No me gustaba besar

Recuerdo con cariño aquellos primeros besos, aquellas primeras novias, los años teenagers como los llamamos ahora. Eran divertidos, experimentales, cada beso con cada chica era diferente, una nueva sensación, un comenzar de cero, un aprender a grandes pasos, pero no eran besos como ahora los conozco.

Con la juventud llegó una etapa loca, los besos y las relaciones se multiplicaron, siempre con mucha discreción, no me gusta que lo íntimo sea público, pues por algo es íntimo. Pero fue una etapa loca, seguía sin conocer un beso tal y como lo concibo ahora. No sé si era porque sólo buscaba sexo, o si porque erróneamente concebía el beso como el inicio de algo mayor o de algo más divertido. Como un preámbulo más necesario para ella que para mi, cuan equivocado estaba.

Ahora inmerso en la madurez, resulta que considero un beso algo muy especial, algo muy indicativo y algo que puede por sí sólo denotar un profundo amor, una sensibilidad extrema, un respeto mutuo. Y si lo considero como dentro de una todo, no le rebajo su importancia, es tan importante y tan motivador un beso, es tan capaz de provocar que todo lo que después ocurre sea absolutamente maravilloso, que considero que un beso es el principio y el fin de todo.

Para ti mi vida…

10 comentarios

Archivado bajo Codeblue_

10 Respuestas a “No me gustaba besar

  1. Code lo importante es darse cuenta antes de que sea tarde je je nunca es tarde si la dicha es buena, es lo mismo que nos ha pasado a casi todos.
    Saludos

  2. Bueno, tendré que buscar de nuevo candidatas que me ayuden en una nueva investigación a ver si encuentro esos que cuentas…

    (Gran texto y con mucho sentimiento. Felicidades)

  3. No serías tú como el Jorge de mi historia que hay que enseñarle a todo, no? jajaja

  4. Un texto precioso 😀

  5. no, no fue cuestión de enseñanza, fue más bien cuestión de sentimiento y sobre todo de dar con alguien que besa como los ángeles!!!

  6. sara de lupotac

    madre mía!!! lo que hace un beso…

    wowwwwwwwwwwww … nos has dejado conmovidos, a mí mucho

  7. Un texto verdaderamente precioso!!!

    Lo que no estoy de acuerdo es en lo que dices: “algo inmerso en la madurez…” Pero, chaval ¿Qué dirás cuándo tengas 60 años? jajaja ¡es broma!

    Me ha gustado mucho, mucho…

    Sandra

  8. Me encantó, Sito, me encantó de verdad. Tu texto fue capaz de conmoverme y de hacerme pensar (hacerme pensar no es difícil, lo difícil es conmoverme, je). Buenísimo, además, muy bien escrito. Un beso!

  9. jo!!! muchas gracias de verdad, un beso, mira qué oportuno!!!! jajajaja

  10. ejemmmm con un preámbulo más necesario para ella que para mí…. eso es ego jajajaja menos mal (como casi siempre nos pasa a todos -machos- que estabas -estamos- equivocados.
    Porque desde el preámbulo hasta el epílogo, ¡que decirte! ellas siempre ganan… y merecido lo tienen.
    Un abrazo, ciudadano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s