Archivo diario: 7 diciembre 2008

El que ríe al último ríe mejor.

O dicho de otro modo lo que importa es el final.

En realidad no es más que una de las muchas frases o refranes de consolación, que tienen dos objetivos dispares y distintos pero, en el fondo, el mismo mecanismo.

La idea básica es que no merece la pena el esfuerzo de tomar un berrinche, o enfado, con alguien, por una mala juagada que nos haya hecho.

Ciertamente tiene una visión personal positiva: a fin de cuenta un enfado de ese tipo siempre tiene como consecuencias una elevación de la tensión arterial y de nuestras pulsaciones, lo que, en algún caso, puede resultar malo, incluso letal, para nuestra salud. También sirve para consolarnos, en ocasiones, pensado que en el futuro podremos devolverle la jugada.

La otra versión es más bien social, por ello este tipo de frases siempre han sido propiciadas por las autoridades, generalmente corruptas como la mayoría de los políticos y gobernantes, para que el pueblo no se sublevara ante sus desmanes.

Y sea cual sea el uso, para que veáis como no es la única aquí os dejo unas cuantas de sus “sinónimos”:

Arrieritos somos… y en el camino nos encontraremos.

Siéntate junto al rio… y veras pasar el cadáver de tu enemigo.

Ojo por ojo… todos acabaremos ciegos.

Al plato vendrás, guisante, si no es de joven será de viejo

A cada puerco le llega su San Martín.

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague.

La venganza es un plato que sabe mejor frio.

El que á hierro mata a hierro muere

  Donde las dan las toman y callar es bueno.

Y es que básicamente El poder corrompe

K – Alejandro Marticorena – Activo

9 comentarios

Archivado bajo Lustorgan_