¿Dónde está el paraíso?

No había nada que le causara miedo. No temía al riesgo, ni a las alturas, a las agujas, al dolor, ni siquiera a la muerte. Vivía cada día al límite, pisando el acelerador hasta el fondo. Su trabajo como monitor multiaventura le permitía descargar una buena dosis de adrenalina diaria.

Su casa estaba intacta, apenas la utilizaba para ir a dormir, y en ocasiones ni siquiera eso. En su cara, siempre una sonrisa, rezumaba actividad, diversión y confianza por todo su ser. Dedicaba todo su tiempo a su familia y a sus amigos, de esos de verdad, de los que hubieran dado la vida por él. Su pasión, las motos, mezcladas con esa peligrosa ausencia del miedo, resultaron un cóctel explosivo ese día en el que no se puso el casco.

Él dio su vida por proteger la mía y quedó allí, sin sentir miedo, apurando el riesgo y la velocidad hasta el último momento. Nunca creyó en el más allá, pero si le hubieran dado a elegir el camino de su propio paraíso habría subido en una montaña rusa sin fin. No está hecha para él la calma del cielo.

Nunca tuvo miedo, vivió sin límites y todo se precipitó. Yo sí tengo miedo. Un temor que se acrecienta cada vez que un palo me arrebata alguien que forma parte de mí. Miedo a que las cosas cambien, a que las personas desaparezcan, a no tener dónde agarrarme y caer. Porque yo no tengo muy claro dónde está el paraíso.

A Mario.

Por: Sara

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Q - Sara - Activo

10 Respuestas a “¿Dónde está el paraíso?

  1. Todos los adjetivos se quedan pequeños y vanales ante semejante vivencia… sólo acompañarte en el sentimiento y darte todas las fuerzas del mundo para que ese día este siempre en tu corazón y no en tu cabeza. Besos

  2. Estremecedor texto con el que me siento muy identificada… de hecho el mío iba a ir por ahí, sobre el miedo a perder más seres queridos…

    No sé que más poner, pues la verdad es que me he quedado triste con el texto… La gente dice que con el tiempo “estas cosas” se superan… Personalmente creo que nunca se superan, que quizá se aprende a vivir con ellas; se aprende a vivir con una pena infinita en el corazón…

    Un abrazo…

  3. Qué decir!!! si de repente las palabras se vuelven inútiles ante la pérdida de alguien querido, más vale una mirada, un abrazo, una lágrima solidaria y un apoyo constante. Nunca se supera, tienes razón Sonvak, pero sí que se aprende a vivir con ello, y la única forma es sabiendo que la persona querida, desde su descanso eterno, te mira con el deseo de que no estés triste, de que disfrutes la vida que él o ella no pudo, y que simplemente lo recuerdes con una sonrisa.

  4. Superarlo, jamás. Olvidarlo, ni en un millón de años. Y la cicatriz duele… y da mucho miedo.
    Besos para todos

  5. Nunca había leído el otro post, pero la verdad es que emociona. Tu miedo debe ser uno compartido por todos los seres humanos que convivimos en este mundo. Es un miedo, tal vez, hasta más grande que el inevitable miedo a morir.

  6. Esa última era yo, que no se por qué se me cambió el nombre de perfil.
    Ya que estoy aprovecho para decir que me gustó mucho el nuevo formato del Blogguercedario, y que no puedo esperar para publicar 🙂

  7. Tengo suerte. Hoy he leido tus dos artículos, pues el anterior lo desconocía, queriendo entender una dedicatoria especial para alguien especial.

    La ternura y el dramatismo confuyen en tus líneas para destapar el cariño de lo que, presumo, era una buena amistad.

    Salud, ciudadana (por cierto me disculpo pues la semana pasada -por desconoocimiento mío- te llamé ciudadano)

  8. He leído esta entrada, luego la del enlace que nos pasas, y luego he vuelto a leer esta.
    No sé qué decir, la verdad, me han emocionado las dos Perder a alguien que queremos es durísimo, y el miedo a que vuelva a ocurrir es algo que tarda mucho en desaparecer.
    Un beso enorme.

  9. No se que poner, pero me ha parecido una dedicatoria preciosa.

    Besos.

  10. Poco o nada se puede decir Sara.

    Besitosss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s