Archivo de la etiqueta: felicidad

Si yo fuera…

Si yo fuera el más rico de la tierra, sin duda repartiría mi fortuna entre los más pobres y necesitados del mundo.

Si yo fuera Dios, implantaría la felicidad como obligación entre los hombres y mujeres.

Si yo fuera naturaleza, cubriría de bosques las ciudades.

Si yo fuera sol, brillaría a todas horas sobre el mar.

Si yo fuera político, derogaría todas las leyes que oprimen a las personas y su libertad.

Y podría seguir, pero os quitaría los temas.

9 comentarios

Archivado bajo R - Gorio - Activo

En ocasiones veo injusticias

Sí, en ocasiones veo injusticias, como todos ustedes. ¿Ejemplos?, millones, pero todos las conocemos y el que no lo crea que ponga el telediario y se eche a llorar. Creo (luego existo) que lo principal, igual que con todo en esta vida, es poner de nuestra parte, hasta donde podamos llegar claro. Me explico, claro que podemos cambiar el mundo, existen millones de mundos igual que existen millones de personas, alrededor nuestra esta nuestro mundo y en ese si podemos intervenir. No grandes metas, nada de pajaritos en la cabeza y mucho menos malgastar nuestro tiempo en batallas demagógicas, como dicen por aquí “a poquito a poco” o “piano piano” como dicen por allí. Sócrates decía que quien se dispone a efectuar grandes obras procede con lentitud y Beethoven confesaba que su genio se componía del 2% de talento y del 98% de perseverante aplicación, y ambos cambiaron su mundo. Igual que el 1% de quinientos no es lo mismo que el 1% de mil, yo a lo mejor no voy a poder llegar a donde tú llegas pero igualmente aquel nunca llegara a donde llego yo.  Hay quien dirá que es cuestión de principios pero yo creo que es más fácil aún, ya nos lo decía nuestra mama… “se bueno niñ@, se buenoooo..” y el que piense a estas alturas que hablo de dar una limosna que empiece de nuevo por el principio. Sí, en ocasiones veo injusticias,  ¿pero quién soy yo para cambiarlas?, terrible error compañer@, darle a cada uno lo que se merece (en el más amplio de los sentidos) no creo que sea jugar a ser Dios ni mucho menos, entre otras cosas porque no conozco a ese Dios, ni se le espera. ¿Sacar provecho de tu ayuda?, a nadie le amarga un dulce pero que ese dulce no sea la base de tu alimentación y además como ya sabemos, el dulce en exceso es malo je je. Esto no es una secta y yo no soy su líder pero si uno sólo de vosotros, a raíz de esto, reflexiona un poco y para bien, esa sera mi recompensa y no sera un dulce porque yo nunca lo sabré. Pero sí, en ocasiones veo injusticias.

6 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

¡Looking for paradise!

Mi primer beso no es digno de recuerdo, preferiría hablarles del último. Por encima os diré que el primer beso no fue un beso fue un “torniquete lenguil discotequero” tras un típico “¿quieres rollo? ¿no?” “¿y con mi amigo? ¿y con mi otro amigo? ¿no?” “y tu amiga ¿quiere rollo conmigo?” “¿y con mi amigo?” etc, etc… en fin, eran otros tiempos.

Mi primera vez en cualquier aspecto es digno de recuerdo pero relacionado con el sexo, o con cualquier aspecto en el que cuente la experiencia, es digno de olvido o por lo menos es mi opinión, esta bien este tema para narrar experiencias pero mas bonito seria nuestro primer beso verdadero. Queremos saber que sentimos cuando entras en contacto físico por primera vez con la persona que amas, eso realmente no lo he vivido yo hasta hace poco, el derretirse por dentro, el sentirse correspondido, el demostrar lo que sientes, el tomarte tu tiempo y su tiempo para detener el tiempo de los demás, que nada nos importe mas allá del metro cuadrado en el que habitas, que sientas la magia a tu alrededor y que estés seguro de que nadie pueda cambiarla.

Sentir así es sentirte vivo, tocar su pelo mientras la besas, ese pelo en el que tantas veces te has fijado, su movimiento en cámara lenta en tu mente derrite tus manos, oler su perfume, ese perfume que tantas veces te ha hecho perder el conocimiento, ver sus rasgos físicos de cerca, esos rasgos que no has visto jamás en nadie, como si en su creación se hubiera roto el molde, su saliva sabe a felicidad, esa que nunca encontraste, esa que nunca te dio nadie porque nadie consiguió dártela, porque nadie te amo como ella porque nadie se puso nunca en tu lugar, un lugar deseado por otros pero que ella quiso darte a ti, por eso te sientes especial y si no ¿para que quieres los sentidos si no es para amar?, el odio es un sinsentido que no se merece ni una palabra mía mas.

