Archivo diario: 22 enero 2010

Terremoto idiomático

Con motivo de la medida que pretende, muy coherentemente, aplicar Feijoó en Galicia rescato un escrito que publiqué en un periódico hace muchos meses. Se trata de la obligación que existía en Galicia hasta ahora de realizar los estudios en gallego y que Feijoó quiere cambiar y ofrecer la libre elección de los DOS idiomas oficiales que existen en Galicia. Medida que ha causado un “terremoto” entre los galleguistas y que no logro entender como se puede ser tan fanático y tremendista a la vez que antidemocrático y con todo el respeto, un poco limitados. Yo siento mis raíces como nadie, y eso no quiere decir que me encierre y me limite con fronteras, me considero tan coruñés como el que más, tan gallego como el que más, tan español como el que más, tan europeo como el que más y en definitiva tan humano como cualquiera. El escrito fue consecuencia de un tremendo cabreo que me cogí cuando vi lo mal que lo pasaba una niña para realizar los deberes en gallego…

—–   o   —–

“Con perdón pero no encuentro otra palabra para describir la MIERDA de democracia que existe hoy en día en Galicia. Y me refiero con ello a que los estudiantes no tengan derecho a escoger la lengua en la que desean estudiar, y hoy por hoy se les esté obligando a realizar los estudios en gallego. Qué tipo de democracia obliga a alguien a estudiar en un idioma que no quiere si tenemos dos idiomas perfectamente oficiales. Y me tacharán de antigallego, pero haber con qué argumentos viene alguien a decirme que yo soy menos gallego que otro porque prefiero expresarme en castellano, y que mis hijos estudien también en castellano.

Ya puestos a imponer cosas, preferiría que obligasen a mis hijos a estudiar en inglés, pues les abriría muchas más posibilidades de futuro, como poder multiplicar la información de internet por un millón, como poder viajar a cualquier país sin hacer continuamente aspavientos para hacerte entender, como mil ejemplos que se me ocurren.

Seamos realistas, es muy bonito promover el gallego porque es el idioma de nuestra pequeña Galicia, pero solo es eso, bonito. Por lo tanto no obliguen a la juventud a hacer un triple esfuerzo si no es voluntariamente y dejen que sean ellos los que elijan en que idioma se sienten más desenvueltos para adquirir una formación sólida y sin trabas. Porque que se creen que le están enseñando a un estudiante que no se siente cómodo con el gallego obligándolo a estudiar en gallego, valores democráticos? por favor un poco de coherencia…”

8 comentarios

Archivado bajo Codeblue_

Terremoto en Yoville

Esta historia que os voy a contar sucedió hace mucho tiempo, en una villa llamada YoVille.

Primero os presentaré a los protagonistas:

SONIA: Dama adinerada perteneciente a la élite de YoVille. Con poco tiempo y trabajo consiguió hacerse un hueco importante en la villa, ocupando el puesto de Vicepresidenta (no sé de qué).

Sonia

GORIO: Caballero de YoVille, artista bohemio que pasaba absolutamente de hacer vida social en la villa y al igual que un ermitaño vivía aisladamente, dedicándose en exclusiva a su arte y a suspirar por su amor, Sonia.

A causa de su estilo de vida, no hemos conseguido una fotografía de Gorio...

ASPEC: Caballero de YoVille. Importante diseñador gráfico que poco a poco iba subiendo puestos en el escalafón social de la villa, esperando algún día hacerse con el poder político y cambiar así unas cuantas cosas que no le gustaban (como que Sonia fuera la vicepresidente de no sé qué).

Aspec

Y ahora vamos con la historia que conmocionó en su momento a todo YoVille:

Era un día cualquiera en la vida de Sonia. Fue a la factoría a ganarse su importante sueldo y a continuación procedió a las visitas de rigor. En una media hora (en YoVille el tiempo transcurre a otro nivel) regresó a su mansión para disfrutar de la tranquilidad.

Ya en casa se encontró con un regalo de Aspec: un precioso ramo de rosas rojas. Sonrió y las colocó encima de la mesa de la cocina. Las contempló pensativamente mientras se servía un zumo de naranja. Gorio nunca le enviaba regalos y eso que sabía que estaba enamorado de ella. Mantenía una relación con Gorio desde hacía unos meses, sin embargo éste dedicaba más tiempo a su música que a ella.

De repente, y como por arte de magia, apareció Aspec frente a ella:

-Tenemos que largarnos de YoVille inmediatamente. El Instituto de Investigaciones Sísmicas a anunciado un terremoto que puede acabar con toda la villa. Apenas tenemos una hora para ponernos a salvo.

-Dios Mío!!!! Tenemos que avisar a Gorio. Si no lo hacemos, cuando se de cuenta la tierra estará enguyéndolo!!!

En un cortísimo lapsus de tiempo, ambos aparecieron en el apartamente de Gorio. Dicho apartamento era un caos absoluto pues, como bien sabemos todos, los artistas viven inmersos en su mundo y no disponen de tiempo para tareas superficiales como que su hogar cause una buena impresión en las visitas.

Gorio no aparecía por ningun parte.

-¿Dónde puede estar?… él nunca sale de casa -Sonia miró a Aspec preocupada. El tiempo no jugaba a su favor- ¿Habrá ido a la tienda de música?

-Sonia, ir ahora al centro de YoVille sería un enorme error. Reinará el caos… y el  tráfico será intransitable…

-Pero… no puedo irme sin él. Tiene que estar en alguna parte y YoVille es pequeño.

Aspec hizo un gesto de resignación y ambos intentaron llegar hasta la tienda de música. Aspec tenía razón: el tráfico era caótico y llegar a la tienda de música se convirtió en toda un hazaña. Cuando llegaron se encontraron con que Gorio tampoco estaba por allí. Sonia se desesperaba y Aspec se desesperaba más aún ante el empecinamiento de ella por encontrar a aquel hombre que la tenía desatendida y que no se merecía tanta fidelidad. ¿Dónde estaba él cuando ella lo necesitaba? ¿Acaso no era él el que debería estar allí, intentado salvarla de lo que se les venía encima?.

-¡¡Es qué nunca sale de su apartamento!! Si no está aquí, tiene que estar allí, tenemos que volver…

-¡¡Dios!! pero no te das cuenta de que se nos acaba el tiempo!!!

-Yo me voy a buscarlo!!

-Mierda!!!! -exclamó Aspec antes de salir tras ella hacia el apartamento del endiablado artista que iba a conseguir que la vida de los tres se fuese a tomar por…

El tiempo se les escurría como arena de la playa entre los dedos y cuando consiguieron llegar al apartamento de Gorio se encontraron con éste, que daba vueltas desesperado por el salón del mismo.

Cuando vió a Sonia corrió hacia ella, abrazándola:

-No se puede tener tantas casas, Sonia. No te daba encontrado en ninguna de ellas. Ya no sabía donde buscarte!!!!

En ese momento los tres sintieron como la tierra comenzaba a temblar bajo ellos.

-Rápido… hay que ponerse bajo el marco de las puertas!!!! -exclamó Aspec.

Todo se convirtió en un caos absoluto de destrucción. Después llegó la calma. Aspec comenzó a moverse bajo los escombros, poco a poco, con cuidado, consiguiendo remontarlos hasta lograr ver la luz del sol. Miró a su alrededor y comenzó a llamar a gritos a Sonia, mientras caminaba y rebuscaba entre las ruinas. Tras una eternidad dió con ella… Los brazos de Gorio la abrazaban como intentando protegerla, pero no lo había conseguido. Ambos habían partido tras la luz después del túnel.

6 comentarios

Archivado bajo Sonvak_