Archivo de la etiqueta: yoville

Qué vicios!!

Hay vicios que vienen y van y hay vicios que practicamente nacen con uno.

Entre los que vienen y van, por mi parte está el fumar y, últimamente, el juego en red. Llevaba 7 años sin fumar y voy y caigo como una tonta otra vez en el vicio, que ahora mismo abarca las horas que estoy ante el ordenador. El juego… resulta que tenía una cuenta en facebook desde hace no sé cuánto tiempo… y recibo en mi correo una petición de ayuda de un amigo desde el facebook… y entro a ayudarlo. Ahí comenzó todo. El juego Mafia Wars se convirtió en un auténtico vicio hasta que conseguí estar entre los más respetados… el dominio del juego trajo consigo cierto decaimiento del interés… pero apareció otro juego: Yoville. Éste de momento me mantiene todavía enganchada, pero sé que tarde o temprano el interés también decaerá.

Entre los vicios que se podría decir que han nacido conmigo están: el dibujo, la lectura y el sexo.

Desde muy pequeña mi interés por estas tres materias han ido de la mano, de tal forma que, con tan solo 9 años me decantaba por dibujar desnudos y leer literatura para adultos (entre los 9 y los 10 años me leí la colección “El jardín secreto”, los mejores clásicos eróticos, evidentemente, a escondidas de mis padres y, como no, con un diccionario en la mano).

Mi gusto excesivo por el dibujo y la lectura me llevaban a encerrarme en la habitación y no querer salir con mis amigas, cosa que en su momento mis padres consideraron preocupante, con lo cual, y al contrario que otros adolescentes, yo me encontré con que eran mis padres los que me pedían que saliese con mis amigas en vez de pedírselo yo a ellos. 😀

Así como en un éxamen sobre teoría sexual habría sacado un sobresaliente, en la práctica mi nota habría sido un  “cero patatero”… ¿el motivo? los chavales de mi edad no me parecían nada interesantes, y aquellos que sí llamaban mi atención eran demasiado mayores para una adolescente. Con lo cual, tardé en encontrar al hombre adecuado, pero una vez llevada a la práctica todo lo leído, el sexo se convirtió en uno de mis mayores vicios (y, ojo, que soy de las que piensan que el sexo mejora cuántas más veces lo haces con la misma persona, con lo cual, soy de naturaleza monógama… así que, si el sexo es un vicio, eso convierte a mi pareja en otro vicio ;D).

Mi obra artística no ha dejado de girar en torno al sexo y al hombre y con respecto a la lectura, el gusto va variando con la edad, decantándome actualmente por textos relacionados con la psicología en el arte.

Para finalizar, decir que estos tres vicios son capaces de robarme el sueño y el apetito 😀 lo cual indica un gusto desmedido por ellos que viene a ser una de las definiciones de la palabra “vicio”.

SONVAK

PDT.: Feliz Fin de Semana a tod@s!!!!!

9 comentarios

Archivado bajo Sonvak_

Terremoto en Yoville

Esta historia que os voy a contar sucedió hace mucho tiempo, en una villa llamada YoVille.

Primero os presentaré a los protagonistas:

SONIA: Dama adinerada perteneciente a la élite de YoVille. Con poco tiempo y trabajo consiguió hacerse un hueco importante en la villa, ocupando el puesto de Vicepresidenta (no sé de qué).

Sonia

GORIO: Caballero de YoVille, artista bohemio que pasaba absolutamente de hacer vida social en la villa y al igual que un ermitaño vivía aisladamente, dedicándose en exclusiva a su arte y a suspirar por su amor, Sonia.

A causa de su estilo de vida, no hemos conseguido una fotografía de Gorio...

ASPEC: Caballero de YoVille. Importante diseñador gráfico que poco a poco iba subiendo puestos en el escalafón social de la villa, esperando algún día hacerse con el poder político y cambiar así unas cuantas cosas que no le gustaban (como que Sonia fuera la vicepresidente de no sé qué).

