Archivo del Autor: M - chapinita - activo

Acerca de M - chapinita - activo

me encanta leer y postear

Una historia, por desgracia, real

Ojala ésta fuera una historia de mi imaginación, algo alegre y divertido o algo reflexivo pero agradable. Una historia, por desgracia real, he leido cuando veo que me ha tocado mi turno. De verdad poco animosa me he sentido luego de leer los títulares en “noticias internacionales” de esta mañana, “Buscan el cuerpo de Marta”.

Y sin embargo, aqui me tienen escribiéndoles una historia real, tristemente real, el desenlace amargo de la desaparición de la sevillana Marta, chica de 17 años de la que no se sabía desde hacía 22 días.   La familia en pleno triste y esperanzada, ha buscado desde entonces a la joven, la madre sufriente solo podía pedir que su hija volviera a casa, la sociedad? abrigar la esperanza que la chica estaría de vuelta sana y salva.

No ha sido asi, el cuerpo de Marta es buscado hoy por la policía en el río Guadalquivir, a donde según ha confesado su asesino, la ha lanzado luego de matarla.  Mal día para todos, para una familia que ve destruirse su última esperanza de recuperar a la hija desaparecida, para la sociedad en pleno, impotentes ante un nuevo asesinato de género, no exploremos de qué? ya unos dirán pasional o de lo que sea, la verdad? un asesinato sin más, real y tristemente.

Pero qué ha pasado? un “exnovio”, al que la familia ahora pide no catalogar como tal, la ha asesinado, los motivos? se desconocen, pero podemos avistar otro caso de violencia de género, que ocurre como en todo lugar a cada momento, y no por eso deja de ser doloroso e indignante.  Las leyes? bien gracias, en Europa, América y más lugares, unos años de cárcel se suponen justicia para las mujeres asesinadas.  La ley no es justa ciertamente, sobretodo para las mujeres.

Y no queriendo parecerles una feminista militante, sé que tanto ustedes como yo, pensarán un momento en la madre, en el padre, el hermano, el amigo…en miles de mujeres muertas y otros tantas maltratadas….cuánto debemos esperar para que la justicia sea más drástica y sirva de verdad en una advertencia para aquellos, perdónenme si me expreso así, “cobardes, asesinos” y demás menos amables calificativos que algunos les darán, se lo piensen antes de golpear, abusar y matar a otra mujer?

Que todo el peso de la ley caiga sobre el que, creyéndose muy “macho” ha robado la vida a una adolescente, resignación y consuelo para su familia, y la esperanza como ya dije muchas veces, de que el mundo un día sea un mundo más seguro sobretodo para las mujeres.

Turno para: N – Sonvak – Activo

15 comentarios

Archivado bajo Daniela_

Ciertas experiencias modernas

Aún logran asombrarme, como la que he leido hoy en el suplemento del Domingo, “chica vende virginidad al  mejor postor” vaya! aunque no me resulta del todo nueva, en algún momento del pasado alguna ofreció también su preciado “bien” por decirlo así, aunque el asunto no prosperó.  El escrutinio público la habrá hecho desistir,  de obtener una buena suma por aquel asuntito de la virginidad.

Pero bien la chica de hoy,  una graduada universitaria que desea obtener un buen capital vendiendo su primera experiencia sexual, al que tenga en bien ofrecer unos cuantos dólares,  que le permitan pagarse una maestría de psicología familiar, y bueno, como es un asunto de vender  y comprar y en este mundo de Dios hay muchos afortunados que ya no encuentran en qué gastar la plata que han tenido la suerte de tener, ya hay uno o dos postores, el más fuerte un australiano que ofrece 3.1 millones de dólares! hala!      Claro, siempre y cuando la oferente entregue pruebas de que es tan virgen como pregona.

Lo dicho, aunque suene demasiado “conservadora” no sé la palabra que algunos me darán, y diré en mi favor que siendo latinoamericana, donde nuestras sociedades aún son muy tradicionales, y que voy por el mundo orgullosa de mi independencia y de ser una mujer muy actual, no deja de resultarme chocante  leer sobre esta compra-venta de virginidad, porque aunque una mujer puede hacer con la suya lo que le venga en gana,  de verdad que andarse vendiendo por ahi sin ningún escrúpulo, diciéndose liberada y autosuficiente, no es también prostitución? a las cosas por su nombre.

