Dicen…

Dicen en el barrio que en sus tiempos era toda desparpajo y alegría, que por donde pasaba olía a flores, que era tan bella que despertaba envidias, que derrochaba simpatia y maneras y que en las distancias cortas contagiaba la alegría de vivir enamorada de un amor, que en sus idas y venidas, propias de un viajante de esos tiempos le robaba la vida.
Dicen que en sus ausencias cada tarde peregrinaba a la estación de correos con una carta, que pegada al pecho con sus manos pequeñas custodiaba como un tesoro secreto, hasta enviar a suponen que el galán, y que cada mañana asomada a la ventana cuajada de claveles esperaba ver llegar al cartero con la dosis de amor empapelado.
Cada cierto tiempo dicen que iba a la estación de trenes, y sentada esperaba durante horas el tren que traía de vuelta a aquel apuesto caballero, moreno, bien plantado, siempre bien trajeado y bien dispuesto, y que desde la misma vía del tren hasta la casa, iba agarrada de su brazo, y de su brazo volvía a la mañana o tarde siguiente a devolverlo a la estación y al tren de la desdicha de verlo agitando el pañuelo por la ventanilla.

Un día el tren programado volvió y el galán no bajó la escalerilla…Dicen que desde entonces hasta ahora no se ha movido de la estación y que allí hace su vida, que se asea en los servícios públicos, que los del pueblo le llevan ropas y comida, que no acepta dinero, pero agradece un rato de conversación acerca de nada importante con una sonrisa, y que como un ritual cada tarde se acicala cuando llega la hora convenida en que se supone que el tren de su amor está al llegar, y que se sienta a esperarlo con ilusión renovada cada día.

Dicen las malas lenguas que el viajante llevaba doble vida, que era casado y con hijos, y ella no lo sabía…Dicen que la engañó hasta que se cansó de ella, y otros que lo destinaron a otra ruta y rehizo sin ella su vida…Dicen lo que quieren y me han convertido en una de esas leyendas urbanas que son la comidilla de vecindonas aburridas que nunca han conocido del amor sus maravillas.
Nadie sabe de aquella tarde oscura que me llegó tu carta de la despedida, de cuando me contaste que enfermaste y que te sentías peor cada día, y que era mejor despedirnos para siempre, y que rehiciera mi vida.

No me importa lo que la gente hable, o haberme convertido en una leyenda, ni ser motivo en el pueblo de burla o risas, te sigo esperando cada tarde aunque sé que no volverás nunca, porque no soporto volver a mi casa vacía donde me espera la carta con tu despedida.

 

εïз

 

Madre mía…Qué tristeza!!!…jajajajaja…Lo siento chicos, pero es lo que me ha salido con la frasesita de la semana, ( dices que fuiste tú quién la puso, Sonvak?….jejejeje…ains…). Siento de veras lo triste del relato pero es lo que salió, que conste que no estoy triste para nada y que cualquier parecido con la realidad de este texto inventado es pura coincidencia. 😉

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo El efecto mariposa

11 Respuestas a “Dicen…

  1. Es que es difícil quitar algo alegre con un tema así. Pero el relato es precioso, poético y no deja de tener su triste belleza. Besos.

  2. Quién ha escrito esto?? Me ha encantado!!! Triste sí, pero podría ser real, me gustan los autores que saben transmitirme lo que quieren expresar y tú lo has conseguido. Felicidades.

  3. Mariposa, es hermoso.
    Has creado una bella leyenda viva. Triste pero matizado al final ya que no hay un abandono voluntario. Triste pero comprensible.
    Muy bonito. Casi es poesía.
    Muchas gracias
    Un beso

  4. Pues para estar triste, te ha salido un texto precioso. Así que, solo para escribir ehhh, prefiero que estés triste jajaja.

    Esperar a que regrese lo perdido, máxime cuando esto se ha disfrutado en su plenitud, es una carga emocional difícil de superar. Lo curioso es que siempre hay gente solidaria, como la del pueblo, que te comprende y está dispuesta a ayudar.

    Enhorabuena, ciudadana

  5. Gracias a todos por vuestros comentarios
    Un beso gordo.

  6. Que texto tan bonito Mariposa. Me ha encantado.

    Tenemos por aquí a otra maravillosa escritora. ¿Por qué no te han dado a tí el premio planeta?.

    Besos.

  7. No creo que debas justificar cada uno de tus post EM, ellos hablan por si mismos. Besos

  8. EM, te felicito por tu estilo. Tus textos me encantan, casi los revivo y leo en sepia. Tienen una melancolía inigualable, que te deja un gusto amargo, pero no desagradable en la boca.
    Muy bueno.

  9. Gracias chicos.
    Aprovecho para responderle a Carolina, que en mi comentario de antes no lo hice. El texto lo escribí yo.
    Gorio, jajajajajaja, me lo quisieron dar una vez pero yo dije que no, que no tenía yo tiempo de andar pa ca y pa lla recogiendo premios…ajajajajaja
    Un beso para los tres y gracias por ser tan amables.

  10. Wao me ha gustado mucho tu historia Mariposa, me recuerda a muchas mas, pero tu le has dado el toque poetico, un toque triste pero a la vez muy romantico

  11. grumpy

    Mariposa eres un genio.
    gracias por tus relatos.
    muacks.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s