El primer beso

—Entonces, ¿qué dices?
A Laurita le pareció ver una gota de nervioso sudor desplazarse por la sien de aquel chico, y eso casi la hace reír, pero intentó controlarse. De hecho, toda la situación la tenía tentada, pero no porque fuera graciosa en absoluto: contrario a su acompañante, el reflejo de la chica cuando estaba nerviosa era echarse a reír de la forma más estúpida e infantil posible. Pero no ahora; tenía que moderarse. ¡Dios! Esto era un momento serio.
— ¿Laura? ¿No vas a decir nada?
Ella sacudió un poco la cabeza, sin saber a ciencia cierta qué decir. Sus manos no se dignaban a quedarse quietas: paseaban por su cuerpo, pasando de alisarse la camisa a arrugarse la pollera, y luego de enrular sus cabellos a arañarse el cuello suavemente.
—Eh…no sé. Está bien, supongo…Sí…
— ¿Hablas en serio?
Los ojos del joven se iluminaron, destellando algo parecido a esperanza o amor o tentación. Laura titubeó, pero finalmente asintió un poco más segura. Aquello no estaba mal, ¿no? Él se veía bien, se vestía bien, era divertido, la hacía reír… ¿Sería el indicado? ¿Había, tras la ardua y dolorosa búsqueda, finalmente encontrado al hombre junto al que pasaría el resto de sus días?
«Dios, Laura, debes dejar de mirar novelas»
— ¿Laurita?
La chica salió de su ensimismamiento, para descubrir que el chico sudoroso todavía estaba allí, mirándola, ahora con un gesto distinto, que nunca había visto antes. Disimuladamente, dio un pequeño paso atrás.
«¿Y ahora, qué?»
Él se acercó unos centímetros y le tomó una mano. Al mínimo contacto, una nube de mariposas pareció bajar (nada graciosamente) desde el centro de la garganta, a increíble velocidad, hasta posarse cerca de la ingle de la chica, para quedarse allí, revoloteando molestamente. Este recién estrenado cosquilleo la desconcertó y desconcentró, y su mente se quedó en blanco por unos segundos: suficientes para que él tomara la iniciativa.
Acercó su boca a la de ella y la besó.
Laurita frunció sus labios, confundida.

Así que, ¿eso era? ¿Por eso tanto alboroto, tanto drama?
No se sintió flotar, como describían en todas aquellas películas…No sintió el mundo girar a su alrededor y las cosas desaparecer en un torbellino de luz y color; no sintió que las nubes la acariciaran y que el sol le quemara las mejillas y que los labios de él se fundieran con los suyos, como había leído en todos aquellos libros…
De hecho, no sintió nada. Incluso el horrible cosquilleo cerca de su ingle se apagó. Porque aquello era… ¡asqueroso! La lengua del chico se movía de forma espeluznante, repugnante; su aliento era pegajoso y fuerte; su saliva, seca… Duró apenas unos segundos, pero fueron suficientes para dejarla con la sensación más extraña e inesperada de toda su vida. Cero magia, cero emoción: solo dos bocas que se encontraban como por accidente y que no encajaban juntas.
Aquel incómodo y torpe beso fue tan decepcionante que Laurita decidió que no estaba lista para tener novio todavía. Y descubrió –o más bien, el descubrimiento la golpeó en la cabeza- que la vida real no tiene nada de parecido con las películas. Un verdadero desengaño.
¡El mito del “mágico primer beso” era un fraude!

DANIELA

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Daniela_

11 Respuestas a “El primer beso

  1. tatiana

    Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    tatiana.

  2. Dani:
    Está muy bien contado, y creo que refleja una realidad más abundante de lo que se suele reconocer.
    Fenomenal y divertido.
    Un abrazo

  3. Totalmente de acuerdo contigo! Yo no he querido contar mi primer beso porque fue asqueroso jajaja. Un besito!

  4. Xinax

    El primer beso está sobrevalorado, como la primera noche de sexo, el primer novio, el primer trabajo… los buenos son los que están ahora, que ya tenemos “cierta” experiencia… jajajaja.

    Divertido tu texto, Daniela

    Besos

  5. Tatiana, deberías hablar con alguno de los administradores de este blog, Sito o Sonvak; yo realmente no podría responderte…

    A los demás, me alegro que les haya resultado divertido. Creo que sí, el primer beso está más que sobrevalorado… Cuando vi cuál era el tema de la semana recordé al instante una conversación que tuve una vez con unos amigos, en los que todos coincidimos en la terrible repugnancia del primer beso 🙂
    Saludos a todos !

  6. Hola Daniela,
    Es lo que tienen los libros y el cine, entre otros. Pueden desvirtuar la realidad o mejor dicho la imaginación de quien los disfruta. Luego llega el hecho real “el primer beso” , el de verdad…. y se caen todos nuestros idealismos.
    Muy bien contado y escrito Daniela… me ha gustado mucho.
    Un beso, ciudadana

  7. El mío me pareció mágico.

    Pero estaba con fiebre tirado en la cama del hotel durante la escursión de fin de curso de octavo de EGB, debió ser por eso, por que la chica que me lo dio, depués no me hizo ni caso, jajajajaja!!!

    Muy buen post.

    Besos

  8. Bueno… ejem… no estoy muy locuaz hoy. El post me ha gustado, como siempre me gustan, pues escribes de requetemaravilla. Lo del primer beso… la mía no fue una experiencia muy normal, con lo cual… no sé que decir. Besos!!

  9. José Manuel:
    Exacto, eso pienso. Y creerse la ficción masificada por el cine, por ejemplo, puede ser peligroso, porque lleva a desengaños, decepciones y tristezas. Aunque hay que tener en cuenta que a veces, la realidad puede resultar ser mucho más extraña, mágica y emocionante que la ficción.

    Gorio:
    jajaj me hiciste reír xD Bueno, está comprobado que la fiebre puede provocar desvaríos y hasta alucinaciones. Anda a saber, capaz que te lo imaginaste en uno de tus sueños febriles 🙂

    Sonvak:
    Bueno, cada experiencia es distinta. Me muero por enterarme de esa experiencia no muy normal tuya 😉 jajaja

  10. Laura? y tu primer beso Daniela? je je… pero bueno… “Laurita decidio no tener novio todavía….” ¿crees realmente que se puede decidir eso? ¿yo creo que es incontrolable no?. besos

  11. Mmm…¿mi primer beso? Bueno, no mucho más mágico que el de Laurita 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s