Archivo diario: 18 junio 2010

Mi teléfono suena runrun

Cuenta la leyenda que hubo un tiempo en el que las pesadas y antiguas tecnologías hacían mella en el espíritu dadivoso de medio centenar de caimanes en celo, a orillas de un pequeño río en México.  ¿Y qué pasó? Muchas cosas, demasiadas.

Durante algunos meses, el nuevo Icaimand intentó hacerse fuerte en el mercado de los naturales de Cartier, ¡buen pelaje! Dicho aparatito intentó introducir las llamadas de teléfono, algo absurdo para los queridos reptiles de la zona que exclusivamente pasan horas y horas delante de la televisión, en dispositivos inmóviles para animales de dudosa moralidad. Y así es como Villa decidió apostar por las pesadas y antiguas tecnologías y decidió boicotear la salida del Icaimand.

Fue triste, fue duro pero sobre todo, fue increible. Ni lo más experimentados cazadores furtivos yo sin mi gato no habían conocido tales dimensiones populares. Revuelos, trifulcas, robos con intimidación de mandíbulas de apretar mucho. En fin, una locura acuática.

Debemos decir en defensa de Villa, presentador de un famoso canal de televisión terrestre, pero mu terrestre, que el que sus palabras avivacen justamente la opinión contraria no es para que lo juzguemos y condenemos como desastre de la naturaleza. Lo ha intentado, como cuando yo iba a los exámenes y me decía constantemente “apaxito, lo importante es participar”. Pero si somos realistas, ¡qué vergüenza de Villa! independientemente de que su musculado cuerpo hormonado impidiera pasar desapercibida entre los grupos de largatos que esperaban a la salida del edificio principal de la cadena.

Y colorín colorado, este cuento, al que le falta una llamada ha terminado.

¿Quién es? ¿quién llama? Soy yo, quien te escribe. ¿Otra vez estamos con estas? Ya pasó con “tus celos”, con “carmela”, y ¿ahora también Villa?

Como diría aquél, “¡déjate de disnei”.

5 comentarios

Archivado bajo Apaxito

Mi post de despedida…

Es viernes… Son las 11:12h… Y éste va a ser mi último post en el Blogguercedario.

Escribir no se me hace cómodo pues llevo desde el martes con mi mano izquierda que parece una manopla de tanto vendaje, con lo cual, para mi sería más fácil realizar una llamada de teléfono. Nada grave, solo aceite hirviendo.

Llevo tiempo meditando esta decisión, con lo cual no es precipitada ni impulsiva. Y el caso es que me da pena, pero aún así y como decía Aspec en su post de despedida, llegan momentos en la vida que uno decide poner punto y final.

La realidad es que no es falta de tiempo, ni tan siquiera de inspiración. Lo mío es pura desmotivación.

Todo comenzó con el mencionado post de despedida de Aspec… Sito paraba poco por aquí… Sara de viaje… y yo me sentía la única que quedaba del equipo del principio…. Los compañeros nuevos, todos geniales… pero aún así era como si me hubiese quedado sin mi pandilla de siempre.

Con la marcha de Aspec me sentí obligada a continuar por no dejar tirado a Sito… Sin embargo, y aunque Aspec ha vuelto, tanto él como Sito están a medias, y Sara no sé cuando volverá a irse de viaje…. Y yo me desmotivo cada vez que entro, esperando leer y encontrándome con que nadie ha escrito y casi nadie ha comentado… (curiosamente esta semana esto ha estado bastante activo, pero es una excepción).

Os he cogido mucho cariño a todos, nuevos y veteranos, pero en este punto del viaje yo seguiré otro sendero deseándoos de corazón, un buen caminar…

SONVAK

(PDT.: En cierta manera, soy responsable de que Aspec haya vuelto, con lo cual, mi querido Aspec, perdóname por ésta mi marcha).

20 comentarios

Archivado bajo Sonvak_