¡Looking for paradise!

6 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

No me gustaba besar

Recuerdo con cariño aquellos primeros besos, aquellas primeras novias, los años teenagers como los llamamos ahora. Eran divertidos, experimentales, cada beso con cada chica era diferente, una nueva sensación, un comenzar de cero, un aprender a grandes pasos, pero no eran besos como ahora los conozco.

Con la juventud llegó una etapa loca, los besos y las relaciones se multiplicaron, siempre con mucha discreción, no me gusta que lo íntimo sea público, pues por algo es íntimo. Pero fue una etapa loca, seguía sin conocer un beso tal y como lo concibo ahora. No sé si era porque sólo buscaba sexo, o si porque erróneamente concebía el beso como el inicio de algo mayor o de algo más divertido. Como un preámbulo más necesario para ella que para mi, cuan equivocado estaba.

Ahora inmerso en la madurez, resulta que considero un beso algo muy especial, algo muy indicativo y algo que puede por sí sólo denotar un profundo amor, una sensibilidad extrema, un respeto mutuo. Y si lo considero como dentro de una todo, no le rebajo su importancia, es tan importante y tan motivador un beso, es tan capaz de provocar que todo lo que después ocurre sea absolutamente maravilloso, que considero que un beso es el principio y el fin de todo.

Para ti mi vida…

10 comentarios

Archivado bajo Codeblue_

Un día en mi vida vale mucho dinero

¿Un día en mi vida?, no creo aquello de que todos lo días sean iguales. Cierto es, que es costumbre extendida tal aseveración, pero yo no la comparto. Tengo en el recuerdo, en mi vida de estudiante imberbe, de haber pensado en ese sentido sobre mi vida pero entonces era así. Me levantaba, iba a clase, volvía, comía y para clase otra vez, después volvía, barrio sésamo y poco mas, a la cama. No podía hacer nada mas, no tenia dinero, no había Internet, ni play ni nada de lo que hay ahora.

Los tiempos cambian y la gente cambia, por la vida y por nosotros mismos, es mi caso. Gracias a Dios, me exijo mucho, no permitiría caer en la pasividad mental de pensar que hoy es igual que mañana y que pasado mañana será igual que ayer, no me lo puedo permitir, por salud mental.

¿Qué hacer para no caer en la monotonía?, es algo muy subjetivo pero depende donde pongas el listón de cada concepto: diversión, relax, trabajo, familia….. yo personalmente pongo los listones altos y así y solo así llegare al termino medio, donde evidentemente radica la virtud, esa gran desconocida. Seguro que hay algún familiar al que hace mucho tiempo que no llamas o una película que hace mucho tiempo que querías ver o una empresa donde siempre quisiste trabajar y nunca te atreviste a mandar curriculum, etc., y millones de etc., etc.,…

Puedo pecar de ignorante para algunos o de vanidoso para otros pero raramente me importa lo que piense la gente, mientras no me lo digan están en su derecho de pensar lo que cada uno quiera, ahora eso si, yo también tengo mi manera de pensar y nada ni nadie lo va a cambiar, o quizás si. Si me contradicen encantado, puede que les de parte de razón, hoy en día con una jornada de mañana y tarde en la oficina poco diferente pueden ser los días, pues estáis equivocados todo esta en nuestra cabeza. Ayer leí que se había suicidado el portero de la selección alemana de fútbol con 32 años, había sido portero del FC Barcelona entre otros, se tiro a las vías de un tren, ¿creen ustedes que se puede tener razones para suicidarse con tu vida y la de toda tu familia solucionada?. Por eso les digo… ¿un día en mi vida?…un día en mi vida vale mucho dinero.

8 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Flores en mi jardín

Sencillamente magia. Después de lo dicho por todos es complicado innovar en el concepto pero lo importante aquí, creo yo,  es no caer en formalismos y subjetivamente opinar sobre el tema común. En mi caso lo mas parecido a la magia lo he vivido, claramente, en algo tan complicado como el amor, en algo tan subjetivo como el amor, en algo tan bonito como el amor.

