Archivo diario: 21 noviembre 2008

Si la soledad prolongada no es buscada, puede parir estas cosas

Si la soledad prolongada no es buscada, puede parir estas cosas tales como el derrumbe de tus proyectos.

Porque la vida es un gran proyecto más bien un gran proyecto que vas aprendiendo a lo largo de toda tu existencia. Porque desde pequeños estudiamos para ser grandes arquitectos. Algunos vamos aprendiendo de grandes maestros, de los libros de lo que vivimos de las experiencias….

De mayores queremos culminar nuestra gran obra porque todos nos consideramos licenciados como buenos arquitectos. Somos buenos, nuestra inocencia nos hace poner mucho ímpetu en realizar nuestro gran proyecto y algunas veces no sondeamos el terreno, donde construir nuestro proyecto.

La base comienza siendo firme al menos eso es lo que pensamos cuando echamos los cimientos. Aunque luego te das cuenta que la base no era tan firme porque la realidad es bien distinta. Pero seguimos construyendo eso que llamamos nuestro gran proyecto día a día hasta que culminamos el edificio. Nuestra gran obra maestra y genuina y la miramos en la distancia orgullosos y contentos.

Y cuando menos te lo esperas y disfrutas de tu edificio. Te das cuenta que esta lleno de grietas, filtraciones y malas calidades.

Después repasas los planos, buscando donde estuvo el fallo, que mal trazaste que línea cambiaste y en que medidas fallaste. Y a medida que lo repasas vas reparando los fallos, poniendo remiendos en las paredes, tapando con pintura clara dónde hay moho y oscuridad. Pero cuando crees que tienes de nuevo tu gran proyecto remendado y fuera de toda inclemencia. Viene una racha de viento y te lo derriba como un castillo de naipes. Te empeñas en seguir levantando y levantando el proyecto de los escombros …..

Pero no consigues nada. Era un gran proyecto para un tosco arquitecto o los inquilinos fueron tan fieros que lo vapulearon y lo lastimaron o tan solo no lo cuidaron …..

Nada, llega el silencio. Los planos de un nuevo proyecto quedan sobre la mesa. Coges tus pertenencias y olvidas cualquier nuevo plano, cualquier nuevo proyecto. La tierra sigue siendo inestable. No se puede construir sobre tierras movedizas, sobre tierras oscuras, donde hay campos sin flor….

Como en el fondo te consideras un buen arquitecto vives mirando en la distancia el surgir de nuevos edificios, los observas, los miras tras tus muros y en el fondo te alegras cuando ves buenos edificios que perduran con el tiempo… Y aunque te preguntas una y otra vez  porque tu no fuiste un buen arquitecto. Algún día habrá un nuevo proyecto.

F – Natigusa – Activo

4 comentarios

Archivado bajo Rosma