¿Puede un hermano odiar tanto a otro para hacerle esto?

¿Quién no ha odiado alguna vez a su hermano o hermana? Da igual que sea pequeño/a o mayor, más gordo/a o más flaco/a, más inteligente o menos,…

Sea como sea, si tienes un hermano o hermana, en alguna que otra ocasión (seguro que no ha sido en una sola ocasión) habrás experimentado ese odio incontenible e irremediable del que hablo.

Se puede odiar a un hermano o hermana de muchas maneras y por muchos motivos distintos. El motivo inicial de odio hacia los hermanos pequeños comienza en el preciso instante en que los hermanos mayores (si encima somos hijos únicos, peor) recibimos la “agradable” notícia de que en nueve meses aproximadamente, habrá otro nuevo miembro en la familia.

Los primeros que incentivan estas relaciones de odio entre hermanos son, sin lugar a duda, los padres y los familiares más allegados (el resto de amigos y demás, contribuyen a ello, pero no son los principales culpables).

Y digo que son los padres porque ocurre que, de repente, toda la economía familiar se vuelca en las necesidades de aquel ser (que todavía está dentro de la barriga de la madre). La única y primordial necesidad de los padres en los tres primeros meses de embarazo, es saber si ese ser va a ser niño o niña. Mientras tanto, los hay que aprovechan la larga espera para comprar pañales, biberones unisex, baberos, y demás utensilios que, según parece, se agotan todos de repente en cuanto el bebé nace.

Una vez se sabe el sexo del futuro miembro de la familia (porque no nos engañemos, para los hermanos mayores, hasta que esa cosa no ha nacido, no tiene para nada un lugar en la familia), los padres y familiares más allegados se lanzan a las boutique de ropa de bebés en busca del modelito más moderno para el nene o la nena, como si acabaran de empezar las rebajas. Cosa que sigo sin entender. ¿Cómo es posible que un bebé de dos meses, que sólo babea, bebe, mea y caga, tenga veinte atos más que tú? Pero si no suda, no se pone a jugar en la tierra, ni siquiera come chocolate. ¿Para qué tanta ropa? Vamos, que el mañaco tiene ya un armario repleto de ropa para cuando nace…

Y esa es otra, la preparación del mobibliario y estancia del futuro miembro de la familia. A pesar de ser conscientes de que los primeros meses de vida del petit suise se van a pasar en la misma habitación de los padres, en el llamado “cuco” (por cierto, ¿alguien me puede explicar por qué se llama así?) que se instala al lado de la cama de los progenitores (curioso, siempre se instala en el lado en el que está la madre, ¿eh?).

Mientras tanto, al hermano o hermana mayor en cuestión, se le “prepara” para tal acontecimiento, que cambiará su modo de vida para el resto de sus días en el hogar familiar: “Cariño, ¿sabes que tu hermanito querrá ser siempre como tu?” “Cielo, no digas palabrotas. ¿No querrás que tu hermanita aprenda a decir esas palabras tan feas cuando nazca, no?” “¡Qué bien, vas a tener un hermano!. Verás, en cuanto crezca un poco, le podrás enseñar un montón de juegos, y jugarás con él. Qué divertido, ¿no?”.

Que al final te dan ganas de preguntar:

- ¿Pero bueno, yo qué voy a ser, su hermano o su profesor?

Próximo turno para: G- Gaby – Fin de semana

About these ads

17 comentarios

Archivado bajo Saralm

17 Respuestas a “¿Puede un hermano odiar tanto a otro para hacerle esto?

  1. Unsinagawa

    …Excelente tu relato. Me gusto mucho como lo resolviste y el remate final. Congratulations!!!.

    Tengo que decirlo: Aunque antropológicamente perversos y diferentes [Caín y Abel son un buen ejemplo] los hermanos solemos, al menos un poco, ser como enemigos íntimos.
    Los padres nos arrojan a la arena de competencia, ya sea por el cariño de ellos, el uso de los bienes familiares, la asignación de las mejores tareas y permisos; incluso hasta por el mejor lugar del sofá en la sala de estar.
    Ese cariño muy “ilustrativo” se manifiesta en una experiencia familiar muy rica en coscorrones, manitas de puerco, pelliscos y toda suerte de “muestras de cariño” de la mano del hermano mayor.
    Sin embargo, la vida -como decia Benigni- es bella. Nada cambiaría por la experiencia de compartir el viaje con el hermano entrañable y querido.