¿Quién no ha estado enamorado alguna vez? mas o menos correspondido eso es otra historia, pero quien no ha sentido las ya famosas mariposillas dentro de si mismo. Mariposas internacionales que no entienden de costumbres ni de razas y mucho menos de religiones, grandes o pequeñas, rápidas o lentas pero todas cumplen su función, alejarnos de nosotros mismos, sentirnos extraños ante nuestro propio organismo, volar hacia un país en el que solo existen dos personas, tu y ella, tu y el, un país lejano en el espacio pero inminente en el tiempo, un país esperanzador donde pretendemos encontrar nuestra paz interior, el fin de la humanidad. No entiendo de medias naranjas y medios limones, mas bien conozco la adaptación de dos personas, que se pueden parecer mas o menos en sus caracteres pero que en el fondo son totalmente opuestas en sus experiencias y lógicamente en sus costumbres. Pero ¿qué esperanza de vida tienen estas mariposas?, en un jardín con flores toda la vida, es mi forma de ver las cosas y lo siento por quien no lo comparta. Evidentemente el tamaño de las mariposas no siempre es el mismo pero es directamente proporcional al tamaño del jardín, en uno cuidado y con grandes flores habitaran bellas mariposas longevas y en cambio en un jardín descuidado brillaran por su ausencia. Cuando te pasa algo en el día, ¿estas deseando llegar a casa para contárselo a tu pareja? estas en el buen camino, cuando tu pareja no entiende algo que tu si entiendes ¿te gusta explicárselo y disfrutas cuando aprende? estas en el buen camino….. mirad su cara al llegar a casa y decidme si no se merece que de mil cuatrocientos minutos que tiene el día, le dediques tan solo diez a sembrar respeto, cariño y comprensión. Al principio será un acto voluntario y consciente ¿que puedo hacer hoy por hacerle mas feliz el día? siempre que no resulte estrafalario, hablo de cosas sencillas, de un …. ¿que te apetece hacer hoy? un ¿qué guapa/o estas hoy no?… con el tiempo, igual que con todo en la vida, se volverá involuntario, automático, mágico…créanme cuando les digo que se puede vivir en un quinto piso y tener un jardín inmenso. Sencillamente magia.

4 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

De rubias, negros y otras leyendas

Cuenta la leyenda, no por antigua menos cierta, que en algún paraje castellano habitaba una bella dama junto a su marido labrador. Ambos se dedicaban en cuerpo y alma a su tierra, en las cuales se dejaban las manos con el único fin de tener algo de comer cada día y cada noche. Su armonía era tal que no necesitaban nada más, se complementaban y querían plenamente hasta el punto de no relacionarse con nadie más, no era necesario, no era vital. Una única cosa les diferenciaba, su aspecto físico. Ella, melena rubia, ojos azules y piel clara. El, un ogro, grande y feo como el mismísimo diablo. Como les decía nada de eso les importaba. Un “buen” día cuando caminaba nuestra doncella dirección a su morada se encontró un caballero cortándole el paso. El apuesto caballero de piel negra, fornido y elegante, a lomos de un corcel blanco que impresionaría a cualquiera, no dudo en dirigirse a ella. Su melena rubia y ojos claros le habían nublado, hasta el punto de ofrecerle marchar con el hasta su castillo, donde le esperaba la riqueza mas grande que ella podía imaginar. Nuestra doncella dudo un instante pero echando la vista atrás pensó que era una oportunidad única y que su amado encontraría otra persona mas acorde a su belleza y además pensaría que ella habría muerto y así pues el daño al corazón seria menor que si se lo dijera ella misma. Y así fue.

 Con el paso de los años, muchos años, la cosa cambio. El apuesto caballero de piel oscura se arruino y tuvieron que vender el castillo con todo lo que en el había, nada les quedo para ellos, tan solo una pequeña porción de tierra. Cuentan que en esa época cierto campesino se había hecho rico con su trabajo y había comprado las tierras de su vecino y que poco después compro las tierras de su otro vecino y así hasta poseer todas las tierras de cultivo de la región castellana en cuestión. Dicen que llego un momento en que dicho campesino lindo sus tierras con las del arruinado caballero de piel morena y dicen que no les arrebato esas tierras, que se construyo un castillo alrededor de ellas y continuamente hacia fiestas en sus torres. Dicen que ese nuevo rico era algo así como un ogro, grande y feo como el mismísimo diablo, pero rico. De aquí podríamos deducir que las rubias son tontas y que al final los que no paran de follar son los negros, pero también podríamos concluir que una historia son solo palabras y que algo importante debe constar con el paso de los años para que se pueda hablar de leyenda, urbana, rural, etc..o simplemente leyenda.

