Carta de un niño abortado…

Carta de un niño abortado…

Seguramente más de alguno la habrá leído, pero a quienes no lo hayan hecho les dejo este conmovedor texto que quiero compartir y que a mí me impactó.

Hola Mami:  Soy tu hijo, ¿me recuerdas?

El que debió ser mi padre andaba fuera el país, no bastaron las promesas de amor que le escribías, ni tu honestidad, ni tu familia.

En su ausencia surgió otro hombre. De ese romance fui engendrado yo. ¡Qué gratos recuerdos mami, de los tres meses y veintiún días que me acunaste en tu vientre, me sentía tan seguro!

¡Qué bonito era sentir tus caricias, escuchar el timbre dulce de tu voz, jugar con tu universo interno! Sin embargo, había que blanquear tu desliz, tenía que MORIR el delator y ese era YO.

Por entonces supe de los problemas y de las discusiones que tenias con tu amante, mi padre. Él quería verme nacer y tu no. ¡Qué peleas! Hasta que al fin pudiste arrancarle el dinero que costó mi defunción. Por cierto, que triste que a todo le pongan precio en el mundo de los hombres. “Hasta el asesinato de un inocente”.

“¡Qué caros son los abortos!”, comentaste. Pero no hay tiempo que perder, lo que tenga que ser que sea de una vez.

No justifico el crimen mamá, pero lo perdono. Lo que no me cabe en la cabeza es la maldad de aquella bestia vestida de blanco. ¡Qué temor tan horrible cuando me apuntaba con aquella enorme aguja, que anunciaba el fin de mi vida!

Recuerdo que en ese momento, presintiendo el final de mi vida, rompí en llanto incesante, pero ni tú, ni él pudieron escucharme. Quise huir, alejarme de aquel extraño monstruo que amenazaba con destruirme.

Mi ritmo cardíaco iba aumentando, sobrepasaba los 200 latidos por minuto, me agitaba, me convulsionaba lo mas fuerte posible para evitar el contacto con aquel tubo letal, pero el espacio era reducido y el agresor llevaba las de ganar.

Finalmente y para desgracia mía, la punta de succión se adhirió a una de mis piernitas y la desprendió de un tajo. Mutilado y con un dolor que no imaginas, seguí moviéndome cada vez mas lento, pues aquel ambiente antes tan agradable, transparente y calentito, se fue volviendo rojizo y cada vez más seco.

La punta de la aspiradora me seguía insistentemente. El médico la introducía y buscaba a ciegas. Le daba lo mismo arrancarme una piernita, un bracito o mi tronco. Como te darás cuenta, para el asesinato en sí, no existe ningún procedimiento técnico, lo importante es matar.

Yo seguí llorando en una agonía impresionante. El tubo volvió a alcanzarme, esta vez enganchándome un bracito, que también fue desprendido.

Negándome a morir, mi cuerpecito desgarrado seguía sangrando, y la manguera jalaba mi tronco, tratando de arrancarlo de la cabeza. Al fin lo logró.

El desmembramiento fue total, solo mi cabeza quedó dentro, ésta era demasiado grande para ser succionada; así que el médico introdujo unas poderosas pinzas y con ellas la aplastó. ¡Ah, que horrible!, mi tierna cabecita explotó como una nuez. Para entonces ya tenía rato de estar muerto.

No sentía nada. Me tragó por completo la sanguinaria aspiradora. Sé lo que te sucedió a ti. Te traumatizó. Conozco mamá, tus largas noches en vela y tus sobresaltos. Sé que me amas, pues sueñas conmigo y más de una vez te has preguntado, si soy niño o niña. ¡Si supieras la alegría que te hubiera traído!

¿Sabes mami, que los niños no deseados al nacer son mas amados?

¡Ah, por cierto, soy niño! Y quiero que sepas que me parezco más a ti que al seductor que te engañó.

Pero no te preocupes, vas a olvidar, ¡yo a cada momento pido a Dios que borre de tu mente esas pesadillas que turban tu descanso y te dan muerte en vida! Mientras te escribo tengo a mi lado a Antonio, bueno es un decir, porque mi amigo es igual que yo, lo mato su mamá porque cuando ella era muy joven, una noche al regresar a su casa, un hombre la violó, y por eso se deshizo de su hijo a los pocos días de haberlo concebido.

A mi amigo le obsesiona una pregunta. ¿Por qué si mi mamá no amaba al hombre que la violó, me mató a mí, que la hubiera amado por siempre y jamás me hubiera avergonzado de ella?

Aquí en el reino del amor, solo entendemos el lenguaje del amor, por eso no comprendemos esos “argumentos” acerca del aborto: que por violación, que por dificultades económicas de los padres, que por no tener más hijos, que “la familia pequeña vive mejor”.

