Archivo de la etiqueta: adiós

Kiss and say goodbye…

Sigo esperando ese beso, promesa colgada de unas palabras que se llevó el viento… y que ahora, con la arena del tiempo, toman forma de un adiós.

(CONTINUARÁ…)

SONVAK

6 comentarios

Archivado bajo Sonvak_, Uncategorized

Dijiste adios

Dijiste adiós
Dijiste adiós
y me faltó valor
para pedir que no te vayas
Dijiste adiós
y el eco de tu voz
por siempre me acompaña
Culpable soy
de todo lo que ahora
estoy sufriendo
no puedo más
por no tener tu amor
siento que voy viviendo.
Debi rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón
Debí rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón.
Dijiste adiós
y me faltó valor
para pedir que no te vayas
Dijiste adiós
y el eco de tu voz
por siempre me acompaña
Culpable soy
de todo lo que ahora
estoy sufriendo
no puedo más
por no tener tu amor
siento que voy viviendo.
Debí rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón
Debí rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón.
Arturo Cavero (El Zambo Cavero)

Por C – 08Sandra

Dijiste adios

Dijiste adios
y me faltó valor
para pedir que no te vayas
Dijiste adios
y el eco de tu voz
por siempre me acompaña.

Culpable soy
de todo lo que ahora
estoy sufriendo
no puedo más
por no tener tu amor
siento que voy viviendo.
Debí rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón.
Debí rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón.
Dijiste adios
y me faltó valor
para pedir que no te vayas
Dijiste adios
y el eco de tu voz
por siempre me acompaña.
Culpable soy
de todo lo que ahora
estoy sufriendo
no puedo más
por no tener tu amor
siento que voy viviendo.
Debí rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón.
Debí rogarte y no pude
quise llamarte y contuve
mi lamento y mi dolor
te vi partir en la noche
desde entonces un reproche
me lastima el corazón.
Arturo Cavero (El Zambo Cavero)
Próximo turno:  F – Luz Gabriela – Activo
Salta turno a:  G – Luissiana – Activo

6 comentarios

Archivado bajo Sandra

Primero hay que sentir amor por uno mismo

 

En esta mañana no puedo dejar de pensar en ti, en tu voz, tu rostro que se ha llevado mi mirada, tus ojos la esperanza, tu ceño la sonrisa y tu boca mis alabanzas… 

Cierro los ojos e intento retener el aire un instante más grande en mis pulmones, queriendo con esto amortiguar mi dolor, tratar que mi llanto no lastime a mi alma y mis lágrimas no delaten mi pena, mi agonía, que no piensen que estoy hundido, porque no quiero lamentos, no quiero consuelos, sólo quiero tu calor.

Hoy me di cuenta, por fin mi amor, después de tanto esfuerzo por querérmelo demostrar, hoy por fin acepté cuán egoísta había sido. Y es que siempre pensé en el amor de acuerdo a lo que veía, a lo que sentía, a lo que pretendía demostrar. Todo este tiempo pensé que éramos tal para cual, pensé y me entregué al amor, a mi amor, sentimiento que ahora sé sólo sentí a mi duro parecer, a mi mundo, a mi forma de ver.

Porque nunca fui sensato ni demostré debilidad por lo tuyo, nunca observé mis errores ni tampoco puse atención a tus necesidades. Me casé con la idea de que el amor nos hacía uno solo, pero nunca pensé que ese ente no seríamos ni tú ni yo. Perdóname por eso. A veces los hombres necesitamos que nos digan las cosas más claras. Ayer escuchaba un consejo en la radio, cuando el locutor recomendaba a una chica que si quería un apapacho, a veces es necesario decirlo tal cual, o si se le antojaba una nieve, no preguntarle a él si quería degustar eso, sino más bien hacerle saber de su antojo.

¿Por qué los hombres somos así?

Ustedes mujeres son más de claves y códigos, más de mensajes ocultos y de juegos de palabras. Pero en mi caso, aún sabiendo todo eso, nunca fui capaz de centrar mi atención en los detalles, me fui con la idea errónea de que primero hay que sentir amor por uno mismo para luego proyectarlo a los demás. El error fue, ahora lo entiendo, comprender mal esta frase y seguirla a pecho de una forma equivocada. Es un error que tú ya no estás en condiciones de perdonar.

Sé feliz por favor, porque eso me servirá de consuelo. Ahora esto me exhorta a cambiar, pero también alguien me dijo que la gente nunca cambia de raíz, aún así no me gustaría darle a otra persona lo que a ti te dañó. Seré una persona mejor, lo juro.

Y mi dolor me ahoga en la depresión, en no querer mirar el sol ni hablar con nadie. No me explico aún por qué tuviste que partir, más comprendo que tu decisión fue la más acertada. Me voy y no volveré a insistir, más quiero que sepas que hoy me he despertado sintiéndome solo, extrañándote demasiado.

Próximo turno para: W – Cuauhtémoc – Activo

16 comentarios

Archivado bajo X - Mosquitovolador