Navidad versus Primavera

En Navidad  el tiempo es de fiar. Sales de casa por la mañana y hace frío y con un poco de suerte nieva y hay una niebla chulísima. Cuando vuelves a casa por la tarde seguirá haciendo frío y es posible que durante todo el día no haya parado de jarrear.
En primavera hace un calor asqueroso, pero no te puedes confiar. Lo mismo hace calor por la mañana y cuando vuelves por la tarde ha caído la mundial de lluvia, se ha levantado un viento huracanado y llegas a casa con una tiritona.
 
En Navidad sabes qué ropa tienes que ponerte: toda la que haya en el armario. Calcetines chulos de colorines, botas guays resistentes al agua, un abrigo gordo con el que pareces un muñeco michelín, unos guantes preciosos, bufanda y además todos mis gorros. Todo el mundo va igual: forrado. 
En primavera llega el confusionismo estilístico. ¿ Qué te pones? ¿Manga corta con medias? ¿ Manga larga sin calcetines? ¿ Tirantes será demasiado? Mejor botas no, pero sandalias tampoco, ¡Dios mio! necesito zapatos de entretiempo..pero..¿qué coño es entretiempo? Un stress. Sales a la calle y te das cuenta de que no solo tú no sabes que ponerte, en 20 metros de acera ves a gente con botas y forro polar y otros con sandalias y tirantes.
En Navidad estoy pletórica de energía. Nada me da pereza. Quiero hacer cosas, salir de compras, ver amigos, ver a mi familia, ver incluso a mi familia política, ir al cine, a exposiciones, a ver las luces de Navidad, a pasear forrado de ropa. Soy actividad permanente.
En primavera no quiero hacer nada, no quiero comer, no quiero levantarme de la cama, todo el mundo me cae mal, mi trabajo me horroriza, mi familia me da pereza, mis amigos son plastas, no quiero salir de casa, no quiero pasear, no quiero hacer nada, mas que estar en mi sofá leyendo y esperar a que llegue el otoño o a que me toque la lotería y poder irme a vivir a algún sitio sin primavera. Si me dejaran hibernaria.
 
En Navidad hay regalos. Para hacer y para recibir. Me gustan los regalos, comprarlos y darlos. Me da igual que sea materialista, que sea consumista, que sea un invento de los grandes almacenes y desde luego no tolero eso de: mejor te lo compro la semana que viene que empiezan las rebajas. ¡cutre!
En primavera en los escaparates no hay más que ropa de verano que no puedes ponerte y con la que además te visualizas y dices: ¡ dios mio!…este año a la montaña.
En Navidad estoy más guapa, me favorecen los gorros.
En primavera quiero ser invisible, no me favorecen los bikinis.
 
En Navidad la ciudad está preciosa, me encantan las luces de colores, los adornos y los árboles. Los escaparates están decorados y los dulces de navidad son apetitosos aunque yo jamás coma ninguno.
En primavera la ciudad se instala en un calor asqueroso que te va a aplastando contra el suelo y a tu alrededor millones de partículas de polen vuelan haciéndote estornudar, rascarte el paladar con la lengua y tener los ojos rojos como dos tomates.
Navidad es en diciembre siempre. No hay cambios. Diciembre es un mes chulo y de confianza.
Primavera es cuando le apetece, desde marzo hasta junio, se concentra en mayo. Un mes feo y que me cae mal.
En Navidad está de moda decir: que pereza de Navidad. Yo digo: ¡ ole, ole, Navidad! 
En primavera la gente dice: que ilusión…la primavera. Yo digo: putaprimaveradeloscojones….
En Navidad estoy más feliz que una perdiz.
En primavera soy horriblemente desgraciada, desagradable y hostil.
 
Adoro la Navidad.
Odio la primavera.

 

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo molinos

8 Respuestas a “Navidad versus Primavera

  1. por no mencionar las alergias de primavera, pero aún así yo prefiero la primavera a la navidad. me gusta más el colorido de la naturaleza al colorido de las luces de navidad.

  2. Code..la nieve mola mil millones de veces más que las flores y todas esas cosas cursis.

  3. Bueno, pues cuando llegue la primavera huiremos.
    Si ahora es cuando estas guay y estás feliz, en primavera creo que habrá que buscarse un agujero bajo tierra…
    En cualquier caso, ¡¡Feliz Navidad!! y que dure el frio…

  4. Pues… La navidad, en concreto, me gusta… pero el invierno, en concreto, no… solo durante los días de Navidad. La primavera… la sangre me altera, y por suerte para bien, a pesar de pertenecer al grupo cada vez más numeroso que sufre las alergias (aunque tengo alergias que valen para todo el año, je, jajajajaja… -me lo tomo con humor).

    Me ha gustado el post, con ese toque de humor tan tuyo. Besos!!

  5. A mi tambien me gustó el post, aunque prefiera mil veces la primavera al invierno 🙂
    Por lo menos si acá nevara, sería un poco más divertido. Pero no, lo único que pasa en invierno es que llueve y llueve y llueve. Un bajón.

    Beso!

  6. Yo prefiero la primavera, que el frío me mataaaaaaaaaa.

    Besos.

  7. Esperad a ver lo que escribo en primavera…y os gustará menos.

  8. Hola molinos,
    Yo, ante tu última respuesta ya estoy acongojado. Sito, propuesta para el próximo post: Un día de primavera.

    Que tengo yo ganas de leer a Molinos……
    Un beso, ciudadana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s