Próximo turno para  N – Sonvak – Activo

13 comentarios

Archivado bajo Daniela_

Un nuevo objetivo en su solitaria vida…

Eso era lo que ella necesitaba, pensaba Zulema.  Hacía meses que se sentía perdida, ir y venir del trabajo, hablar con alguien por teléfono, ocuparse de casa y el mayor tiempo sentirse lastimada, abandonada, entristecida por el rompimiento con Pablo.

Habían pasado tanto tiempo juntos, y le parecía que con él se habían ido sus mejores días, no comprendía cómo no se había dado cuenta de que el fin se avecinaba, total parar qué pensarlo ahora, igual nada cambiaría.  Pero lo que no entendía era por qué no podía dejar de sentirse deprimida y triste, ella necesitaba algo que le devolviera las ansias de vivir que se habían dañado aquella tarde cuando al volver del trabajo, encontró la nota y el perchero vacío.

Tendida en el sofá como cada noche, la taza de café y el periódico en la mano, se disponía a leer un poco e ir a dormir , ya luego sería otro día, igual de simple pero eso era lo que había. Los titulares habituales, la inflación, el desempleo, las rebajas, nada de nuevo, hasta que sus ojos se toparon con una noticia…

“Mujer pierde piernas en accidente vial” chocada por la noticia seguía leyendo los pormenores y se enteraba que la víctima una viuda de 53 años, había sido embestida por un coche a alta velocidad.  El accidente le había costado sus piernas, debería ahora verselas con andar en una silla de ruedas, y sin embargo…no se lamentaba.   “No tengo piernas pero aún tengo deseos de vivir, no hay nadie que me quite eso” había dicho aquella mientras salía del hospital.

Se sintió Zulema avergonzada, conmovida, aquella dama solitaria mostraba un gran aplomo y no se dejaba  vencer, aún sin sus piernas tenía deseos de vivir y pensaba que nadie podía quitarle eso!.  Eso era lo que ella debía hacer! vivir! olvidar el pasado y seguir adelante, dejar atrás al novio que la dejo y sobretodo pensar que él no podía con su marcha quitarle su vida! ella podía recuperarla!

Estaba feliz de haber leido el diario y por esa luz que ahora veía en su futuro. Nadie podía quitarle su vida, claro que no!  solo ella podía decidir si seguia viviendo en el lamento o si tomaba las riendas de su existencia, y hacía eso, vivir!

N – Sonvak – Activo

10 comentarios

Archivado bajo Daniela_

Se equivocan constantemente

Mis compañeros de trabajo, cuando se piensan que podemos considerarnos dueños de nuestro empleo, y podemos por la antiguedad que tenemos, portarnos como bien nos venga, que ya igual no nos dirán nada o nos despedirán, total, si nos necesita la empresa, por eso nos tienen ahí.   Nosotros para nada que la necesitamos, vaya cosa!

Asi ha sido como se han manejado algunos el pasado año, y contra lo que pudiera pensarse, cuando se sentían tan seguros de que actuaban correctamente, llegando tarde, faltando cada vez que podían, tomándose más del tiempo reglamentario en sus almuerzos o no cumpliendo con fechas, total nadie había dicho nada, ya luego ni se daban cuenta. Que equivocación! la que ha quedado totalmente comprobada al llegar el nuevo año, en primer día de vuelta de vacaciones y relax, aquellos que se habían sentido relajados y cómodos, se han dado de narices, con su carta de despido.

Saben? se equivocan, nos equivocamos constantemente en las formas que debemos plantearnos las cosas,  damos todo por sentado y nos pensamos que ya todo marcha como queremos  solo porque somos muy listos, buenos o inteligentes, y todo el mundo nos debe tratarnos con dulzura, comprendernos, tolerarnos, y hasta perdonarnos las malas decisiones.

Y esto no va solo para el trabajo, va en todos los ámbitos de la vida.  Lo veo en las personas con las que tengo que tratar por razones de trabajo, durante largas horas entrevistando candidatos y evaluando el trabajo de otros, me encuentro compartiendo confidencias con casi desconocidos, me asombra cuanto poco cambia la gente su modo de pensar, algunos parece que no les ha, como decimos por aquí, caido el veinte, para enterarse que en la vida, todo es un doy y recibo, muchas veces ni siquiera recibimos pero al menos nos quedará que hemos cumplido con nuestro deber, con nuestra parte.

La vida supone ya lo dije, una calle de doble vía, tu das un servicio y te lo pagan, tu amas y te aman, claro eso si tienes suerte, pero la verdad que nadie te dará nada por nada y el que te lo haya dado, como ha sucedido en la oficina, con un trabajo, igual te lo quita, el día que no aportes lo que debes.  No caben equivocaciones, la vida no se maneja como un cuento de fantasía para conseguir y sobretodo para conservar;  en un mundo cambiante y cada día más complejo, hay que hacer la tarea, cumplir con nuestro deber, como decimos en buen chapin, hay que sudar la camiseta.

