El rascadero frustrado

Mi deporte favorito es lo que me gusta llamar “rascarme”. Esto implica actividades de diversa índole, desde hacer zapping desde la cama, chatear sobre nimiedades con gente que a veces ni siquiera trato en persona, pasearme por el facebook, escuchar en una tarde toda la discografía de Nirvana, ver una maratón de El Señor de los Anillos, leer algún diario, tomar té con galletitas, echarme en el patio al sol y cerrar los ojos y dormitar, tomar mate sola en mi cuarto en un día de lluvia, hasta ver videos de “Pokémon” en Youtube.

Sin embargo, últimamente me he visto imposibilitada de practicar este deporte tan noble y tan saludable que es no hacer absolutamente nada productivo. La razón: la venida de la temporada.

Punta del Este resulta demandar cantidades desmesuradas de trabajadores jóvenes en temporada alta, esto es, en verano.
Y por alguna razón que no comprendo (tal vez sean mis ganas de no tener que estar pidiendo de a moneditas para salir los viernes, tal vez sea ese sentimiento de compromiso hacia al mundo, que parece decirme que estoy obligada a crecer), este verano me dispuse a trabajar. Hecho. Ocho larguísimas horas, oficina enloquecida, turistas insufribles y altaneros, cabezas bajas, llantos reprimidos, risas, palmadas en la espalda, papeles desperdiciados en toneladas (de veras, no sabía que tiraran tanto papel a la basura, me ha impresionado), confusiones con el cambio, cajas mal cerradas, rezongos, y más confusiones con el cambio.

Estará bien. Por la temporada. Tres meses. Noventa días. No hago el cálculo en horas porque tendría que sacar la calculadora. Pero no creo ser el tipo de persona que pueda soportarlo mucho tiempo más. No nací para esto.

Extraño silbar mirando el techo. Y de repente, recibir un mensaje de texto, levantarme e irme a algún lado genial. O no recibirlo, no importaba. Me conformaba con silbar y no pensar.

Dios, creo que hasta extraño estudiar. Qué raro.

DANIELA

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Daniela_

7 Respuestas a “El rascadero frustrado

  1. Huyyyyyyys lo que te queda Dani, te vas a tener que replantear la vida. Me ha encantado el ritmo del texto, está escrito de forma peculiar y se lee de forma graciosa. Me gustó mucho el formato y el estilo, pero me preocupa el sentido. Tienes que buscar algún trabajo donde te dejen silbar, funcionaria?

  2. Xinax

    Que bien escrito, y ni caso, Daniela… procura estirar al máximo ese tiempo en que no te pesen las obligaciones y añores no tener que tomar decisiones a cada minuto.

    Un beso, guapa

  3. Yo con Xinax, disfruta de silbar lo máximo posible y no tengas prisa por sumergirte en los problemas que acarrea la independencia económica.

    El texto me ha gustado mucho. Besazos!!

  4. Bueno, aún tienes tiempo para estudiar, decidir a qué dedicarte y escoger algo compatible con tu deporte-vocación. Y el simil es bueno, transmite la idea perfectamente.
    ¡Que escogas bien!

  5. ¿Quién pudiera volver a esa edad?…jajajajajajaja!!!

    Es que ya voy para los 40 y claro… 😦

    Buen post.

    Besos.

  6. Gracias por sus comentarios (:
    Como respuesta general, les digo que no creo que haya edad para poder silbar mirando el techo, y pasear sin moverse, sin preocuparse ni agobiarse. Al menos por unos minutos al día, este deporte es completamente refrescante 😀 Todos deberían retomarlo!

  7. Estupendo Daniela. Coincido que has escrito un texto muy bien desarrollado. Yo me apunto tanto a silbar como a disfrutar de esa temporada turística, siempre y cuando -claro- no suponga mucho trastorno para tí. ¡Vamos que me voy para allá!.
    Un besazo, ciudadano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s