Aspec

Y ahora vamos con la historia que conmocionó en su momento a todo YoVille:

Era un día cualquiera en la vida de Sonia. Fue a la factoría a ganarse su importante sueldo y a continuación procedió a las visitas de rigor. En una media hora (en YoVille el tiempo transcurre a otro nivel) regresó a su mansión para disfrutar de la tranquilidad.

Ya en casa se encontró con un regalo de Aspec: un precioso ramo de rosas rojas. Sonrió y las colocó encima de la mesa de la cocina. Las contempló pensativamente mientras se servía un zumo de naranja. Gorio nunca le enviaba regalos y eso que sabía que estaba enamorado de ella. Mantenía una relación con Gorio desde hacía unos meses, sin embargo éste dedicaba más tiempo a su música que a ella.

De repente, y como por arte de magia, apareció Aspec frente a ella:

-Tenemos que largarnos de YoVille inmediatamente. El Instituto de Investigaciones Sísmicas a anunciado un terremoto que puede acabar con toda la villa. Apenas tenemos una hora para ponernos a salvo.

-Dios Mío!!!! Tenemos que avisar a Gorio. Si no lo hacemos, cuando se de cuenta la tierra estará enguyéndolo!!!

En un cortísimo lapsus de tiempo, ambos aparecieron en el apartamente de Gorio. Dicho apartamento era un caos absoluto pues, como bien sabemos todos, los artistas viven inmersos en su mundo y no disponen de tiempo para tareas superficiales como que su hogar cause una buena impresión en las visitas.

Gorio no aparecía por ningun parte.

-¿Dónde puede estar?… él nunca sale de casa -Sonia miró a Aspec preocupada. El tiempo no jugaba a su favor- ¿Habrá ido a la tienda de música?

-Sonia, ir ahora al centro de YoVille sería un enorme error. Reinará el caos… y el  tráfico será intransitable…

-Pero… no puedo irme sin él. Tiene que estar en alguna parte y YoVille es pequeño.

Aspec hizo un gesto de resignación y ambos intentaron llegar hasta la tienda de música. Aspec tenía razón: el tráfico era caótico y llegar a la tienda de música se convirtió en toda un hazaña. Cuando llegaron se encontraron con que Gorio tampoco estaba por allí. Sonia se desesperaba y Aspec se desesperaba más aún ante el empecinamiento de ella por encontrar a aquel hombre que la tenía desatendida y que no se merecía tanta fidelidad. ¿Dónde estaba él cuando ella lo necesitaba? ¿Acaso no era él el que debería estar allí, intentado salvarla de lo que se les venía encima?.

-¡¡Es qué nunca sale de su apartamento!! Si no está aquí, tiene que estar allí, tenemos que volver…

-¡¡Dios!! pero no te das cuenta de que se nos acaba el tiempo!!!

-Yo me voy a buscarlo!!

-Mierda!!!! -exclamó Aspec antes de salir tras ella hacia el apartamento del endiablado artista que iba a conseguir que la vida de los tres se fuese a tomar por…

El tiempo se les escurría como arena de la playa entre los dedos y cuando consiguieron llegar al apartamento de Gorio se encontraron con éste, que daba vueltas desesperado por el salón del mismo.

Cuando vió a Sonia corrió hacia ella, abrazándola:

-No se puede tener tantas casas, Sonia. No te daba encontrado en ninguna de ellas. Ya no sabía donde buscarte!!!!

En ese momento los tres sintieron como la tierra comenzaba a temblar bajo ellos.

-Rápido… hay que ponerse bajo el marco de las puertas!!!! -exclamó Aspec.

Todo se convirtió en un caos absoluto de destrucción. Después llegó la calma. Aspec comenzó a moverse bajo los escombros, poco a poco, con cuidado, consiguiendo remontarlos hasta lograr ver la luz del sol. Miró a su alrededor y comenzó a llamar a gritos a Sonia, mientras caminaba y rebuscaba entre las ruinas. Tras una eternidad dió con ella… Los brazos de Gorio la abrazaban como intentando protegerla, pero no lo había conseguido. Ambos habían partido tras la luz después del túnel.

6 comentarios

Archivado bajo Sonvak_