro como no, la puerta tenia truco y no se abría, hasta que consiguio llegar Jose hasta ella y ….una vez fuera, bueno.. un sol esplendido recibio a los cuatro chavales que incredulos miraban el cielo azul, y una vez mas sin hablarse.

Para terminar dejar claro, por si alguien no se había dado cuenta, que este relato se parece en algo más a una película, de los cuatro chicos tres nombres son reales pero Pedro, ese chico en realidad no se llamaba así….Y desde entonces os puedo jurar algo, yo no creo en dráculas ni hombres lobo ni nada por el estilo, pero en que hay algo mas ahí fuera… eso es seguro.

 

Lino

31 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Me siento inusualmente bien

Hoy me siento inusualmente bien, bueno lo suficiente para contarles algo fresquito. Es curioso. Llega el verano y el que más o el que menos tiene ciertas vacaciones ¿no?, o eso esperamos todos. Bueno pues es curioso. Por ejemplo tu vecino, el de toda la vida, el que te encuentras cuando vas a visitar a tus padres en el ascensor y no te mira a la cara, sí, ese que se cree que tú eres el mismo niñato que ibas con la moto a escape libre por tu barrio, el mismo que te mira por encima del hombro y que no sabe que ese era tu tiempo libre y que al final acabaste tu carrera y que ganas mas que él pero que te importa muy poco que lo sepa. Bueno pues ese maleducado, que en su club de campo va de señorito y que si pudiera te escupiría en la cara, ese espantapájaros, ese te lo encuentras en la playa por la orilla y te dice “¡¡¡Hombreeee que alegría!!!, Manolitooo. Me alegro de verteeee”. Me alegro de verte, tiene “guevos” el tema. Para escupirle en toda la cara. El tío esta sólo con toda la familia de su mujer y tendrá ganas de tomarse una caña en el chiringo con alguien claro, para escupirle vaya. Ese mismo que si no te ve allí en la orilla seguirá sin mirarte a la cara en la vida y que a la vez cuando se encuentre a tu padre le seguirá preguntando por ti, como si le interesara. Un transformista vaya. Otro caso, tu vecina la del quinto, la que esta buenísima, si esa, la que no te ha saludado nunca. A esa misma te la encuentras en el bar de copas de la playa una noche de verano y se te tira a los brazos como si hubiera encontrado el eslabón perdido, tiene huevos. La que siempre te ha visto como el cani del barrio, si esa que no sabe que ahora eres abogado y que ya no llevas los Niké si no que vas de chaqueta y corbata habitualmente. Yo bebería un vasito de agua y le escupiría también claro. Otra transformista.

Y así podríamos encontrar muchos casos de personas que te etiquetaron en tu infancia y se creen con el derecho de rectificar veinte años después. No saben que ahora la etiqueta la llevan ellos.

 

Próximo turno: G – Luissiana – Activo

 

12 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Todos menos Aspective que no sabía donde meterse

Hace muchos años mi amigo Aspective me dijo algo, algo que no me dejo indiferente: “Lino, no pierdas el tiempo y guárdate las espaldas, las mujeres son como los gatos, no puedes fiarte de ellas”.

Bien, en esa época, no solo le di la razón dado la razón sino que, quizás, podría haber sido yo el que pronunciara esa frase. Pero también en 1968 hay quien pensaba vivir una “Odisea en el espacio” en el 2001 y  lo mas raro que aterrizo en mi país fue una moneda llamada “euro”.

 Cubrirse las espaldas, en este contexto, es una frase que podría irritar a cualquier mujer y lo digo por experiencia, pero ya os digo que para mi eran otros tiempos y no es lo mismo atacar que defenderse, yo me entiendo. El caso es que el tiempo transcurre, y este si que no deja indiferente a nadie. Así pensaba yo y así me fue. Hoy no pienso así, sin mas, el que quiera que se lo crea y el que no es su problema, pero yo duermo tranquilo porque ya hace mucho que deje de perder el tiempo, o sea deje de salir con mi amigo Aspective. No solo yo, seguía siendo nuestro amigo, pero el concepto que tiene este chico de la mujeres, en el siglo en el que vivimos, no se corresponde con la realidad y esto unido a otros rasgos de su personalidad desembocaron en que fuera conocido por todos su injusticia moral.

 Hace unos días, estando en una reunión de amigos, tome la palabra: “Chicos, tengo una noticia que daros, el siete de diciembre de 2010 me caso”, evidentemente todos se alegraron, todos menos Aspective que no sabia donde meterse”. Pero tampoco esperaba yo que se alegrara, ahora se dedica a sacar a pasear a las nuevas generaciones de mi barrio, con el único fin de extender sus pelos en la lengua entre sus súbditos, el “lince ibérico” solía decir que el los únicos pelos en la lengua que tiene no son suyos (y pensaba yo, con perdón, ¿y los del culo serán suyos? je je).

