¿Tendré que divorciarme si se entera?

¿Tendré que divorciarme si se entera? Pues realmente no lo sé pero el tiempo lo dirá, y muy pronto, porque hay cosas que corren como bólidos aunque preferiría que fueran a paso de tortuga.

Llevábamos mucho tiempo casados y, que nuestros hijos no se parecieran a él, tampoco fue algo que le extrañara. El era tirando a horrible y los chicos eran preciosos, así que mirando fotos antiguas, no me costó trabajo convencerle que un tatarabuelo suyo era un “Rodolfo Valentino” en potencia y esencia, por lo tanto, qué mejor que los chicos hubieran heredado aquel gen familiar.

En carácter, tampoco se parecían ni dormidos. El era algo taciturno y bastante previsible, pero por encima de todo, vivía por y para nosotros. Nunca hubo nada grave que me hiciera replantearme nuestro matrimonio. Los chicos, además de guapos y buenas personas, eran auténticos “cascabeles” que habían colmado de alegría nuestro hogar.

Pero aquel hogar tenía un componente más aunque no estuviera “fijo” en plantilla. En nuestro matrimonio faltaba emoción y no me costó encontrarla. Era un desahogo ocasional  y no me exigió unas medidas extremas para camuflarlo. Algo tan sencillo como unas clases de yoga alejadas de casa, y a las que asistía “oficialmente” después de mi trabajo, fueron la tapadera perfecta.

Habíamos estado mucho tiempo esperando tener críos pero se resistían y en una ausencia por motivos de trabajo, ocurrió el milagro. Carlos, que así se llamaba “el otro”, consiguió en una semana lo que Javier había intentado algunos años.

Ni qué decir tiene que fue tal la alegría que jamás se puso a “echar cuentas” y nuestra vida discurrió con absoluta normalidad. El con su trabajo y sus viajes, yo con el mío y mis “posturas de yoga”. San Google me ayudó enormemente con las asanas (posturas de yoga) ya que algo tenía que contar, aunque no creo que me prestara mucha atención. Su único interés era que no me bebiera ninguna tisana en las clases, no me fueran a drogar para que firmara un cheque en blanco. Y así lo hice, jamás me bebí una tisana. Me comí a un hombre por los pies pero a “palo seco”.

la-biblia-del-yoga1

Me compré “La Biblia del Yoga” de Christina Brown y conseguí hacer bastantes asanas sin descoyuntarme y creedme que no fue sencillo. Pasaba del “vulgar” pero archiconocido “a cuatro patas” a la postura del perro. Es más, llegué a ponerlas en práctica con Carlos para llevarlas a casa ya “aprendidas”.

postura-del-perro1

Todos estos años mi vida fue un carrusel divertido de sensaciones. A uno le quería y del otro estaba pillada. Sin embargo en ningún momento sentí que aquello se me fuera de las manos.

Tuvimos los tres, otros dos hijos más. Y, cuando digo los tres, es porque uno me los fabricaba y el otro me los reconocía. Un arreglo del que ninguno era consciente y que yo manejaba perfectamente ante ambos. Carlos siempre pensó que tenía un punto de morbo enorme, tener una aventura con una mujer que se embarazaba de su marido pero practicaba el “partner yoga” con él. Bueno, y no sólo el partner yoga, también estuvimos a punto de doctorarnos en contorsionismo pero eso pertenece al “secreto de sumario”.

Hará poco más de cuatro meses, Javier, para evitar que un mal cálculo (siempre fue un acérrimo seguidor de Ogino) me dejara embarazada de nuevo, optó por pasar por un urólogo que le practicó una vasectomía. Si él hubiera sabido que sus “bichitos” no servían ni para practicar el tiro al blanco con ellos, se hubiera ahorrado el agobio de pensar en la posibilidad de perder uno de sus bienes más preciados. Estaba convencido que la belleza de sus espermatozoides era inversamente proporcional a la suya. No tenía sentido contarle que si alguno de ellos hubiera servido, habría habido que aplicarle cualquier mecanismo a “aire comprimido”, por ejemplo, para que tomara posesión de mi óvulo. Pero estos pequeños detalles no me parecieron esenciales para nuestra armonía conyugal, así que preferí que fuera feliz pensando que era un semental de categoría extra.

El mes pasado, Javier lo pasó en Arabia Saudí, en el campo petrolífero de Ghawar, por su trabajo para una petrolera nacional, y se fue tan encantado por poder participar en nuevas perforaciones en el campo más grande del planeta, que estuvo prácticamente “perdido” en el desierto lo que me proporcionó tiempo extra para mis “paseos por el filo de la navaja”. Y nunca mejor dicho, porque quedarme de nuevo embarazada, ha resultado un desastre de tal dimensión que me encuentro en una disyuntiva peliaguda.

No me va a resultar fácil abortar sin que Javier, que ha conseguido gracias a su buen hacer en Arabia tres meses de vacaciones, se entere de todo este barullo. Y ni me planteo tenerlo porque convencerle de la reproducción por esporas se me antoja tarea harto complicada. Es algo elemental en algunas cosas pero nunca ha sido rematadamente estúpido, así que esta segunda opción queda descartada.

Cabría la posibilidad de convencerle, o al menos intentarlo, que la intervención no fue efectiva pero con lo mirado que es para el dinero, seguro que iría a protestar al urólogo  y ni pensar quiero en las consecuencias que derivarían de todo ello. No ansío ser protagonista de una noticia en la página de sucesos.

He tenido todo tipo de ideas peregrinas: ataque de gases, embarazo psicológico, obesidad mórbida localizada, pero acabar dentro de ocho meses con un bebé en los brazos, desbarataría todo lo anterior.