Me cuenta que ni en las guerras, se han realizado tan criminal y desmedida masacre.

Con los abortos se ha privado a la humanidad de brillantes poetas, sacerdotes y médicos, de músicos, pilotos, estadistas, profesores, periodistas, licenciados, pintores, arquitectos, ingenieros, escultores… A mí todos me dicen que quizás hubiera sido un brillante cirujano o un pianista. Cuando nos reunamos mami, ya verás que manos tengo: lo que más me agrada es cuando me dicen “tu mami tiene que ser muy hermosa”.

No llores mami. Perdóname si acaso yo soy el culpable de tu sufrimiento, lucha por olvidar el pasado para que seas feliz. Si es necesario, olvídate de mí.

¡Ah! Se me olvidaba, aunque me consumo por las ganas de verte, no te des prisa en venir, pues mis hermanos te necesitan más que yo. Hazles a ellos lo que nunca pudiste hacerme a mí. Fíjate que cuando bañas al bebe o lo amamantas, no sé, me entra un poquitín de añoranza de todo lo que pude ser y no fui. No sabes lo que me hubiera gustado que me arrullaras en tus brazos o que me amamantaras con leche de tus pechos, ser acariciado por esas manos tuyas tan lindas y tan semejantes a las mías. Manos de cirujano malogrado.

Y termino pidiendo por favor, no para mi pues comprenderás que ya no lo necesito, sino para otros niños que aun viven en el seno materno, que a ellos no los maten como a mi, si conoces a una joven madre que quiera abortar, un sujeto que monta campañas a favor del aborto, un médico que practica abortos, cámbiales ese corazón de piedra por un corazón de carne. Préstanos tu voz a los millones de niños sin voz y grítales a todos que tenemos derecho a vivir y que, aunque nadie nos ame, tenemos derecho a amar. Si no lo haces mami, estaremos todos muertos.

Exigimos que nos dejen vivir para amar, ¡es tan triste tener un corazón para nada!

Hasta que nos veamos, mami, entonces te enseñaré lo mucho que te quiero, te quise y te querré.

Tu niño.

Sandra

 

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Sandra

12 Respuestas a “Carta de un niño abortado…

  1. Con todos los respetos, me parece algo totalmente manipulador, una falacia de mal gusto, que me vaís a permitir, no comente.

  2. Estoy totalmente de acuerdo con Aspective…

  3. uno de los grandes temas, yo nunca conseguiré poner mi mente de acuerdo con ninguna de las teorías, tengo tantas dudas que no consigo hacerlo, todas tienen argumentos comprensibles a favor y en contra, por lo tanto no puedo tomar partido por ninguno de ellos ya que no hay ninguno que me deje tranquilo.
    la carta está muy bien escrita para impactar en la gente, pero también podríamos hacer la carta de una mujer violada y seguro que diríamos lo mismo y hasta la apoyaríamos en el aborto.

  4. Sí que lo había leído, una ‘carta’ escrita por algún tipo de asociación antiabortista ultracatólica, a saber. Estoy a favor del aborto, y de acuerdo con lo dicho por Aspective.
    Un besito Sandra!

  5. Es fácil juzgar y, desde luego, no somos todos iguales; incluso en una misma persona pueden darse cambios de forma de pensar según el momento en que se enfrente a una misma situación.

    Lo cierto, es que todos alguna vez hemos sido ese niño nonato. ¿Nos habríamos enterado de algo? Porque yo no recuerdo nada, pero nada, de cuando estaba en el vientre de mi madre. Sí, ya es vida a partir del primer momento… pero también es vida todas esas hierbas que la persona que ha escrito este texto ha pisado alguna vez… y tb se podría escribir un texto describiendo el sufrimiento de esa hierba, siendo descuartizada bajo la suela de su zapato…

    Un texto como éste es fácil de escribir, realmente fácil… lo díficil, y por ello es lo que tiene mérito, es respetar a aquellas personas que pueden llegar a actuar de una forma que nosotros podamos no entender por diferencias de ideología, o similar.

    La verdad es que creo que es un texto de baja categoría escrito por una persona muy pobre de espíritu.

  6. La doble moralidad resurge con fuerza en tiempos de crisis económica, intentando captar la atención de la gente con falta de ideas propias, para manipular sus mentes.

    El opus que se dedique a predicar en su casa y que deje la de las demás tranquilitas, que ya tenemos bastante con lo que nos toca.

    ¡¡¡Zapatero!!!, separación iglesia-estado de una puta vez(perdón), échale huevos coño!!

