Amor para el resto del día

Amor para el resto del día. No voy a negar que alguna vez me ha pasado por la cabeza la idea de meterlo en el congelador a ver si así se conserva sin corrosión hasta el milenio que viene. Claro que entonces tendría que tener en mi casa un congelador industrial para cuerpo y parásito. Le iría bien, estoy segura. Entre los guisantes, el helado de nueces de macadamia  y las cubiteras de hielo no se sentiría del todo solo. Aunque pueda parecer lo contrario me preocupo por su salud y por su bienestar y a pesar de estar tentada en alguna ocasión a condenarlo al ostracismo y a las profundidades heladas durante un tiempo (cuál ha de ser la medida de este tiempo es algo que se me resiste siempre), en el fondo digo, rara vez he querido arriesgarme a que se me muera por congelación, el pobre. Ni soy una asesina ni estoy loca.

Cuando estas ideas me atacan, siempre pienso, rebuscando en la bolsa del optimismo, que está mejor quedándose donde está, en la estantería del medio, al calorcito de los rayos solares y rodeado de las latas de atún, los espárragos y el tomate frito. Y eso aunque me haya confesado, así por lo bajo, que donde en realidad le gustaría volver es al frente, entre el salero, la pimienta negra y el azúcar, ése, me dice, es su sitio, el de los besos y las balas, aquél en el que las probabilidades de morir de éxtasis o asado como un pollo son exactamente las mismas, las mismas hasta que al éxtasis o al pollo le da por crecer exponencialmente, claro. El caso es morir de algo.  A pesar de todo, y en mi opinión, el riesgo siempre, siempre vale la pena.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo obsidianablack, Uncategorized

4 Respuestas a “Amor para el resto del día

  1. Hola, ciudadana Obsi: Hola, resto de ciudadanos colegas del Bloggercedario. Una grata sorpresa este reencuentro después de tanto tiempo. Como mi blog personal: La ventana de Marbella, lo tenía un poco abandonado esa ha sido la razón de no enterarme antes de esta grata reapertura. Y aquí estoy, para daros el coñazo de nuevo. Para mañana, día 23, he programado post (que realmente estaba enlazado no con el de Obsi sin con el anterior, pero que he arreglado colocando, por libre, la frase propuesta por Obsi.

    Por cierto, cielo, bonito texto (encantandor diría yo). Eso sí: explícame más sobre ese helado de nueces con MACADAMIA (que desconozco claro) porque los helados me encantan.
    Un besazo, ciudadana.
    Por cierto: Sean ustedes solidarios y hagánse seguidores (colocándolo en su blog-roll) de mi blog de viajes: Parada y Fonda de un viajero en http://paradaconfonda.blogspot.com
    Un besazo, ciudadana Obsi.

  2. El amor , si he comprendido bien tu texto, debe de estar siempre en la primera fila, dispuesto a darlo todo, a ser el héroe y a morir, si es necesario, en la batalla. Encerrado, oxidado o no, olvidado, guardado , es posible que no se acabe, que no se oxide, incluso que no caduque, pero no sirve para nada. Si no te hace vivir, vibrar, llorar, sentir, morir, reir… da igual donde esté. No es su papel.
    Besos

  3. sonvak

    Tu texto me ha parecido excepcional, al igual que el comentario de Aspective, ambos la mar de inspiradores. Un beso y gracias por el placer de leerte 🙂

  4. Vaya lo que es el amor. Muy bien redactado, me a encantado. Espero sigas escribiendo porque historias como esta son las que hacen del Blogguercedario lo que es.

    Muchas gracias por compartir esto….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s