N – Sonvak – Activo

14 comentarios

Archivado bajo Daniela_

Ella no era la victima

Al menos eso es lo que ha argumentado la chica que me asiste en el trabajo, cuando le he cuestionado sobre un asunto que ocurría en la oficina, en donde trabajamos.   Ella no era la victima y por tanto, aunque conocedora de lo que ocurría, ha guardado silencio, por qué involucrarse? enemistarse con alguien? ella no era la victima y no debía  importarle lo que pasara a otra, allá ella.

No deja de resultar  preocupante, cuan poco importa al género humano lo que pase a  su alrededor, sobre todo sino le afecta.   dejamos que ocurran las cosas porque sino es con nosotros, ni caso vale preocuparse por ello.

A qué viene todo esto se preguntarán? En los días pasados encontré sobre mi mesa, una nota de mi jefe diciéndome que una chica de la oficina, excelente trabajadora, había renunciado sin más, y que debía ocuparme de averiguar el por qué? ya que no existían motivos evidentes.

Puesta en el asunto, me dediqué a indagar a la interesada que no hubo de darme ninguna explicación satisfactoria y casi decidí dejarla marchar.  Cuando aquello sucedía , la chica con la que trabajó hace más de una década, sin duda con el ánimo de cotillar más que por informar,  me cuenta la causa de aquella repentina e inexplicable renuncia.  

Un supervisor le ha estado acosando durante meses, y pese a su negativa,  como todo prepotente ha persistido a tal grado de llevarla a la necesidad de renunciar a su trabajo, en el que está contenta, mantiene buena relación con su jefe y el que realiza eficientemente.

Mi sorpresa no era tanto por el acoso, durante años de trabajar me encontré  con muchos de estos deplorables personajes, que se creen con derecho a “enamorar” a cuanta mujer encuentren en el trabajo.  Mi sorpresa era como les digo, el hecho de que una compañera conociera el asunto y callara.

Dejamos que pasen cosas en el mundo, callamos, porque no es con nosotros, porque a cada quien sus propios asuntos.  De verdad, muchas veces ando metida en “rollos” por meterme en lo que mi jefe ha calificado “lo que no te va,  ni te viene” pero nadie nos ha asegurado que porque no nos ocurren ahora no nos podrán ocurrir en el futuro, y que nada podremos hacer, como bien dijo Bertold Bretch a quien les cito más abajo, sencillamente porque cuando debíamos hablar, callamos.

De más está decirles que el problema solucionado, aquel “tonto” no acosará a nadie más , y aquella “discreta” empleada que no se mete “en los asuntos de nadie”  deberá esperar tener suerte de no verse un día en aquella situación, y que todos callen.

Primero se llevaron a los negros
Pero no me importó
Porque yo no era negro
En seguida se llevaron algunos obreros
Pero no me importó
Porque yo no era obrero.
Después prendieron a los miserables
Pero no me importó
Porque yo no era miserable
Después agarraron algunos desempleados
Pero como yo tengo mi empleo
Tampoco me importó
Ahora me están llevando a mí
Pero ya es tarde
Como yo no me preocupé por nadie
Nadie se preocupa por mí.

N – Sonvak – Activo

15 comentarios

Archivado bajo Daniela_

Aquel día se libraría de su eterno trabajo

Al menos así se lo pensaba la ingenua Inocencia, cuando la mañana víspera de navidad, su adorado Alberto con cara de tristeza le ha informado, que su madre no vendría a la cena navideña. Poco podía hacer para acallar su contento, pero era menester disimular ante el triste marido y consolarse por la ausencia de aquella encantadora suegra.

Aquel día se libraría de su eterno trabajo de fin de año, no tendría que recorrer la casa extremo a extremo con el plumero en la mano, buscando hasta la última motita de polvo que el ojo de halcón de la suegra vería al momento.  La cena ya iría bien, al menos esta noche no estaría bajo el escrutinio de doña Furibunda del Pozo, dama muy querida por el hijo, hombre adorable que no tenía más defecto que aquella doña Furibunda, a quien tan bien le sentaba el nombre.  Esta vez sí se había librado!