    😦

  7. Definitivamente tocaste un tema polémico; incitar a hablar del aborto es como destapar un pequeño agujero por el que se escapa tanta agua que terminamos ahogados. En lo personal, temo que estoy de acuerdo con Aspective: el texto se me antoja un truco sucio, una falacia. No estoy familiarizada con el proceso del aborto, pero realmente dudo que la cabeza del bebé “explote”… Bueno, de esto no hablo porque no sé. Tampoco estoy convencida si estoy a favor o en contra del aborto. Pero de algo estoy segura: la única manera de poder entendernos y encontrar la paz entre los seres humanos (esto es, claro, la más grande utopía) es mediante la tolerancia de las opiniones ajenas. Cada uno encuentra sus respuestas, sus caminos, sus medios. Nos gusta autodenominarnos humanidad, pero realmente somos demasiado diferentes entre nosotros para conformar una sola cosa. O, tal vez, es porque somos tan diferentes que conformamos una cosa sola.

    Me viajé. Ya, ya me fui. Un beso Sandra!

  8. Querida Sandra,
    Con todos mis respetos y esperando que no te molestes debo decirte que he dejado de leer mcho antes de llegar a la mitad de la carta.
    Es bastante desagradable para mí aún estando familiarizada con procedimientos médicos el leer eso. Lo veo como bien dice algún compañero un acto de manipulación.

    Lo siento de veras por no haberla leído entera pero espero que me comprendas, no creo que lo sigue más abajo me vaya a producir más que pena y malestar y no voy a dejar que la mente “brillante” de algún sujeto que se dedicó a escribirla me estropee la tarde.

    Un beso enorme para ti con todo mi cariño.

  9. No me molesto por ningún comentario, el escrito No es mío, solo se trata de un correo que recibí hace tiempo y que en ese momento me impactó, después busqué por la red y hay diversas cartas de ese tipo y hasta con vídeos.

    Saludos.

  10. Lo siento estoy haciendo todos los comentarios hoy, y por eso el tuyo aquí es tardio. Ya he leído tu respuesta y, como no podía ser de otra forma, no te molestas por ningún comentario.

    Es importante la aclaración al decir que el texto no es tuyo. Quizás, también, al igual que los demás mostramos opinión sería interesante conocer la tuya, en el caso que sea diferente a la del texto.

    Me ha costado mucho terminar de leer todo el texto pero, por respeto a quién escribe (TÚ) lo he hecho y me parece una manipulación feroz y demagógica de la libertad del individuo y, por supuesto, de quién más tiene que decir en esto: la mujer. Es obvio que estoy ABSOLUTAMENTE en contra de lo expresado por escrito.
    Un beso, ciudadana.

  11. Estrella

    El texto puede que sea exagerado, pero aunque no estoy familirizada ni soy experta en Biología, bien he de decir, que hacia el 21 día de la concepción, ya hay un corazón que late en el feto, tenga la forma que tenga y el tamaño que tenga. Considero que lo mismo que se puede considerar que hay manipulación en el texto, lo hay en los textos que defienden el aborto. Muchas veces confundimos la libertad con el egoismo. Cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero no tenemos en cuenta que esas decicisiones que tomamos afectan a terceras personas en muchos casos. Nos apoyamos en lo que dice la Ley, pero no siempre las leyes responden a la ética o a lo justo, tal tenemos el ejemplo de la Nueva Reforma Laboral de Zapatero, a ver quién piensa que eso es justo y ético.
    Dejémonos ya de hipocresías y de no querer llevarnos malos ratos, cerrando los ojos al mundo, a la ética, a la dignidad y la manipulación. Pensamos que no estamos preparados, que el niño tiene malformaciones, que nos han violado, siempre somos nosotros, nosotros y no nos importa llevarnos por delante y pisotear una de las leyes más importantes de nuestra existencia y es la vida.
    Para que se produzca un nuevo ser, intervienen dos elementos: óvulos y espermatozoides, siendo la madre, es decir quien aportó el óvulo la que va a anidar ese ser, lo va a traer el mundo, etc. no le da el pleno dominio de decidir, algo tendrá que decidir quien aportó el espermatozoide ¿no?, aunque la ley diga lo contrario. En el caso de violación, sería otro tema a profundizar.
    En este tema tan controvertido yo siempre pienso, quien ha llegado a la decisión de un aborto, si luego vive con la conciencia tranquila, si olvida fácilmente el mal trago, porque no me digan ustedes que no es plato de mal gusto.

  12. Nellys

    Tengo tres hijos todos varones, aunque deseaba una hembra y no la tengo, la alegría que aporta a mi vida cada uno de mis ángeles sobrepasa toda vergüenza, angustia, critica,o desesperanza que hubiera llegado a mi vida en el proceso de sus nacimiento solo cuando los veo sonreír, el amor mas sincero, grande y puro solo lo brinda un hijo no te lo pierdas por nada en el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s