Lino

11 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Ma, me, mi, mo, mu

La señora Manola tenía una paciencia, de esa que otros conceptúan y no sé muy bien el por qué, de un santo. Sus orígenes, mucho más humildes que los propios humildes, no le habían permitido más que aprender las llamadas reglas básicas y entre ellas también se encontraba la de la escritura y lectura. Ella siempre se escudaba en lo mismo y esa razón no era otra que la de su propia firma. Denotaba sinrazón, y creo que acertadamente, cuando al recibir correspondencia en casa se fijaba en la rúbrica de quién enviaba la misiva. Si bien el contenido del texto era en su mayor parte comprensible, siempre y cuando no se entrelazasen en el mismo lo que ella denominaba “palabras raras”, cuando llegaba al final le era totalmente imposible efectuar la lectura. Me acuerdo que mi padre le decía: “Manola, eso es la firma y cada uno la hace como se le antoja”. Era obvia su sinrazón. –Mira, Jenaro, si este señor ha tenido la paciencia de escribir esta carta que, en su mayor parte, yo puedo leer y comprender, no puedo explicarme como al final no es capaz de que su firma también se lea. Yo no tengo estudios, pero cuando me dicen que firme no tengo problemas. Lo ves, mi firma es mi nombre: Manola López. Un poco más artística, sí, pero se lee: Manola López.

El Micho, célebre pequeño cuadernillo-libro, estaba desgastado por todas partes. Insistentemente, cada día, la señora Manola se empeñaba conmigo en repasar lo de la “m” con la “a” es “ma”, y así sucesivamente. Después de escribirlo me entretenía con la lectura de otros cuentos infantiles, aún cuando a mí lo que más me gustaba era escucharlos de su propia voz. Así pasaron muchos más años, dónde para descanso de la señora Manola, el que ahora suscribe necesitó de su ayuda en menor medida. Presté mi colaboración con mis hermanos pequeños aún cuando la señora Manola siempre se encontraba vigilante para que todas las tareas se finalizasen por completo.

Hoy, ya sábado, después de leeros a todos con suma atención y deleitarme con vuestras razones para escribir en un blog comprenderéis mi razón, cuando en voz muy alta proclame yo mismo: ¡Viva la madre que me parió!. Gracias señora Manola, fíjate tú de que forma más sencilla estos amigos del Bloguecedario me brindan esta oportunidad para que estas letras, no escritas de forma artesanal como a ti te hubiera gustado más, sean un homenaje a tu persona y al título del artículo que me proponían. Mamá, perdona, la firma de esta carta la he incluido al principio, pero como puedes leer se entiende perfectamente: José Manuel Beltrán López.

Salud, ciudadanos

JOSE MANUEL BELTRAN

15 comentarios

Archivado bajo José Manuel Beltrán

El genio-loco que llevamos dentro…..

Por Lino

Al hilo de otros post, me ratifico en la opinión generalizada, somos bichos raros entre nuestros conocidos, enigmáticos personajes que hacemos algo poco común con nuestros ordenadores.

Pero… ¿poco común?, todo es relativo ¿no?.

No voy contando mi vida por ahí a la gente, es más no me gusta hablar de mí, no soy de los tíos que cuentan su vida sexual a los amigos y mucho menos me gusta que resalten mis virtudes, lo considero un ataque a mi salud mental, la debilitan, la duermen y no es mi meta, un letargo de nubes donde pisar firme, sin curvas, un piloto automático para que te adelanten por la izquierda sin que tu los veas, no gracias, oigo pero no escucho, critícame sin saña y te escucharé, permíteme estar alerta y enséñame el camino, un camino inevitablemente con curvas, las curvas de la vida.

Pero es verdad, ya os digo que no se lo dije a muchos, la mayoría te miran como si fueras Neo de “Matrix” y tu novia fuera Trinity, en fin, no es incomprensión, es desconocimiento. Si le preguntara a mi abuela, que en el cielo descansa, imagínense, pero pregúntenle a uno de esos trabajadores de Google en Silicon Valley y a ver qué les cuentan.

Si, escribo en un blog, ahora lo tengo aparcado, al igual que un libro que también estoy escribiendo, pero continuare porque me aporta cosas y cosas que no se pagan con dinero, para todo lo demas Mastercard.

Fíjense en Antonio Gaudí, de estudiante lo tomaron por loco y se convirtió en el artista del modernismo. El azar, que gobernó su vida, hizo que su afición al canto gregoriano lo condujera el lunes 7 de junio de 1926, a las 18:05 horas, a la Gran Vía barcelonesa, donde un tranvía de la línea 30 acabó con aquel genio discreto, en una curva de la vida que no conocía.  El conductor que lo atropelló apartó el cuerpo y siguió su ruta, luego describiría a la víctima como -un vagabundo borracho que no miraba por dónde iba-. No sabemos cuáles fueron sus últimas palabras, pero sí que el motor de su existencia fue la pasión de vincular el arte a la naturaleza y de continuar la obra de Dios, el único arquitecto al que quiso emular. Siéntanse Gaudís por un momento y siéntanse contentos. Bienvenidos todos a esta nueva etapa de Bloggercedario, quizás una nueva etapa en nuestras vidas.

