Desde hoy, soy BIS

Espero que no os molestéis por lo que voy a escribir y, sobre todo, os pido vuestra comprensión. No es que lo lleve pensando mucho tiempo aunque la verdad, en estos últimos días ya estando cercana la decisión, me encuentro algo nervioso. El caso es que, por mucho que yo quiera desvirtuar mi fecha de entrada, todo es un proceso natural en el que nadie puede achacar nada, a nadie, y además sé que me va a proporcionar un inmenso placer.

Estoy seguro que, en mi nuevo estado, podré disfrutar de caricias diferentes muy alejadas de todas aquellas que, por forzadas, algunas veces haya podido recibir. Sé que debo compartirlas, pues esa es una característica del bis, y también que no debo propiciar celos o actitudes con conlleven a ello. Si yo doy, a buen seguro que recibiré.

Me solazaré, tan solo con observarle en su plácido sueño. Para mí, esta simple observación, es otra forma de amar, silenciosa pero intensa. Me gustará hacerlo, seguro, pues ese silencio observando todo su cuerpo me retrotraerá al mundo de las memorias íntimas. Será, al despertar, cuando sus bellos ojos azulados se encontraran con los míos junto al esbozo de una de mis sonrisas para decirle: “Te quiero mucho”.  Seguro que lo tendré que repetir y lo haré, sin ningún género de duda:  Sí, sí …, cariño, a ti también te quiero y no sabes cuanto.

Le abrazaré, delicadamente, intentando fundir su cuerpo con el mío. Le comeré a besos todas sus manos, sus carnosos labios. Oleré su maravilloso perfume natural, algo que nunca podrán imitar los mejores laboratorios de perfumería por mucho que se empeñen.

Nada de esto, y mucho más que no logro expresar ahora, puede tener contraindicación para ser bis. Hoy ha llegado la hora y estoy deseando serlo; además, pues soy sincero, así se lo he contado a mi ciudadana de toda la vida, ella que es una gran persona me apoya totalmente. Espero que vosotros tengáis la misma comprensión porque ya no hay vuelta atrás, ni necesito preguntármelo de nuevo.

Su nombre, Martín. Hoy ha nacido y es mi segundo nieto. Ya, por fin, soy BIS abuelo (abuelo por dos veces, pues ya lo era por primera vez por mi nieto Angel).

Salud, ciudadanos.

JOSE MANUEL BELTRAN

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo José Manuel Beltrán

6 Respuestas a “Desde hoy, soy BIS

  1. Enhorabuena ciudadano, estoy seguro de que en cuanto pueda comprender las palabras tendrá en su BIS a un gran contador de historias y de cuentos. Insisto, ENHORABUENA CIUDADANO!!!

  2. Pues otra vez enhorabuena!!. Disfruta tu bisabuelidad tooo lo que puedas. Besos.

  3. Enhorabuena, Beltrán!!! Ya solo en tus escritos, tus nietos heredan un precioso tesoro. 😀
    Un abrazo!!

  4. Me alegro por ti, creo que eres el bis más feliz del mundo, ¿no?…

    Felicidades y saludos ciudadano.

  5. Nunca es tarde, y menos para mostraros a todos mi agradecimiento (conjunto con el de mi ciudadana favorita) por vuestras muestras de cariño.

    Obviamente lo de BIS era una pequeña trampa pero real. Gracias a tod@s por vuestras palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s