    …Claro, en espera de una nueva diferencia de opinión que el amor hará mantequilla cuando diga la palabra mágica del otro lado del teléfono: !Me perdonas por lo de ayer?!.

  2. N - Sonvak - Activo

    Estoy totalmente segura de que en ningún momento he odiado a mis hermanos. Nunca he sentido celos… pero claro, soy la primogénica y la siguiente llegó cuando yo apenas tenía 1 año (como que no me enteraba yo del tema de los celos). El tercero nació cuando yo tenía 2 años y medio. El cuarto cuando yo tenía 4 años. La quinta, Nuria, que desgraciadamente no vivió mucho, nació cuando yo tenía 5 años y medio. Y la peque, cuando yo tenía 7 años… (y ya estaba muy acostumbrada a eso de tener hermanos, je).

    En parte el mérito fue de mis padres, que siempre se esforzaron en tratarnos igual. Por otra parte, yo nunca dejé de sentirme protagonista, quizá por ser la mayor e ir abriendo caminos. El caso es que fuimos creciendo muy unidos, formando piña, un equipo. Ni de niños solíamos pelearnos y nuestro juego favorito era el de las “familias”.

    Siempre me he sentido muy afortunada de tener a mis hermanos. Imposible odiarlos ni tan siquiera un minuto. Ellos son mis compañeros de risas y llantos. Son mi sangre y yo la de ellos. Los adoro y no podría ser de otra manera.

    Así que un VIVA!! por los hermanos.

    Muy buen post.

  3. Yo soy la peque, así que no valgo como ejemplo, jajaja, y ahora que me enteré que voy a ser tía mmmm no podría ser objetiva comentando este artículo.

    Aún así me gustó mucho :) Es cierto que se acaban haciendo todas esas cosas. Genial ;)

  4. El relato me parece estupendo pero no puedo entrar en el fondo del asunto porque, desafortunadamente, no tengo hermanos ni hermanas. Ya me habría gustado pero….

    Besitossss

  5. Pues yo sí que soy el hermano mayor.
    Y aunque, evidentemente, no recuerdo si fui el príncipe destronado cuando nació mi hermana, si que recuerdo que hasta muy mayores las relaciones fueron… conflictivas digamos.
    También recuerdo los enfados de mi madre, las regañinas por estar siempre peleando…
    En fin, creo que lo escrito debe de reflejar bastante fielmente mi realidad pasada.
    Hoy las relaciones son excelentes y con el pequeño también. Los tres nos llevamos de maravilla y es una suerte. Con la familia te sientes arropado, confortablemente “protegido”.

  6. Soy la mediana de tres hermanos, nos llevamos 5 años entre los 3, pero yo siempre he estado codo con codo con mi hermano mayor y con mi hermana pequeña. Nos peleábamos pero lo normal entre hermanos porque siempre hemos estado muy unidos. Ahora tengo mis tres niñas, se pelean, se tienen celillos por alguna cosa, pero yo veo como se quieren por la forma que entre ellas se miran, son cómplices, juegan juntas y eso que la mayor tiene 10 y la peque 4. Yo creo que los celillos en buena medida son beneficiosos para el niño, le ayudan a superarse en algunos aspectos, que no rivalizar, ni competir. Lo que como dice Saralm, somos los adultos que distorsionamos o exageramos una cosa natural entre hermanos como los celillos, peleíllas o el nacimiento de un hermanito. No sé si me he explicado muy bien…
    Saralm has tocado el tema con humor y gracia. Felicidades.

  7. saray

    Ps la verdad yo si he sentido ese odio incontrolable. Mi hermano nacio cuando yo tenia 6 anos y de ser la nina de los ojos la hija unica. Llega mi hermano y todas las atenciones para el . Ahora yo tengo 19 anos y el 14 y esta pasando por la etapa de la adolescencia y esta insoportable y grosero y resulta q a la final yo soy la culpable. Y me hago la misma pregunta yo soy su hermana o su profesora…… Pq si fuera su prof tendria q ser el numero uno en el cole y la uni al contrario le qdan materias grosero pero mi mama mas q todo ella se hebade la culpa ps ella es la mama no yo yo soy solo su hermana. En fin creo q lo mejor era qdamer hija unica. Un dia si llego a ser madre tendre a uno solo o seguido. Pero sin guardar tanto espacio.

