Archivo de la etiqueta: padre

Las cosas se vuelven transparentes

– Las cosas se vuelven transparentes y todo adquiere una claridad fulgurosa a medida que vas madurando y asimilas el mundo, comprendiendo a las personas en base a tus propias experiencias en la vida .

Le explicaba su madre comprensiva y tolerante.

– A tu edad se cometen muchas locuras y no se piensan las cosas. Caerás en  errores, sí, pero eso te hará más fuerte porque aprendiendo de ellos,  esculpirás tu persona.

Él la escuchaba atentamente con cierta perplejidad, al fín y al cabo, estaba en plena adolescencia y en esta etapa de la vida, lo que menos te divierte son los discursos de los mayores.

_ Nadie aprende por la cabeza de otro, (   una verdad como un templo ). Estoy muy orgullosa de ti hijo mío, yo se que serás una persona de provecho y que conseguirás todo lo que te propongas.

Así fue. Se convirtió en un prestigioso escritor de novelas, y triunfó en la vida gracias a esas sabias palabras de su progenitora.

Y aún hoy en día lo  tiene muy presente. Gracias a eso, es culto, inteligente, amable, tolerante, abierto, y es admirado por muchos y  por muchas que lo ven como un ejemplo a seguir.

En todas sus obras hace alusión a su relación con ella, de una manera u otra, intentando transmitir lo mismo que le regalo a él.

Ahora le toca aconsejar a sus hijos, y no dudará ni un segundo en  sostener lo mismo que su madre le decía.

No cabe duda que son otros tiempos y que en cada generación hay un salto de pensamiento y conciencia, pero los consejos de los que te quieren y te apoyan, nunca pasarán de moda.


( REFLEXIONES  EN UNA MAÑANA DEL DÍA DEL PADRE )  http://gregovigo.wordpress.com/mis-post/

Próximo turno para: Y – Yuyicienta – Activo

15 comentarios

Archivado bajo Z - Gorio

Al contacto con tu alma

a glance into the pastSin importar la distancia

ni los años transcurridos,

al contacto con tu alma;

hoy afirmo: “No te haz ido”.

Tu presencia sigue plena,

en tu ejemplo nos medimos,

y el cariño solo crece

hacia ti padre querido.

Es curioso como pueden

18 años parecer un suspiro,

algún día….. algún día;

hasta siempre gran amigo.

H – Jose Luis – Activo

8 comentarios

Archivado bajo Nieves

Un cáncer terminal.

Un cáncer terminal. La crónica de una muerte anunciada. Una terrible noticia: “Vas a morir en un plazo determinado y conocido”. 

Creo que puede ser una de las cosas que más rápidamente te puede llevar a la desesperación, y quizá algunos decidan acabar ahí y no estar esperando a la trágica lotería día tras día. Sin embargo, para el que, de inicio, no renuncia, queda la pregunta. Esa que más o menos, jugando, todos nos hemos hecho alguna vez:

          ¿Qué harías si te dijeran que te queda un año, seis, tres meses de vida?

Os adelanto que yo no sé que respondería a esta cuestión. Puedo suponer, puedo recordar películas que plantean situaciones similares o comentarios oídos ante hipotéticos planteamientos parecidos. Pero, por supuesto, no lo sé.

          ¿Qué harías tú?

Supón por un momento (¡eh!, es sólo un juego…) que es a ti a quién le dan la horrible nueva. ¿Qué harías?

Dejar el trabajo, viajar, conoce el mundo, hacer no se qué que se me ha quedado pendiente, follar tanto como pueda…

Hace no mucho tiempo estrenaban una película en la que dos jubilados, enfermos terminales, uno con cosas pendientes y otro con dinero, se dedicaban a aprobar esas asignaturas pendientes de una vida. Divertida, emotiva… pero yo creo que irreal. Al menos, para mí. No me veo lanzándome en paracaídas sobre las cataratas del Niágara, por ejemplo, ni intentando subir al Himalaya de espaldas, ni siquiera intentando ligarme a Angelina Jolie (bueno y aunque lo intentara: no sé inglés…) Hay muchas, infinidad de cosas que no he hecho, que no se si intentaré hacer alguna vez, pero que no creo que fuera a lo que me dedicase en esas circunstancias.

En serio, todo lo que a mi se me ocurre tiene que ver con mi familia. Con mi mujer (ese viaje de novios pendiente que llevamos aplazando ya tantos años…) y con mis hijos. El pequeño tiene sólo cuatro años, y ni siquiera se acordaría de mí.

Se me viene a la mente otra película. Tampoco recuerdo el título (soy fatal para ese tema), pero si me acuerdo que lloré. Lloré como una magdalena y, al menos para el cine, no soy de lágrima fácil. En esquema: un matrimonio, una mujer embarazada y un marido al que le diagnostican una enfermedad terminal. Después de varias cosas intrascendentes para este tema, él se plantea que no va a conocer a su hijo ni, por supuesto, su hijo a él. ¿Qué hace? Comienza a grabar vídeos. Como un diario, como un testamento. Le cuenta de su familia, de él, de sus recuerdos, le habla de su esposa (la madre) le habla de lo que puede ser el futuro y los problemas (genéricos, por supuesto) que le traerá la vida, de las mujeres… Todo hablándole a su hijo nonato. Intenta que su hijo le conozca, conozca su historia y la de sus antepasados, intenta que no le falte un consejo paterno en algunos momentos. Intenta que no se quede sin cuentos al acostarse por la noche. Intenta… seguir vivo para su hijo.

No sé si se puede interpretar esta actitud como algo maravilloso o como algo egoísta, pues no acepta su muerte, su ausencia, ni deja de interferir en el futuro del niño y de la madre (¿Qué pasa si la madre se vuelve a casar y el niño tiene casi desde que nace un padrastro maravilloso? ¿Qué pinta el otro con sus cintas de vídeo?). Pero a mi me conmovió  y  si, repito, lloré, y creo, sí, creo, que yo haría algo parecido. Un diario en vídeo para mi hijo. Tan largo como puediera.

¿Y tú, qué harías si te anuncian que Tienes un video diario de un desconocido? 

P – Montserratita – Activo

22 comentarios

Archivado bajo Aspective_