 

Lino

14 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo

Os recomiendo una experiencia similar, es muy, muy, gratificante.

Hace muchos años, una noche mi marido (en aquel momento novio) y yo fuimos a cenar a un restaurante. Al salir nos fijamos que había un perro que perseguía a todas las personas que iban saliendo de aquel restaurante. La gente lo apartaba a patadas prácticamente y le dije a mi marido “vamos, vamos, que se nos engancha el perro y no nos lo sacaremos de encima”. Así que nos dirigimos al coche y ya teníamos al perro allí a nuestro lado. Nos lo quedamos mirando, y con sus ojitos parecía pedir ayuda, estaba supersucio, era un saco de  huesos, se le marcaban las costillitas y con heridas por el cuerpo. Mi instinto me pidió acariciarlo, pero sentí asco a la vez que penita. Total que lo miramos, y decimos “nos lo llevamos?” “Y si es del restaurante?” “Y dónde lo tendremos?”. Teníamos ya el piso, pero no teníamos ni muebles, estaba vacío puesto que aún no vivíamos allí. Y mientras empezamos a pensar, dudando si era conveniente o no llevárnoslo, pros y contras, decimos: “Nos lo llevamos, le damos de comer  y mañana por la mañana lo llevamos al veterinario de nuestro vecindario para que lo vea, y ya está.”

Y abro la puerta del coche y pam! el perro da un bote y se sienta en mi lugar. Y yo de vuelta, sentada en la parte de atrás. Y camino de casa, le miro a los ojos al perro y él con una mirada intensa me mira a mí. Me gustaba mucho, pude ver que debajo de tanta suciedad y tristeza había un hermoso y bonito perro. No sabíamos aún si era macho o hembra.

LLegamos a casa y sólo teníamos tortas con azúcar y se las dimos todas. Por la mañana dicho y hecho, fuimos al veterinario y cuando lo vió quedó desmoralizado. No llevaba microchip y su estado de salud era lamentable. Estaba deshidratado, desnutrido y su peso estaba muy por debajo de lo que debería tener. Calculó que llevaba días sin comer y que las tormentas de los últimos días las habría pillado todas. Tenía resina de pinos, pinchos, en su pelaje. Debería tener un año aproximadamente. Era macho. Y quedamos que buscaría por la zona donde lo encontramos por si alguien lo buscaba y que si en 15 días no había nada que nos lo quedáramos. Y a mí se me escapó en voz alta: “Ojalá nadie lo reclame”. Y el veterinario sonriendo me dijo: “Te has encariñado ya!, hemos de seguir el protocolo”.

Las fotos tomadas en aquel momento muestran el estado lamentable que se encontraba, durante un año las visitas al veterinario fueron continuas controlando su peso y estado en general. Tenía pánico a salir a la calle y lo hacíamos tirando de él y él con la cola entre las piernas. Una vecina nuestra le tiraba comida desde su ventana porque decía que lo veía muy canijillo. Hasta que le explicamos lo que sucedía y que estaba en tratamiento.

Buck

Buck, hoy.

Buck, hoy es mayor, es un perro que nunca ha enfermado, feliz, con un agradecimiento infinito con nosotros. Lo más cariñoso que existe en la tierra. La única secuela que le ha quedado es el pánico a la calle,  a las aglomeraciones de gente, lo tenemos que sacar a pasear en horas tranquilas.

Buck, no se separa de mi cama cuando yo he estado enferma. Cuando me levanto por la mañana él está en la puerta de mi habitación para ser el primero en recibirme. Cuando nos hemos ido de vacaciones y lo hemos dejado con algún familiar, no come y se queda en la puerta de la casa todo el día esperando nuestro regreso.

Buck ha visto nacer a mis tres hijas, se han criado con él, le han hecho las mil perrerías y él las adora. Hace un año le dimos un compañero de juegos, un cachorro y se pasan el día jugando y mordiéndose las patas mutuamente.

Pero como iba diciendo, hace 14 años Buck volvió a vivir, y se convirtió en un bonito perro, ágil, saludable, inteligente, aunque ahora tenga achaques propios de su edad.

Y humildemente os daría un consejo: Si deseáis recoger un perro de una perrera, no os quedéis con el más bonito y sano, sino al más necesitado, que como dice el título: es una experiencia muy, muy gratificante. 

 Con él hemos vivido millones de aventuras y anécdotas superdivertidas.

4 comentarios

Archivado bajo T - Carolinagromani - Activo