¿Existe la magia?

-Venga ya Gonzalo, la magia no existe.

– Que te digo que sí y que tú mismo la has experimentado muchas veces.

Los dos amigos charlaban animadamente mientras paseaban, sin prisa, sobre la alfombra de hojas caídas que el otoño había depositado en el Parque del Retiro. La cálida tarde otoñal, con los últimos rayos del sol iluminando aún el despejado cielo, invitaba a la calma, al sosiego, a disfrutar de buena compañía y de una animada conversación.

-Pero bueno, ¿es que tú, incrédulo, ateo, escéptico y crítico, vas a creer en magias y otras supercherías ahora?

– No, Cayetano, no me estoy refiriendo a los trucos de los ilusionistas ni a los timos de los videntes y demás gentuza.  Te estoy hablando de otro tipo de magia. De esa que, cuando sucede, te sobrecoge, te corta la respiración y notas un vacío en el estómago mientras se te pone la piel de gallina y el vello de punta.

-Eso es un susto, tío.

-Serás gilipollas… Vale, sí, de acuerdo, eso sucede también en un susto. Pero todos hemos vivido situaciones inesperadas en las que nos suceden esos síntomas cuando nos damos cuenta de que algo que pensábamos imposible,  o maravilloso, o especial, ha sucedido.

-Y eso un milagro, vamos.

– Joder, si es que no se puede hablar contigo. Milagros. Milagros es la chica que va a limpiar a casa de mi madre, coño. Te estoy hablando de momentos… de… Vamos a ver ¿Qué te sucedió cuando diste el primer beso a una chica? (si es que a ti ha tenido alguien el estómago de besarte alguna vez…)

-Imbécil.

-Sí, pero recuérdalo. Anda haz un esfuerzo. ¿O cuando llorabas porque el Madrid había ganado, después de tantos años, la séptima Copa de Europa?  ¿No llorabas, gritabas y saltabas? Acuérdate de que te vi.

– Sí, es verdad, lloraba, pero porque me acordaba de mi padre, que murió con las ganas de verle otra vez campeón, que desde el año 66 era mucho tiempo y ya creíamos que era imposible.

-¿Y no fue ese un momento mágico Cayetano?

– Hombre Gonzalo, fue muy especial y muy emotivo, pero mágico…

– Bien. Pues piensa en cuando tu mujer te dijo que estaba embarazada. De tu primer hijo. O cuando le viste por primera vez, le cogiste y agarró tu dedo con su manita.

-Bueno…

-Mira, para cada uno pueden ser distinto. Según nuestra forma de ser, creencias, experiencias anteriores, recuerdos, todo aquello que conforma nuestro yo actual, condiciona nuestra forma de sentir. Pero todos tenemos algún instante en que nos hemos quedado con la boca abierta y la sensación de elevarnos, casi de levitar, ante lo que sucedía. Unos pueden sentir la magia del amor, otros de la paternidad, de momentos de belleza sobrecogedora ante un espectáculo de la naturaleza, de instantes especiales por una conjunción de circunstancias excepcionales que quizás no se vuelvan a dar, o de vete a saber qué. Pero sientes, lo sientes en las tripas, que aquello es tan especial, tan nuevo o raro, tan hecho para ti, que notas como la magia lo envuelve como regalo para ti.

– Caray Gonzalo, pues sí que te vuelves tú poeta con esto del otoño. Vale, aceptamos pulpo… Suponiendo que eso que describes lo podamos llamar magia, sí, he tenido algunas experiencias de ese tipo. ¿Y tú? Habrás tenido también ¿no?…

– Sí tío, claro. Ya te digo que a todo el mundo le pasa alguna vez. Quizá lo describan de forma distinta, o lo llamen de manera diferente.

– Venga, no seas rollo y cuéntame la tuya.

– Ja, ja, ja, ja, ja. No Cayetano, hoy no. Eso queda para otro post.

-¡Será capullo el mamonazo…!

 

Por Aspective

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Aspective_

11 Respuestas a “¿Existe la magia?

  1. Me ha gustado mucho, pero tengo una pregunta..¿ de dónde sacas los nombres?

    Está muy bien, en serio.

  2. Del santoral, normalmente, ja ja jaja
    Son los primeros que me vienen al coco en ese momento. No sé porqué son esos.
    ¿Por?
    Y gracias por el comentario

  3. Parece una peli de esas de Alfredo Landa y Jose Luís López Vázquez, en blanco y negro, en una de esas conversaciones metafísicas que tenían en aquella época.

    Me ha gustado mucho.

    Un Abrazo!!

  4. Vale, el siguiente post que se llamen Alfredo y jose Luís.
    Gracias Gorio, otro para ti

  5. Estoy de acuerdo, todos pasamos por esos momentos en el que la magia se apodera del lugar, y solo sentimos algo blanco, muy blanco; como si el corazón se vaciara de las impurezas que lo manchan, y quedáramos drenados, sobrecogidos por lo que pasa a nuestro alrededor.
    La magia existe.
    Un beso, y muy buen post!

  6. Sentir algo blanco, muy blanco…
    buena descripción, sí.
    (¿eres del madrid? je je. ah,no tú del Peñarol)
    Gracias Dani, un besazo

  7. Me ha encantado, casi los puedo ver paseando y manteniendo esa conversación acerca la magia…Qué es y cuándo se siente…( Que maravilloso cuando se siente…mmm).
    Un beso gordo

  8. Odio el nombre de Cayetano pero bueno te perdono porque me has entretenido bastante. Saludos

  9. Parece una conversación mía conmigo mísma. Algo así como uno hablando con su propia conciencia, tratando de convencerse de uno u otro razonamiento.

    El caso es que tal y como lo describes creas un momento mágico entre dos amigos… de una magia que puede parecer imperceptible pero que está ahí y que refuerza todavía más la versión positiva del protagonista que defiende la existencia de la magia.

    Es un precioso texto, Aspec, lleno de esa magia que pones en todo lo que escribes. Besos!!

  10. Mariposa:
    Sí, son instantes únicos. Suelen ser breves y escasos y muchas veces a continuación te das el gran batacazo. Pero mientras duran…

  11. Lino:

    ¿No te gusta Cayetano? Pues no está mal, tiene muchas connotaciones.
    Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s