Llegada la noche, Alberto se había consolado con su película de acción en la televisión, quizá olvidado momentáneamente de su querida mamá.  Inocencia daba los últimos toques a la cena para  dos, se pensaba que no había preguntado el por qué de la ausencia de doña Furibunda, tan contenta se había puesto con la noticia.  Y ni caso valdría averiguarlo ya, seguro la vería el año venidero.

Prestos estaban ya para sentarse a la mesa bellamente decorada, todo lucía esplendido, las velas, las copas, el pavo, esta si era una buena noche, cuando ha sonado el teléfono inoportuno, seguro alguna amigueta para desear feliz velada…

¡¡¡¡ Hola!!! ha saludado la contenta Inocencia

¡¡Pásame con mi hijo, babosa!! rugia como siempre doña Furibunda, al otro lado de la línea

Sin duda la suegra quería desear feliz velada al hijo, pensaba la nuera, mientras le pasaba el auricular…

¡¡¡Mami!!! saludaba el hijo contento y cariñoso

Colgar  y tomar el abrigo felíz como una pascua, sin casi decir nada más que…

¡Voy por mamí al aeropuerto, ha conseguido venir!

Atónita la pobre Inocencia, no podía más que pensar en, que poco dura la felicidad.

N – Sonvak – Activo

12 comentarios

Archivado bajo Daniela_

El tiempo lo dirá…

Con tanta frecuencia oigo esa frase llegado el fin de año, cuando algunos se piensan en el año venidero, será mejor? nos traerá solo cosas buenas? qué cosas nos esperan? no lo sabemos, solo el tiempo lo dirá.  Con los tiempos que corren realmente atemoriza su poco, el pensarse qué es lo que el tiempo nos dirá.  No pintan las cosas muy entusiastas para el 2009.

Dejemos de lado la economía que ya sabemos va e irá peor, debemos sustraernos del asunto sino queremos amargarnos los días presentes y futuros.  Igual si la ignoramos o nos torturamos con ella, las cuentas nos recordarán que el mundo está viviendo una crisis.  

Para mí  la llegada del nuevo año supone muchas ilusiones, idealista que soy, pienso siempre que todo  mejorará,  pronto lo sé,  los meses me traerán de nuevo a la realidad.  Pero la verdad es que, no la he tenido conmigo los últimos años, padecimientos de índole médico me hicieron un día caer en cuenta que,  la vida no me duraría para siempre, y que más valdría para mi,  irme ocupando en disfrutarla que en pensarme  el futuro.   No lo pienso más, ni me torturo imáginando que no me será tan largo.

 Tampoco me hago como en el pasado,  propósitos que con el correr de los meses se van quedando atrás, me propongo sí, tratar de ser felíz, aprovechar cada minuto de cada hora, los días, los meses, y si eso pasa, tendré mucho en realidad, qué sucederá, y si tendré como anhelo , todo un año más, no lo sé, igual no vale la pena torturarse con ello, disfrutaré como dicen,  el aquí y el ahora, disfrutaré las cosas y la gente, con esperanza de llegar al futuro,  como decía aquella vieja película, hasta que el destino nos alcance.

N – Sonvak – Activo

17 comentarios

Archivado bajo Daniela_

No es altruismo, es necesidad

Loable y gratificante necesidad no? encontrar en la felicidad de otros la propia felicidad, pero qué pasa cuando una se topa con aquellos que se creen que el mundo les debe algo, y que está en los demás proveerles la felicidad que no tienen o no encuentran?  esta si es una mala manera de encararse con la idea de que,  encontraremos felicidad en la de otros.

Cuando sinceramente hay algunos que pareciera que ni la buscan ni la desean encontrar, se sienten tan cómodos lamentándose de sus existencias, del trabajo aburrido que tienen, de la pareja que no les comprende, de esto y aquello, y esperan que un día las cosas mejoren sólo porque si, cuando tienen que mejorar, porque la verdad que muchas veces ni siquiera van mal, es solo un modo de complacerse en sentirse infeliz o ser los pesimistas de siempre.

O lo peor,  pensarse que otros deben hacer todo por hacerles la vida grata y llevadera, porque ellos pobres se lo merecen, lo hace la mujer con el marido, porque pobre ella con la casa y el trabajo, y los hijos; lo hacen los hijos con sus padres, pobrecitos niños que temen enfrentar la vida; lo hacen muchos para nuestra desdicha, y aunque todos los días nos gastemos la energía en aquellos tristes eternos, anhelantes de una felicidad que parece nunca llegará, se empecinan en lamentarse si llueve, si hace sol, si la economía va mal pues hay razón y cuando va bien, pues también a lamentarse.

