Un día en TU vida

Por Sara

El despertador suena a las 8, vas directo a la ducha. Escoges del armario la ropa: unos vaqueros y una camiseta azul ancha. Te enfundas los tenis y desayunas mientras haces un repaso a la prensa por Internet. Sales de casa y bajas en el ascensor hasta el garaje. Montas en el coche y te diriges al trabajo. A media mañana sales con tus compañeros a tomar un café. A la hora del almuerzo quedas con tu chica para comer juntos. Parece que algunos os (te) miran por la calle, pero haces caso omiso. Disfrutas del momento y vuelves al trabajo.

Cuando acaba tu jornada laboral, vas al gimnasio y después te vas con unos colegas de cañas a echaros unas risas. Como es viernes, (por ejemplo), por la noche, cenita romántica con tu pareja y una sesión de cine. Os encontráis con unos amigos en común y vais a bailar a una discoteca, hasta que cierra. Como tu casa queda lejos y no puedes coger el coche porque has bebido un par de copas, uno de tus amigos te ofrece las llaves de su apartamento para que te quedes a dormir. Aceptas, tu novia te acompaña. Llegáis a la dirección señalada. A duras penas entras en el portal.  Buscas el ascensor y no hay, a pesar de que tienes que subir hasta el cuarto piso. Es entonces cuando te acuerdas de ese accidente que te dejó en una silla de ruedas.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Q - Sara - Activo

8 Respuestas a “Un día en TU vida

  1. Ains… sí, para unos más que para otros, la vida es muy dura. Besazos!!

  2. Xinax

    Muy bueno. Uno no se da cuenta de lo que tiene y ni se fija en los que no tienen. Menuda especie somos!.

  3. Pues si que lo tienen jodido. Un post para reflexionar.

    No me salen más palabras.

    besos.

  4. Hay situaciones que hay que vivir para comprenderlas.
    Besos a todos.

  5. Supongo que en una sociedad con un estilo de vida diseñado exclusivamente para bípedos implumes, cualquier hombre (o ser vivo) que no lo sea se ve en dificultades.

  6. No sé si comentar sobre el mal diseño de las ciudades, o sobre la insolidaridad de todos, sobre el espíritu de superación y lucha de este chaval, o sobre como la tecnología les permite cosas increíbles, pero realmente lo único que se me ocurre es la gran putada que es quedarse para-tetrapéjico.
    Y como decía el otro día el miedo que me da y las pesadillas que protagonizan en mis sueños.

  7. Muy bueno Sara.
    Está muy bien recordarnos este tipo de cosas de vez en cuando porque se nos olvida .
    Un beso.

  8. ¿Sabes? Tengo cierta relación con el Club BSRM. “Baloncesto Silla de Ruedas de Marbella”, por lo que entiendo perfectamente lo descrito -por cierto muy bien- y ellos, después de pasar por todo lo descrito por tí, tienen todavía que luchar -consiguiendo dinero de dónde no hay- para poder practicar deporte de competición. A veces pienso -con mucha fuerza- que la discapacidad la tenemos nosotros ….en nuestros cerebros.
    Un beso, ciudadana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s