Archivo de la etiqueta: mujer

Mi única ciudad.

Es mi única ciudad favorita porque en ella he encontrado todo por lo que luchar, todo por lo que soñar, vivir, amar.

Es duro estar lejos de ella, la extraño, la hecho de menos cada vez que no estoy en su seno.

Me da fuerzas para seguir en pie, y me levanto cada mañana contemplándola, empapándome de ella, de su aroma, de su belleza, de su encanto.

No sabría estar alejado de ella, no lo se, ni quiero saberlo.

Para mi es eterna, , imperturbable, inamovible.

Tu cuerpo es como las grandes avenidas, esbeltas y floridas.

Tu rostro como las fuentes que emanan sonrientes.

Tus brazos son  calles estrechas que te abrazan con tierna dureza.

Tus manos acarician mi cara como la brisa de la mañana.

Tus besos me dan vida como levantarme cada día.

Ella es mi única ciudad favorita, porque la amo, la quiero con todo mi corazón y mi alma.

Ella es mi única ciudad favorita, donde quiero estar, donde quiero amar, donde quiero vivir, sentir, reír, gozar, soñar…

No soportaría la idea de estar lejos de ti, mi amada ciudad.

Ella es mi única ciudad donde me cobijo.

NOTA:

Ciudad = Mi cielo amor.

13 comentarios

Archivado bajo R - Gorio - Activo

La mujer tiende más a dar sexo a cambio de inversión

Está claro hablando en plata que hay más putas que putos. Pero a qué es debido? Como en tantas otras ocasiones estamos ante el dilema de qué fue primero el huevo o la gallina? Quiero decir, el hecho de que el trabajo más antiguo del mundo se dé más en las mujeres que en los hombres puede ser debido a una explicación histórica machista, por la educación machista que heredamos de culturas antiguas.

O será debido a que la mujer a diferencia del hombre tienen por lo general mayor capacidad de sacrificio y son capaces de hacer cualquier cosa por sacar un hijo adelante.

O será que las mafias son las que dominan mayoritariamente el tema comercial del sexo y les resulta más ventajoso y factible traficar con mujeres.

O será que el hombre requiere mucho más los servicios de las prostitutas y por ello crea una demanda real que provoca que el negocio sea rentable y por ello prolifera la oferta.

Me imagino que habrá un poco de todo, pero no deja de ser sorprendente la cantidad de hombres que utilizan y acuden con regularidad a las casas de citas. Un amigo, de un amigo, de un amigo, de un putero, me contaba que en el último año había visto,  juntando todas sus visitas, al 85 % de los hombres que conoce en su círculo de amigos y profesional. Yo mismo he acudido alguna vez rebotado de alguna fiesta, en la que inevitablemente con la confusión de las copas y sin saber cómo ni por qué, te ves de repente rodeado de chicas intentando meterte mano y soltándote al oído las guarradas más dispares. Pero en mi caso es una mala combinación, alcohol y prostituta sacan a flote mi moral y comienzo sin pausa a sermonear e interrogar a las chicas con la pregunta que nunca debes hacer en un puticlub: “pero cómo demonios te dedicas a esto?”.  Claro que debo recalcar y dejar claro, que debo ser un especimen raro, porque nunca he subido (lo que se entiende por consumar la visita al puticlub) y nunca he negado en casa que había estado allí. Debe ser la concienca tranquila lo que me permite contar la verdad con detalle en casa.

En resumen, el hecho de que la mujer tienda más a dar sexo a cambio de dinero puede ser motivado por varias causas, pero lo que está claro es que es una realidad, y después del fútbol, posiblemente y penosamente, el puterío es el segundo deporte nacional.

Próximo turno para: W – Cuauhtémoc – Activo

11 comentarios

Archivado bajo Codeblue_

Valorar las pequeñas cosas

– Tienes que aprender a valorar las pequeñas cosas – me decía una y otra vez – El problema en realidad es tuyo, que no sabes apreciarlas.

– Si yo lo intento, pero es que… en serio, no puedo…

Ya, ya sé, estamos a unos días de Navidad, todo rebosa de amor, generosidad, miles de frases bonitas y buenos deseos… pero es que ni aún así… ¿será que tengo un problema?

Observé cómo mi nuevo novio se iba mientras yo cogí mi agenda de teléfono y una por una fui llamando a mis amigas a ver qué me aconsejaban. Realmente quería cambiar, quería valorar las pequeñas cosas, pero es que… puf…

” Mira, tú cierra los ojos e imagínate lo que más te gustaría ”
” Igual deberías ir a un psicólogo ”
” Deberías probar otras cosas nuevas, así luego no te parecerá tan poco”

Perfectamente habría podido escribir un libro para mujeres con todas las opiniones y consejos que me dieron, pero la verdad es que ninguno me hizo ni tan siquiera cambiar un poco y seguía viendo la misma realidad… la tenía pequeña.

Y lo siento, pero no, no puedo con esto… primero al prostituto no se le levantaba y ahora que intento empezar algo serio me encuentro algo minúsculo. De verdad, no sé si ir a un sexólogo o a un oculista…

¿Será que nos han engañado estos últimos años con tanta información? Mira que me vi todos los programas de la Lorena Berdún y estoy mirando en google, en la wikipedia… hasta me he suscrito a varias listas de correo de salud sexual!!! Y es que, a fin de cuentas… ¿El tamaño importa?

C – 08sandra – Activo

13 comentarios

Archivado bajo B - Suki