  8. yo odio a mi hermano,estoy pasando el peor momento de mi vida y mis padres me ignoras comprando cosas a mi hermano,he repetido 2 cursos debido a que no me hacían caso mis padres…

  9. yo quisiera q nunca existiera por q lo odio como es

  10. dubraska

    yoo si puedo odiar a mis hermanos porque no me dejan respirar, me encierran en la casa y mi mama no me para pero yo se que yo cuando tenga 18 o 16 me voy de esta casa

  11. PerdiUnHermano

    Bueno yo nada mas para desahogarme, yo no odiaba a mi hermana pero hubo una pelea terrible un dia se comporto como un perro me desconocio y debido a eso la trato como lo que se comporto como perro!!! no quiero saber nada de ella ni le deseo ningun mal, pero que a mi vida nunca jamas se vuelva a meter, asi que les recomiendo a quienes tienen hermanos que desde chicos lleven lo mejor posible la relación porque puede que ya mas grandes sea demaciado tarde como a mi me paso. suerte.

  12. increible

    Todos los padres que hagan favoritismos merecerian la castracion o la esterilizacion,doy gracia a que tengo una familia decente

  13. the joker

    Mi hermano es un tonto pero no lo odio mas bien siento mucha alegria al saber que por fin tengo un rival digno con quien discutir

  14. mauricio

    soy el menor de mis hermanos toda la gente me odia porq trato mal a mis hermanos y creo q la culpa de eso fue mi padre nunca me trato como un hombre si no como una mujersita

  15. Micky

    Mi hermano es homosexual igual que yo y dice que me odia por eso, que nunca me aceptará, y menos que nunca lo haya hecho saber a nadie, ni a mis podres. Nunca lo hice porque nunca sentí la confianza de hacerlo, era para mi motivo de seguridad nacional. Me odia porque siempre me supe ganar el cariño y confianza de mis padres ya fallecidos, siempre les escuché y atendí, les obedecí y fui leal, al cuidarlos hasta su muerte, más a mi madre. Dice que basta que yo diga una cosa para el decir lo contrario. Debo abandonarlo y me ha tomado tiempo pues debo compartir la casa con él por herencia, sólo espero vender mi parte y nunca más verlo, me siento preso de su contento y de sus enojos y mal humor. Soy el más chico de cuatro y con los otros me llevo bien pero este siempre me ha odiado, ya somos adultos, yo tengo cuarenta y seis y él sigue con sus odios añejos porque según él nunca lo apoyé al saberse homosexual y que hasta me burlaba de él. Me hace muy infeliz todo esto.

  16. Wanda

    Sabenojala y mi hermana fuera asi,pero desde que aprendio a ahablar m9 vida se volvio un cauz,yo soy una exelente hija igual que estudiantepero ella,ella es una cosa totalmente diferemte a mi le va pesimo en la escuela es una hija terrible,yo tengo 12 y ella 8yo ya estoy en 8 y ella perdio un año(literalmente la premian dandole regalos) pero ami ni una banana y eso ,yo ocupo siempre los primeros puestos nunca he perdido una materia y ella no lo importa me choca su actitud de mal ciada es tan mala hermana.

  17. Au

    Al leer todos los comentarios, soy el mayor de tres hermanas, sin embargo mi hermana y yo durante la infancia siempre hemos peliado, he sido maldadoso, cansón y orgulloso, a comparación con mi hermana es criticona, orgullosa y tiene un caracter muy fuerte que pareciera una demonia, durante la niñez siempre hemos peleado, nunca tuvimos buena relaciones como hermanos, toda la vida peleabamos por bobadas, hasta que un dia me fui para otro pais un largo tiempo y pense que las cosas iban a cambiar para bien y en fin yo le ayudaba a mi hermana con las necesidades, cosa que yo ayudaba tambien a mis padres desde el exterior y bueno, fueron nueve años de lejanía y todos esos años mi hermana me decia que me extrañaba y hablabamos normalmente. Cuando decidi regresar a Colombia, vi que las cosas han mejorado con mi hermana, porquye seguramente ya estaba recien llegado y en fin a mas tardar de los meses volvimos a pelear por mas de 5 años mas, es trizte saber que nunca nos comprendemos porque no hay remedio y es dificil recuperar la amistad, quizas es un trauma que tiene uno mismo desde la infancia, sinceramente yo trate de cambiar, pero como ella me ataca por bobadas ahi pues uno responde por buscar el respeto, entonces es dificil como para cultivar el amor, yo la quiero pero de lejos, siento que nos odiamos…yo les aconsejo que nunca peleen desde niños porque sino termina como yo, asi que la vida es así.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s