Terremoto idiomático

Con motivo de la medida que pretende, muy coherentemente, aplicar Feijoó en Galicia rescato un escrito que publiqué en un periódico hace muchos meses. Se trata de la obligación que existía en Galicia hasta ahora de realizar los estudios en gallego y que Feijoó quiere cambiar y ofrecer la libre elección de los DOS idiomas oficiales que existen en Galicia. Medida que ha causado un “terremoto” entre los galleguistas y que no logro entender como se puede ser tan fanático y tremendista a la vez que antidemocrático y con todo el respeto, un poco limitados. Yo siento mis raíces como nadie, y eso no quiere decir que me encierre y me limite con fronteras, me considero tan coruñés como el que más, tan gallego como el que más, tan español como el que más, tan europeo como el que más y en definitiva tan humano como cualquiera. El escrito fue consecuencia de un tremendo cabreo que me cogí cuando vi lo mal que lo pasaba una niña para realizar los deberes en gallego…

—–   o   —–

“Con perdón pero no encuentro otra palabra para describir la MIERDA de democracia que existe hoy en día en Galicia. Y me refiero con ello a que los estudiantes no tengan derecho a escoger la lengua en la que desean estudiar, y hoy por hoy se les esté obligando a realizar los estudios en gallego. Qué tipo de democracia obliga a alguien a estudiar en un idioma que no quiere si tenemos dos idiomas perfectamente oficiales. Y me tacharán de antigallego, pero haber con qué argumentos viene alguien a decirme que yo soy menos gallego que otro porque prefiero expresarme en castellano, y que mis hijos estudien también en castellano.

Ya puestos a imponer cosas, preferiría que obligasen a mis hijos a estudiar en inglés, pues les abriría muchas más posibilidades de futuro, como poder multiplicar la información de internet por un millón, como poder viajar a cualquier país sin hacer continuamente aspavientos para hacerte entender, como mil ejemplos que se me ocurren.

Seamos realistas, es muy bonito promover el gallego porque es el idioma de nuestra pequeña Galicia, pero solo es eso, bonito. Por lo tanto no obliguen a la juventud a hacer un triple esfuerzo si no es voluntariamente y dejen que sean ellos los que elijan en que idioma se sienten más desenvueltos para adquirir una formación sólida y sin trabas. Porque que se creen que le están enseñando a un estudiante que no se siente cómodo con el gallego obligándolo a estudiar en gallego, valores democráticos? por favor un poco de coherencia…”

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Codeblue_

8 Respuestas a “Terremoto idiomático

  1. Aspective

    Me parece muy coherente y cargado de razón.

    Al ser madrileño y vivir en Madrid, veo, sin entender, el revuelo y problema que se crea con el resto de los idiomas de España. Y como bien dices, seguimos a la cola de Europa en el inglés, que aborrezco, pero que utilidad para divertirse, viajar y trabajar, tiene como ninguno.

    Al menos, efectivemente, que sea un sacrificio o un gustazao, como quieran, pero voluntario.

  2. Moi ben, e eu son castelá e quixen aprender o galego porque gústame moito. Mais aquí non podo elixir 😦

    Quero unha lingua propia! Biquiños a todos 😀

  3. Hola Sito,
    Te habla alguien (más bien escribe, pero voy a seguir refiriéndome de la otra forma) que siendo nacido en Madrid se trasladó a vivir hace años a Galicia (Orense, Vigo y La Coruña) durante más de 12 años. Antes, estuvimos otros 4 años en Aragón (Huesca) y ahora, en Andalucía.
    En aquel entonces mis dos hijos mayores (con buen expediente) tuvieron sus pequeños problemas con el inicio del aprendizaje del gallego y más en concreto con una asignatura que ya se daba totalmente en esa lengua.
    Hablé con los profesores y sólamente les pedí una cosa: comprensión y un poco de paciencia para que, finalmente, evaluaran ellos mismos si mis hijos (en ese momento en Galicia) eran acreedores de su expediente.
    Me esforcé en hablar con ellos en gallego -aprendiendo yo mismo con las lecturas de Rosalía-; Les involucré en que todos debemos acoplarnos a los usos y costumbres de dónde vivimos empapándonos de los positivo y aparcando aquello que no es del todo de nuestro agrado. Mantuvieron, y así les dije que debían manifestarlo, el máximo respeto hacia el idioma pero sin menoscabar ni un ápice su libertad para expresarse en castellano.
    De esto han pasado muchos años y veo, por lo que escribes, que no se ha avanzado mucho. ¿Por qué no somos capaces, todos, de ser más tolerantes y remar en positivo?.
    La imposición siempre es negativa pero, la colaboración, da muchos frutos.
    Un sincero abrazo, ciudadano.

  4. Se me olvidaba Sito.
    Mi hijo pequeño es gallego (a mucha honra). Nació en Vigo y ese es, desde siempre, su equipo del alma. Salió de allí hace muchísimos años, pero sigue siendo su equipo del alma.
    Por suerte para mí, algo de nuestra labor como padres, ha dejado poso. Aunque el mérito no es nuestro, siempre será de él, porque esos son sus sentimientos.
    Otro abrazo,

  5. Es tal cual lo dices, simplemente hace falta un poco de respeto, colaboración y tolerancia. Sabes que los que se manifestaron ayer en Santiago en contra de la medida quemaron banderas de España? Sólo con ese acto ya demuestran que no pueden tener razón.
    Por cierto, el Celta es mi equipo rival de toda la vida, al ser yo del Deportivo, pero por supuesto respeto a sus seguidores aunque me dan un poco de pena porque nunca serán el equipo más importante de Galicia jajajajajaja…

  6. Ufffffffffff… yo es que estoy totalmente de acuerdo contigo. Toda obligación de este tipo es un ataque a la libertad individual. Entiendo perfectamente la necesidad de conservar la cultura de la región, pero no creo que esta sea la manera.

    Aún por encima no paran de modificar la normativa de nuestro idioma regional, están cambiándolo contínuamente, con lo cual ¿estamos conservando el gallego de toda la vida, o es tan solo la necesidad de algunos de reafirmar unas ideas políticas e ideológicas de lo más intolerantes?…

    Excelente post!!

  7. Por cierto… la cabecera preciosa 😀

  8. Obsi

    Estoy completamente de acuerdo contigo Sito y me parece que hoy en día el idioma no es otra cosa que un arma política como otra cualquiera. Yo estudié gallego como asignatura en el colegio un par de horas a la semana y soy perfectamente capaz de relacionarme y de escribir correctamente en gallego aunque no lo haga en mi vida cotidiana. Nadie me obligó a estudiar matemáticas en gallego, nadie me impuso nada, lo hablo si quiero y cuando quiero. Por eso no entiendo esta forma de “fomento” de una lengua, impositiva, polémica y política. Yo no tengo hijos pero desde luego y con todo mi cariño hacia el gallego, me gustaría que hablasen inglés antes que nada. Esa sí que es una asignatura pendiente en la enseñanza en España. Bueno y de los cambios normativos ya ni hablo que luego me sale un post :). Sólo diré que cuando oigo grazas en vez de gracias se me ponen los pelos como escarpias.
    PD.- Me gusta el tema de la próxima semana 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s