La felicidad propia realmente se nos arruina con los negativos aquellos de siempre, los insatisfechos y los que esperan que les consuelen eternamente, como si la obligación de los demás fuera buscarles las formas de ser felíz, vamos que la vida es feliz o infeliz si queremos, ya hemos tocado este tema antes, depende de nuestra actitud y de cumplir nuestra misión en la vida, buscar la felicidad que mejora  nuestra vida porque, la vida es lo que hacemos con ella.

N – Sonvak – Activo

5 comentarios

Archivado bajo Daniela_

En todo lugar se cuecen habas

Cuántas veces oí ese refrán lleno de filosofía popular en el pasado? ya casi ni lo recuerdo.  Mi infancia estuvo, gracias a mi abuelo paterno, llena de sentencias de esa índole, las había en casi todo momento, para casi todas las circunstancias de la vida.

Ya era ésta o aquella, pero el buen hombre regía su vida por las mismas, parecía hallar consuelo en lo que a su vez había aprendido de la que decía, “mujer más sabia” que había conocido, su propia madre.  Algunas me parecían graciosas, y algunas veces llegaba a cansarme,  su manera de acabar cada conversación…”bien lo dice el viejo refrán….tal o cual”.

Antiquísimas algunas, trasladadas verbalmente de generación en generación, no dejan de tener su actualidad, y su valor en las cosas que a diario nos ocurren, quizá debieramos en medio de nuestras ajetreadas vidas modernas, tomarnos aquellas filosofías de los “abuelos” para echarnos ánimo, cuando las cosas parecen ir mal.

Recuerdo una en especial, cuando un terremoto ha destrozado mi país, era una madrugada de febrero cuando fuimos  despertados  por una tierra enfurecida que nos lanzaba,  lo mismo que a los cachivaches colgados de la pared, al suelo. Gritos, llanto y de pronto el silencio.

No les cansaré con narrarles  el inicial  temor y el posterior asombro de lo que había quedado de nuestra vieja casa,  cuando entre el polvo  y los escombros quisimos encontrar la que hasta entonces habíamos tenido por nuestro hogar, no había nada de ella y de consiguiente estabamos de pronto en medio de la nada,  sin lugar alguno  a dónde volver, silenciosos en medio de la sorpresa de unos, y la preocupación de otros, poco o nada podíamos hacer para infundirnos esperanza…

Llenos de pesar no haciamos más que lamentar lo que nos ocurría, y  entonces mi madre con unas cuantas palabras, claras y oportunas, nos trajo un respiro en medio de la congoja, nos hizo dejar de lado la tristeza y  nos recordó que pase lo que pasé…mientras hay vida, hay esperanza.

N – Sonvak – Activo

7 comentarios

Archivado bajo Daniela_

No nos conformamos con ello

Ciertamente no nos conformamos con el mundo tal cual es.  Las cosas, como ya dijo mi antecesor, que nos preocupan y nos resultan grandes tragedias,  no lo son para otros.  Y es cuando me pienso, en cuánto nuestras cómodas existencias nos ciegan a la realidad, no nos perdamos en filosofar sobre lo que es la realidad o pesadilla, el mundo es según el cristal con que se mira.

La vida puede ser una gran pesadilla para unos por puras nimiedades, mientras para otros la vida de verdad, a ojos vistas y viéndolo imparcialmente tendríamos que aceptar, es de verdad una pesadilla total. Y esas pesadillas colectivas de hambre y guerra, analfabetismo, discriminación y demás, tampoco está a nuestro alcance cambiarlas, así que nos las asumimos y vivimos con ellas, ignorándolas y remitiéndonos en nuestro egoismo a pensarnos “pobres desdichados” cuando la señal del cable televisivo va mal.

La que siempre nos resultará difícil de dejar es la pesadilla personal, la que atañe a cada quien en su individualidad, los sueños no realizados, el empleo frustrante, la crisis económica que limita nuestros deseos y aspiraciones, la violencia imperante que nos relega a la seguridad de nuestra estrecha casa, y así podría enumerar muchas cosas que nos hacen pensar la vida, como una verdadera pesadilla, los amores frustrados, los desengaños y las ausencias.

Y saben? aún así,  pesadilla o realidad, dejándo de lado la creencia de que ahora deba vivir mal para un día gozar el tan proclamado, “paraíso” o que algún día la justicia divina, me dará todo lo que mi corazón anhele, la vida, pesadilla o realidad,esperanza o sueño fallido, aún con todas sus cosas, vale la pena, y merece ser vivida.

N – Sonvak – Activo

6 comentarios

Archivado bajo Daniela_