Importa como estoy yo

Llegó a casa y no me dijo nada, ni un saludo, ni una mirada. Cruzó el pasillo y se encerró en su habitación, con un portazo, como un golpe a mi frustración. Ya son varios los meses en los que actuó y hablo pero acciones y palabras rebotan contra la pared o se pierden en una profundidad carente de atención. Los consejos son muy claros: “no le des importancia, no te creas lo que ves, es sólo una etapa difícil…” pero quien lo sufre soy yo, y no es una cualquiera, es el fruto de mi pasión. En su entorno es alegre, generosa, simpática y cariñosa, en casa miente o calla y no muestra respeto ni obediencia. Acaso soy yo el problema? no merece una madre más respeto que un amigo? tan difícil es la maldita edad del pavo? yo también era así a su edad?

No importa como estoy yo, me importa como está ella, porque si consigo verla feliz, soluciono como estoy yo. Sólo pido una muestra de cariño de vez en cuando, que me convenza de que aguantando al final la recupero, de que esta etapa de adolescente desobediente y egoísta tiene un final próximo y la madre vuelve a ser madre y la hija vuelve a ser hija. No pido mucho, ¿verdad que no?

G – Gaby – Fin de Semana

5 comentarios

Archivado bajo Saralm

5 Respuestas a “Importa como estoy yo

  1. Aclaro para los que sois de otro país distinto a España, que lo que conocemos aquí por la edad del pavo, es la edad más o menos de 14 a 16 años en la que los adolescentes se vuelven muy complicados, egoístas y lo único que ven es su mundo de amigos. Por supuesto es una generalización no siempre aplicable a todos.

  2. Yo no tengo hijos…. pero después de leerte me han dado unas ganas enormes de llamar a mi madre y perdirle perdón por mis desplantes adolescentes.
    Y en México llamamos a eso la etapa de la punzada. 🙂

    Gracias por la frase para mi entrada… Ya la estoy visualizando. ;D

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. Bueno “edad de pavo” o “punzada” la misma confundida historia de los adolescente. A tomárselo con paciencia, por lo que en su momento fuimos “pavos” y porque estos “pavitos” de hoy se las verán con los pavos del mañana.
    Saben? tengo hijos en plena adolescencia, y muchos sobrinos adolescentes, me conformé sonriendo, y consolándome con recordar cómo eran de pequeños.
    Bonito post!

  5. D - Rosma - Activo

    Muy bonito el articulo. Esta muy bien.
    Aqui es cierto que lo llamamos la edad del pavo. Aunque algunos le dura la edad esa … mas de lo habitual.
    Genial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s