Archivo diario: 3 diciembre 2008

…que la lengua se utilice adecuadamente

…que la lengua se utilice adecuadamente cuando se practica sexo oral es lo que aconsejan los sexólogos. El sexo oral es una práctica sexual milenaria que con más o menos intensidades, todas las sociedades lo han practicado. Esta práctica, no es más que otra forma de tener sexo entre las múltiples que existen.
El sexo oral: felación para los hombres y cunilingüis en las mujeres, ha sido sujeto de perversas asociaciones a lo largo de la historia, calificándolo como una mala práctica sexual, sucia o subyugante. Estas opiniones, no son más que el resultado de inhibiciones estrictamente culturales y que provienen principalmente de las religiones que a lo largo de los tiempos las han prohibido. Afortunadamente, hoy el sexo oral no está mal visto y aunque en España aún no se llega al grado de libertad como en el resto de Europa, vamos por buen camino.
Otras de las creencias comunes es que en la mayoría de los casos es la mujer la que se resiste a practicar el sexo oral, siendo más bien todo lo contrario, el hombre es más reacio, en parte porque las características anatómicas femeninas tienden a confundirlo y a no saber muy bien como hacerlo. En definitiva, ¡no saben donde poner la lengua!
Los genitales femeninos están hacia adentro y el clítoris no está a simple vista, muchas veces hay que buscarlo y en cada mujer es distinto. En cambio en los hombres el estímulo es más fácil, el pene y su erección es evidente y una de sus realizaciones es la erección.

Si los dos éstán de acuerdo ¡adelante!

Si los dos éstán de acuerdo ¡adelante!

Y yo me pregunto, ¿por qué una práctica sexual tan mal vista y condenada históricamente, resulta tan atractiva?
Quizás parte de la explicación está en las facultades de estimulación de la boca y las características propias de cada sexo. Chupar, apretar o succionar el sexo del otr@ con tu boca, es un placer. La boca, es uno de los órganos más activos y sensibles dentro de la estimulación erótica, pude ser también la protagonista de un orgasmo y del preámbulo amatorio. También tiene terminaciones nerviosas que provocan placer y por cierto, los labios y la lengua están en el ranking de la sensibilidad.
Según los sexólogos, el sexo oral es atractivo porque sale de lo clásico y porque “el contacto con la mucosa bucal a una temperatura agradable es más excitante”. En el caso de los hombres, indican que, la boca tiene mucha más capacidad de apretar el pene en distintas zonas y con diferentes intensidades que en una vagina.
Felación se refiere al miembro masculino como sujeto de succión o estimulación bucal. La conjugación de la lengua y los labios en contacto con el pene resulta extremadamente excitante para los hombres porque la estimulación es múltiple y variada, hay tantas formas de hacer esto como personas lo practiquen.
La “oralidad” recibe el nombre de cunnilingus cuando el sujeto de succión es la vagina o el clítoris. La palabra proviene del latín ‘cunnus’, que significa vulva, y “lingere”, que significa lamer. Esta práctica en las mujeres puede ser aún más importante que en el hombre. Los sexólogos nos aportan otro dato importante: “Más de la mitad de las mujeres no alcanzan el orgasmo a través de la penetración, básicamente porque el lugar más sensible es el clítoris, lleno de terminaciones nerviosas, ubicado a la entrada de la vagina y en el caso de una relación sexual con penetración la estimulación es más bien por frotación que por una acción directa. En cambio, con el sexo oral se va directamente al punto sensible: el clítoris”.
La boca vuelve a ofrecer una multiplicidad de forma de estímulo, con ritmos, intensidades y frecuencias distintas. Boca, lengua, labios y también dedos al servicio de la zona más erógena de la mujer.
En cada mujer, la sensibilidad de la vulva y el clítoris es distinta y eso determinará el tipo de estimulación que más le guste.

 D – Rosma – Activo

11 comentarios

Archivado bajo Sandra