 Todo esto no es casualidad, hay alguien que me hizo cambiar mi manera de ver las cosas. Otro día os hablare mas detenidamente de ella, alguien que es capaz de abrirle los ojos al diablo, alguien que, sin proponérselo, te derrumba los prejuicios mas firmes que puedas tener. No se si será mi media naranja o mi medio limón y tampoco, fuera de esta historia, le he pedido matrimonio aun.

Pero lo que tengo claro es que ha movido algo dentro de mi, algo que Aspective nunca entenderá, algo que me ha hecho ser mejor persona y en definitiva algo que no me ha dejado indiferente.

  Próximo turno:   G – Luissiana – Activo

Salta turno a: H – Joseluis – Activo

 

15 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Un auténtico guión de Almodovar.

Autor:   R – Gorio

gorioPERIÓDICOx

Después de semanas esperando a que se produjera el tan esperado encuentro entre Sonvak y Gorio, dos de los más polémicos miembros de la oficina del blogguercedario, por fin podemos informar del evento.

sonia y gorio

En la foto se ve a los dos.

No nos fue posible captar sus rostros ya que no optuvimos su permiso explícito por tener derechos de imagen.

La reunión se desarrolló en una cafetería de la ciudad olívica convenida previamente.

Según se desprende de esta entrevista, Sonvak se desplazó a la cárcel municipal donde Gorio estaba recluido por una denuncia, al parecer falsa, de uno de los bloggueros de la oficina, probablemente por envidia, porque quería escuchar su versión de los hechos, para comprobar si era verdad o un bulo, ya que no se fía de nadie.

Después de comprobar que era cierto que Gorio había sido víctima de una burda difamación, accedió a pagar la fianza impuesta por el juez para que saliera en libertad vigilada mientras no se celebre la vista oral.

gorio y sonia

Una patrulla acompañó a Gorio en todo momento del encuentro.

Su abogado nos comentó que lo más probable es que el juicio saliera a su favor, dado que contaban con pruebas más que fiables y contundentes, que demostrarían su inocencia.

En cuanto al difamador, un tal Aspective, siempre según palabras de Gorio:

_Ese elemento que se vaya preparando por que le voy a meter un pleito que se va a cagar por él.

Del encuentro se desprende que este ha sido en total cordialidad, y nos han asegurado que habrá otros en los próximos días.

Averiguamos  por nuestra cuenta que Montse, otra integrante de la oficina, ya había visitado a Gorio con anterioridad en la cárcel.

Uno de los funcionarios nos confesó que los escuchó por casualidad cuando comprobó que el circuito de sonido de los presos aún seguía encendido, y no pudo resistir la tentación de oir lo que decían. Nos pasó la transcripción.

_Hola Gorio.

_Hola Montse, ¿Qué haces tú aquí?.

_Vengo a hacerte una proposición.

_¿Qué tipo de proposición?.

_Escúchame bien, te lo ruego, y después decides, ¿Vale?.

_Lo que tengas que decirme, dilo rápido.

_Bien…He descubierto todas las artimañas de Aspective y quiero darle una lección, para eso necesito que tú te hagas pasar por su amante, todos tienen que pensar que te acuestas con él.

_¡¡ Tú estás loca de atar !!, pero sabes lo que me estás pidiendo, toda mi carrera se puede ir al garete, ni de coña.

_Confía en mi, después de todo este embrollo, serás tú el que salga airoso. Primero publicaré vuestra aventura, y esperaré a su siguiente paso, que es predecible, ese tipo de personas siempre lo son, y después le daré la estocada final para hundirlo en la miseria. Una vez me engañó engatusándome y llevándome al huerto, y yo por ahí no paso, le tengo tantas ganas o más que tú. Quiero venganza, y si tú me ayudas será demoledora. Además, tengo que confesarte que estoy enamorada de Sonvak y no me gusta nada que ese capullo de Asp, la ande rondando con sus comentarios de poeta afeminado.

_Me has convencido. Está bien, te doy permiso para que publiques eso, pero como todo sea una trampa y seas tú la que estás compinchada con él, se lo contaré todo a tu marido, y a Sonvak para que tome medidas.

_No te preocupes, te prometo que no te voy a engañar, le tengo muchas ganas a ese desgraciado de Aspective. Bueno, ahora me tengo que ir, ya tendrás noticias…Espero que salgas pronto de aquí. ¡¡ Cuídate !!. Adiós Gorio.

_ Adiós Montse.

carceles

El culebrón de la oficina sigue su camino implacable hacia algún lugar impredecible. Aunque lo parezca, esto no es un auténtico guión de Almodóvar. ¿Cómo acabará?, ¿Habrá sangre?.

Lo cierto es que este periódico no dejará escapar la oportunidad de seguir informando a sus fieles lectores, a los que  no queremos dejar ni un solo segundo, sin la noticia fresca sobre todo este asunto.

Y de seguro que la oficina al completo estará esperando nuevos acontecimientos.

En ese lugar se cuecen habas.

Próximo turno para:   S – Unsinagawa – Activo

14 comentarios

Archivado bajo R - Gorio - Activo