Esperanzas

Mi entrada semanal no iba a ser esta. Había un boceto que empecé a escribir con sol y resulta que cuando he ido a terminarlo llovía, así que como he visto que me iba a salir un post-churro-pesimista, os dejo mis desbarres sobre las esperanzas, deseos, anhelos, sueños y cosas parecidas.

1.- Son órganos vitales. Tenemos corazón, cerebro, pulmones, y tenemos esperanzas. ¿Conoceis a alguien que no quiera o que no desee nada absolutamente nada ? De ahi el dicho de que la esperanza es lo último que se pierde. Cuando se acaban te mueres y punto.

2.- Nos dan alas, como el Red Bull, y en mi opinión es una de las cosas que hacen que el mundo se mueva.

3.- Se reproducen como conejos. Cuando una esperanza o un deseo cualquiera se convierte en algo tangible, y porque somos como somos, ya estamos acariciando otra nueva expectativa distinta a la anterior y la rueda vuelve entonces a girar. En este sentido también describiría los deseos como una tela de araña de la que, por la razón nº1 no es conveniente salir.

4.- Las esperanzas hay que administrarlas con sentidiño, como decimos aquí, con un adecuado control de la dosis no vaya a ser que los pies se alejen demasiado del suelo y nos olvidemos de que es en la tierra en donde nos ha tocado vivir. Y es que… ¡¡se está tan a gustito soñando y es tan cómodo y fácil!!

5.- Yo sólo concibo la modalidad de esperanza activa. Nada de quedarse esperando esperanzado a que los deseos se conviertan en realidad por arte de birlibirloque porque entonces volvemos a lo dicho en el punto anterior y te pueden dar las uvas esperando. Y es que eso de que de esperanzas también se vive es un cuento, de esos que supuestamente cuentan en china sí.

6.- Son puñeteros los deseos. La frustración que originan cuando no se alcanzan a menudo es mucho mayor que la felicidad que proporciona el hecho de que se hagan realidad. Gran parte de la culpa de esto lo tienen el tema de los conejos y de la reproducción.

En fin, yo tengo unos cuantos ¿y vosotros?

 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo obsidianablack

4 Respuestas a “Esperanzas

  1. Sí… es más difícil escribir positivamente cuando este tiempo lluvioso y frío no nos da respiro 😀 pero aún así me ha encantado tu “esperanzado” post.

    Besos!!

  2. Orión

    Como decía el amigo Manu Chao, la próxima estación siempre es la Esperanza. Sin ella, el tedio de muchos de los días (laborables, casi siempre) se haría insoportable
    Y efectivamente, tienes razón en que es un órgano vital. Yo estimo que debe caer cerca de la vesícula o el hígado, porque a mi se activa, y no veas cómo, con unas cervezas o unos buenos y generosos vasos de buen vino.

  3. Yo tengo uno muy anhelado y repetitivo, y como sueño se me aperece cuando duermo y por ello muchas veces sueño con mi sueño pero dicen que si lo desvelo nunca se cumplirá así que me callo y sigo trabajando en que se vuelva realidad.

  4. Jajaj, es muy cierto, que se reproducen como conejos. Nunca estamos conformes. Eso tiene su lado positivo, pero obviamente, hace que la vida no sea un campo de rosas como nos gustaría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s