Es sólo un correo…

No tengo muchos vicios y si alguno destaca entre ellos es el de la lectura… sobre todo por la acumulación de libros que, en ocasiones no sé donde meter.
¡Para que luego digan que el saber no ocupa lugar!
Entre los libros hay algunos que, en su momento, me impactaron y hoy yacen olvidados y otros que considere una historia más… y hoy día me impacat6n aunque no los lea.
Caso es, por ejemplo de 1984 de George Orwell, que en su día consideré un fatalista exagerado… era yo un joven de 19 ilusionados años cuando lo leí, tres años después de la fecha a la que remite el libro, y que hoy considero, que por desgracia, tiene mucho que decir al mundo moderno y que periódicamente me viene a la memoria con los sucesos del día a día… pues es eso una de las consecuencias de mi vicio: que leo, aprendo y luego recuerdo… y al recordar el mundo parece distinto de cómo me lo pintan los medios de comunicación de masas.
Por eso recordé este libro al recibir el siguiente correo, pensando que no hay demasiada diferencia entre la neolengua de 1984 y 2010, salvo los 26 años que marcan la diferencia y que la creación de Orwell era ficticia, irónicamente me pareció algo imposible de conseguir,  y esta no:

Está escrito por una profesora de música en un instituto publico.
CONTRA LA TONTUNA LINGÜÍSTICA, UN POCO DE GRAMÁTICA BIEN EXPLICADA

Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 48 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es “educación infantil”, mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia” la O de “ojo” y la U de “uña”. Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba “El Parvulito”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En EGB estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos “tracas” o “matracas”) Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión y Educación Física. En 8º de EGB, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b en vez de v” o cinco faltas de acentos, te suspendían.

En BUP, aunque yo era de Ciencias, estudié Historia de España (en 1º), Latín y Literatura (en 2º) y Filosofía (en 3º y en COU). Todavía me acuerdo de las declinaciones (la 1ª.: rosa, rosa, rosa, rosae, rosae, rosa en el singular; -ae, -ae, -as, -arum, -is, -is, en el plural; la segunda;-us, -e, -um, -i, -o, -o, en el singular; -i, -i -os, -orum, -is, -is, en el plural; no sigo que os aburro), de los verbos (poto, potas, potare, potabi, potatum, el verbo beber), de algunas traducciones (“lupus et agni in fluvi ripa aqua potaban; superior erat lupus longeque agni”: el lobo y elcordero bebían agua en el río; el lobo estaba arriba, lejos del cordero; “mihi amiticia cum domino erat”: yo era amigo del señor).

Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las “Coplas a la Muerte de su Padre” de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda…

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura. Aprendí que se dice “Presidente” y no Presidenta, aunque sea una mujer la que desempeñe el cargo.

Y… vamos con la Gramática.

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”. ¿Cuál es el del verbo ser? Es “el ente”, que significa “el que tiene entidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “-nte”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no dirigenta”; “residente”, o “residenta”.

Y ahora, la pregunta del millón: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son “periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hacen más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no “ignorantas semovientas”, aunque ocupen carteras ministeriales).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

SI ESTE ASUNTO NO TE “DA IGUAL”, PÁSALO POR AHÍ, A VER SI LE TERMINA LLEGANDO A LA MINISTRA DE “IGUAL-DA”.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Lustorgan_

7 Respuestas a “Es sólo un correo…

  1. Totalmente de acuerdo con el contenido de la carta, asentado en buenos principios. Es cierto que nuestra lengua evoluciona y es la RAE quien se encarga de su regulación con el consentimiento o acepción de nuevos vocablos. Pero otra cuestión es la desvirtuación de las reglas gramaticales. Y aquí si que no valen modas, por lo menos de momento.
    Un abrazo, ciudadano.

  2. El problema es cuando las leyes obligan a incumplir las normas de la RAE, como esta pasando ahora con “todos y todas”, “alumnos y alumnas”, “trabajadores y trabajadoras” y demás majaderías que si no pones en los escritos de la empresa te pueden significar una multa.

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. Hola Lustorgan,
    Al hilo de tu respuesta, ahora sí, debo discrepar totalmente de tu opinión, sobre todo, en lo que respecta a los ejemplos descritos.
    Todas las acepciones que comentas (veáse el RAE) se encuentran perfectamente enunciadas en su femenino.
    Es más, repasando la carta adjunta a tu post se efectúa crítica sobre el uso de la palabra “presidenta”. Si nos referimos a una Jefa de Estado (fíjate que utilizo “jefa” y no “jefe” pues así lo dice el RAE) sería correcto decir “Presidente” y no Presidenta. Pero, si cuando nombramos “Presidenta” nos referimos a la mujer que preside, el término es correcto. Y es obvio que una Jefa de Estado es una mujer que preside.
    A veces la hojarasca de la selva no nos permite ver bien la colina, pero no significa que la colina este ahí.
    Un saludo, ciudadano.

  5. ZAS

    Muy bien!!
    Gracias por reivindicar el buen uso del español!
    No todo vale, no señor! Por alguna razón existen raíces, prefijos, sufijos y todas esas cosillas que a veces se quieren olvidar…

  6. Obsi

    Ya había leído el correo y no puedo estar más de acuerdo. Al final, entre las “imposiciones” (que no sé por qué lo entrecomillo) de las autonomías, la utilización del idioma como arma política, el sistme educativo, el botellón y toda la gaita, acabaremos por no saber hablar… como cangrejos, vamos!

  7. La gran lacra de la gramática y la ortografía es permitir a la juventud hablar y crear un idioma paralelo, me refiero al idioma messenger y sms. Abreviaturas, omisión de vocales, utilización de fonética (aunque ni se dan cuenta de que lo hacen), etc.
    Sobre la ministra de igualdad decir que hay que centrarse en muchas otras cosas importantes en las que todavía la mujer no dispone de los mismos derechos que el hombre y ser algo más coherente y eficiente, que tanto obsesionarse le hace cometer cada cagada a veces que vaya por Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s