Archivo de la etiqueta: bertol bretch

Ella no era la victima

Al menos eso es lo que ha argumentado la chica que me asiste en el trabajo, cuando le he cuestionado sobre un asunto que ocurría en la oficina, en donde trabajamos.   Ella no era la victima y por tanto, aunque conocedora de lo que ocurría, ha guardado silencio, por qué involucrarse? enemistarse con alguien? ella no era la victima y no debía  importarle lo que pasara a otra, allá ella.

No deja de resultar  preocupante, cuan poco importa al género humano lo que pase a  su alrededor, sobre todo sino le afecta.   dejamos que ocurran las cosas porque sino es con nosotros, ni caso vale preocuparse por ello.

A qué viene todo esto se preguntarán? En los días pasados encontré sobre mi mesa, una nota de mi jefe diciéndome que una chica de la oficina, excelente trabajadora, había renunciado sin más, y que debía ocuparme de averiguar el por qué? ya que no existían motivos evidentes.

Puesta en el asunto, me dediqué a indagar a la interesada que no hubo de darme ninguna explicación satisfactoria y casi decidí dejarla marchar.  Cuando aquello sucedía , la chica con la que trabajó hace más de una década, sin duda con el ánimo de cotillar más que por informar,  me cuenta la causa de aquella repentina e inexplicable renuncia.  

Un supervisor le ha estado acosando durante meses, y pese a su negativa,  como todo prepotente ha persistido a tal grado de llevarla a la necesidad de renunciar a su trabajo, en el que está contenta, mantiene buena relación con su jefe y el que realiza eficientemente.

Mi sorpresa no era tanto por el acoso, durante años de trabajar me encontré  con muchos de estos deplorables personajes, que se creen con derecho a “enamorar” a cuanta mujer encuentren en el trabajo.  Mi sorpresa era como les digo, el hecho de que una compañera conociera el asunto y callara.

Dejamos que pasen cosas en el mundo, callamos, porque no es con nosotros, porque a cada quien sus propios asuntos.  De verdad, muchas veces ando metida en “rollos” por meterme en lo que mi jefe ha calificado “lo que no te va,  ni te viene” pero nadie nos ha asegurado que porque no nos ocurren ahora no nos podrán ocurrir en el futuro, y que nada podremos hacer, como bien dijo Bertold Bretch a quien les cito más abajo, sencillamente porque cuando debíamos hablar, callamos.

De más está decirles que el problema solucionado, aquel “tonto” no acosará a nadie más , y aquella “discreta” empleada que no se mete “en los asuntos de nadie”  deberá esperar tener suerte de no verse un día en aquella situación, y que todos callen.

Primero se llevaron a los negros
Pero no me importó
Porque yo no era negro
En seguida se llevaron algunos obreros
Pero no me importó
Porque yo no era obrero.
Después prendieron a los miserables
Pero no me importó
Porque yo no era miserable
Después agarraron algunos desempleados
Pero como yo tengo mi empleo
Tampoco me importó
Ahora me están llevando a mí
Pero ya es tarde
Como yo no me preocupé por nadie
Nadie se preocupa por mí.

N – Sonvak – Activo

15 comentarios

Archivado bajo Daniela_