Me siento inusualmente bien

Hoy me siento inusualmente bien, bueno lo suficiente para contarles algo fresquito. Es curioso. Llega el verano y el que más o el que menos tiene ciertas vacaciones ¿no?, o eso esperamos todos. Bueno pues es curioso. Por ejemplo tu vecino, el de toda la vida, el que te encuentras cuando vas a visitar a tus padres en el ascensor y no te mira a la cara, sí, ese que se cree que tú eres el mismo niñato que ibas con la moto a escape libre por tu barrio, el mismo que te mira por encima del hombro y que no sabe que ese era tu tiempo libre y que al final acabaste tu carrera y que ganas mas que él pero que te importa muy poco que lo sepa. Bueno pues ese maleducado, que en su club de campo va de señorito y que si pudiera te escupiría en la cara, ese espantapájaros, ese te lo encuentras en la playa por la orilla y te dice “¡¡¡Hombreeee que alegría!!!, Manolitooo. Me alegro de verteeee”. Me alegro de verte, tiene “guevos” el tema. Para escupirle en toda la cara. El tío esta sólo con toda la familia de su mujer y tendrá ganas de tomarse una caña en el chiringo con alguien claro, para escupirle vaya. Ese mismo que si no te ve allí en la orilla seguirá sin mirarte a la cara en la vida y que a la vez cuando se encuentre a tu padre le seguirá preguntando por ti, como si le interesara. Un transformista vaya. Otro caso, tu vecina la del quinto, la que esta buenísima, si esa, la que no te ha saludado nunca. A esa misma te la encuentras en el bar de copas de la playa una noche de verano y se te tira a los brazos como si hubiera encontrado el eslabón perdido, tiene huevos. La que siempre te ha visto como el cani del barrio, si esa que no sabe que ahora eres abogado y que ya no llevas los Niké si no que vas de chaqueta y corbata habitualmente. Yo bebería un vasito de agua y le escupiría también claro. Otra transformista.

Y así podríamos encontrar muchos casos de personas que te etiquetaron en tu infancia y se creen con el derecho de rectificar veinte años después. No saben que ahora la etiqueta la llevan ellos.

 

Próximo turno: G – Luissiana – Activo

 

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

12 Respuestas a “Me siento inusualmente bien

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Joer, que buenas relaciones mantenías con los vecinos ¿eh?. El chico modelo del barrio…
    Pero es cierto lo que cuentas. Parece que el hecho de ir en bañador, y encontrarte un “conocido” en mitad de un playa lo convierta en amigo del alma aunque no os podais ni ver.
    Lo que no estoy tan de acuerdo es con el tema de la vecina. Por lo menos a mi me sigue ignorando…
    Sinff 😦

  3. Ja ja llevas razón Aspective, con el tema de la vecina tenía mis dudas al escribir. Creo que si hicieramos unas estadísticas llevarías tu razón, pero ten en cuenta otra variable, todo depende de la distancia a casa. Si te encuentras a esa vecina en una playa de Australia seguro que te saludará…

  4. R - Gorio - Activo

    Un tema peliagudo el de los vecinos que no te saludan en el barrio, pero que en otras situaciones parece como si fueras de su familia.

    Creo que a tod@s nos ha pasado algo así alguna vez.

    Buen tema…

    Saludos.

  5. ¿Por qué cuando hablamos de vecinos son todos iguales? Da igual que vivas en Málaga que en Vitoria, siempre hay los mismos típicos vecinos bordes…

  6. Pues sí compañeros, parece ser que es algo extendido, esto de los vecinos amargados de la vida que te miran por encima del hombro.
    Siempre pense que me hubiera gustado ser famoso a la vejez, y cuando se me acercaran a pedir un autógrafo estos individuos y a vacilar de camino por el hecho de conocerme, hacerme el loco, “lo siento pero no tengo el placer de conocerlo, es que ni me suena su cara, lo siento” y que mis guardaespaldas los quiten, “siguiente” je je. Sería un auténtico placer para mis sentidos. Saludos a todos

  7. Síiii yo odio a mis vecinos. Y eso de que se transforman en vacaciones, en realidad ocurre en todo tipo de situación que se escape de la rutina. Son esos ‘mediastintas’ a los que yo les pongo en su sitio a la primera de cambio: “toma, pa’ que vuelvas”.
    En una ocasión hasta el alcalde de mi pueblo vino a mi casa porque ahora soy periodista y le interesaba publicar sus quejas en el periódico. Manda carallo el morro que le echa la gente!!
    Historias de la puta vida. Un besito!!

  8. Claro Sara tu caso es el del extremo ya, que vaya el alcalde a tu casa, a ese no le diste un “toma, pa´que vuelvas” ¿no? je je. Gracias por dar tu opinión. besos

  9. Sí que le di, sí, que a mí ese no me beneficia para nada. Puesto que no le voto, encima que no venga a mí a hacer peticiones, que se digne a ir al periódico en horario comercial!! jajaja. Pues menuda leche gasto yo, ya sea el alcalde o el presidente del Gobierno, la mala educación que la dejen en su casa. Ay, oye, qué desahogo!! jajaja. Besosss

  10. jeje de eso se trata de desahogarnos

  11. Bueno pues Sara, ya que no logro conquistarte (mira que lo he intentado y me lo pones difícil) habla, al menos, bien de nosotros en tu periódico.
    O mal
    Pero habla
    Ya sabes eso de “ladran, luego cabalgamos”

  12. N - Sonvak - Activo

    Bueno… yo no puedo quejarme de mis vecinos. Son tal cual son sea donde sea (debe ser que como no me gusta la playa en verano… 🙂

    Buen post, Lino. Saludos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s