 Entonces ¿qué hago con el “bombo”?

Q – Sara – Activo

Anuncios

14 comentarios

Archivado bajo P - Montserratita - Activo

14 Respuestas a “¿Tendré que divorciarme si se entera?

  1. N - Sonvak - Activo

    Buenoooooooooooooo…!! si somos los rápidos del grupo.

    Me ha encantado tu relato… Menuda doble vida!!… Ahora habrá que ver que hace Sara con el bombo.

    Excelente Montse, como siempre es un placer leerte! Besos 🙂

  2. Has tejido un estupendo relato, enhorabuena

  3. buah, si es que eres genial!! Cuando salga de trabajar a la noche escribo el mío que ya tengo pensado más o menos cómo va a ser. Así que por favor, no me paséis el turno, que aunque llegue de madrugada, llego!!
    Un besito y hasta luegooo!

  4. ¡Eso le pasa por pelandusca y ponecuernos!
    Pobre marido…
    Desde luego hay malas pécoras por el mundo que engañan a sus maridos, les toman el pelo, se lo pasan pipa con el otro y encima les hacen cargar con los niños que no son suyos.
    Hummm, una pregunta. ¿Has hablado con mi mujer antes de escribir esto? ¿cómo te ha venido la inspiracion del relato?
    Es que después de esta entrada la seguridad en mi mismo se evapora ráaapido…
    Y eso, eso, a ver qué hace ahora con el bombo je je je. Por mala.

    Montse, tienes una mente perversa y una pluma extraordinaria (en el buen sentido lo de pluma, claro)

  5. Claro que si la señora es como la Adriana Lima que descubrí en el blog se Sonvak (no la conocía y me quedé epatado cuando vi sus fotos. Las de la Adriana. Sonvak no sé cómo es) creo que se le puede perdonar todo…

  6. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Sonvak, nos van a tener que cambiar el nombre de “Comando G” por “Escuadra F-18” por la velocidad a la que publicamos. 😉 No siempre podrá ser igual pero hasta ahora nos pisamos los talones, jajajaja.

    Chapinita, la frase era fácil y se prestaba para escribir. Claro que como alguien me deje: “El mecanismo de un caleidoscopio”, por ejemplo, emigro a Las Antillas Holandesas, jajaja

    Sara, es que me tienes cariño lo mismo que yo a ti, pero viendo lo que por aquí se escribe, me quedo en “de andar por casa”.

    Aspective, corazón, tengo una tercera parte de un bufete jurídico, así que no hace falta mucha imaginación. Está todo inventado.

    Procuro ponerle un punto “sarcástico” y en ocasiones guasón, pero ya tengo ganas de escribir algo más serio. Qué voy a tener una fama de mata-hombres que para nada. No me como un colín!!!

    Y no soy nada perversa, soy más elemental que “el asa de un cubo”, te lo juro por mi Fiat Stilo. 😉

    Besitosssssssssss

  7. N - Sonvak - Activo

    jajajajaja, Aspective, la verdad es que Adriana Lima me parece una chica bellísima y en cuanto a ello, yo no le llego ni al tobillo. Lo único que tengo en común con ella es lo de ser morenas. Yo soy normalita, una más del montón. Pero si sientes o sentís curiosidad, no tengo problema en poner una fotillo mía en lugar de esa carita pintada por mi. Besosssssssssssss a tod@sssssssssssss!!!!!!!!!!!!

  8. N - Sonvak - Activo

    Por cierto, Aspective, ¿tienes blog personal? me gustaría saber su dirección para visitarlo. Graciñas, como dicen por mi tierra.

  9. Sí. Es http://www.comeduradetarro.blogspot.com

    Yo creo que, salvo que haya dos Sonvak, he visto dos tuyos ¿no? el de i-moda y el de weblog ¿es correcto?

    Curiosidad siempre hay, pero eso es una decisión tuya. La carita me encanta, pero siempre está triste. Las ilustraciones (salvo que me haya equivocado de blog) son espectaculares. Dibujas (¿pintas?) de maravilla. ¿Tienes algún autorretrato? puede ser el camino intermedio con la foto. 🙂

  10. Bravo Montse, ahora que me entero de lo del buffete, pues si que tienes una buena fuente de inspiración, o mejor dicho, materia prima de relatos.
    La frase que le has dejado a Sarinha si le cae a un futbolero ya lo veo tirando para Manolo jajaja

  11. Oyeeee, estás en un grave problema. Dime tú!!!
    Qué bien, Montse!!

  12. N - Sonvak - Activo

    Hola Aspective!!

    Sí, era mi blog y mis ilustraciones, la mayoría pintadas. Y muchísimas gracias por todos tus comentarios. No tengo ningún autorretrato, no me encuentro demasiado interesante para pintarme, jejejeje…

    Es cierto que también llevo el de IMODA y además el de ANIMEYHENTAI… El de Imoda, porque había pocas alternativas en aquel momento, pero ahora me divierto dando información de modelos y buscando fotos chulas. El de animeyhentai por solicitud mía, cuando quedó libre, pues también soy profesora de manga y me gusta el tema.

    Y tú? sólo este? me gusta el nombre: comeduradetarro, jajajajaja… ya dice mucho de por sí.

    Un abrazo, compañero, y por cierto, particularmente te deseo Feliz Navidad y que ningún tipo de crisis se manifieste en tú 2009!!!!

  13. Montse, buenísimo!!!
    Lo has relatado con un toque de humor genial y con el libro ilustrativo y todo!!! Buenísimo.

  14. Muy buena historia, sí señora!!! Interesantes relatos que habéis hecho en unos pocos días…
    bravo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s