Cuida la casa.

Por Gorio

-Cuida la casa Thor y suéltame, ¿Qué te ocurre?. Le decía al perro mientras éste, lo sujetaba por el pantalón fuertemente con su mandíbula. Cogió una de las galletas que le encantaban y se la tiró hacia el pasillo y así se pudo soltar de él.

Se subió al coche y se dirigió hacia su trabajo, que estaba en la otra punta de la ciudad. Al llegar al cruce de la avenida, un gato se le cruzó en la calzada y tuvo que frenar en seco, se llevó un susto de muerte. Tuvo la suerte de que no venía ningún otro vehículo detrás.

Trás unos segundos para recobrarse del susto, continuó la marcha y un poco más adelante se incorporó al cinturón que rodeaba la ciudad. Encendió la radio y sintonizó su emisora preferida, ya se sentía más relajado.

De repente, fue testigo de un brutal accidente entre un camión y una furgoneta, que sucedía a 50 metros por delante suya. El tráfico quedó parado, porque los dos carriles de la autopista estaban bloqueados. Salió del coche para ver si podia ayudar, había recibido unas clases de primeros auxilios. No huvo muertos , pero al conductor de la furgoneta le faltaba una pierna, y el shock fue tremendo, le entraron arcadas y casi se desmaya.

Depués de unos 20 minutos pudo seguir la marcha. Quiso llamar al trabajo pero se había dejado el móvil en casa. Asi que aceleró sin percatarse de que detrás de él venía un coche camuflado de la guardia civil con radar. Le dieron el alto y le impusieron una multa bastante costosa, que conllebaba la pérdida de 4 puntos del carné, y ya le habían quitado otros tantos en otra ocasión.

De nuevo reanudó la marcha, y por fin poco después ya salía de la autopista en la otra punta de la ciudad, cuando notó un ruido seco que provenía de la parte trasera del coche. Se detuvo y se bajó para comprobar que la rueda trasera izquierda estaba pinchada. Soltó un grito de rabia y empezó a golpear el neumático. Pasados unos minutos, abrió el maletero y sacó la rueda de repuesto y el gato. Cambió la rueda y siguió su marcha.

Por fin llegó al aparcamiento del trabajo, y estuvo dando mil vueltas hasta que encontró un sitio donde estacionar, ya estaba a punto de darle algo.

Entro por la puerta y el conserje, después de darle los buenos días como siempre, le dijo que subiera a la oficina del jefe, que lo estaba esperando.

Llamó a la puerta y una voz grave lo invitó a pasar. Se saludaron y se sentó en la silla.

-Lo siento Rodrigo, estamos haciendo recorte de plantilla y tengo que despedirte. Le dijo su jefe sin rodeos.

Su cara era un poema, y empezó a ponerse enrojecida. Se levanto, y asiendo la silla, se la estampó en la cabeza.

Salió apresuradamente, diciendose así mismo, –Este es el peor día de mi vida.

Próximo turno para W – Cuauhtémoc – Activo.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo R - Gorio - Activo

5 Respuestas a “Cuida la casa.

  1. puñetera crisis… aysss, Gorio, vámonos a Costa Ricaaa

  2. Si te pones así…..
    Bueno te cedo un ratito de los que Sara me dedica (escasos) y hazle caso iros a Cosa Rica porque aquí poco futuro te veo.
    Joé, con el título que parecía facilito, has sacado un gafe total.
    Pero vamos, dice que es el peor dia de su vida…:
    peor lo tiene el de la pierna, y el jefe con la silla estampada en la cabeza…

  3. N - Sonvak - Activo

    Pues sí que estamos positivos, sí…

    Este no ha sido el peor día de mi vida ni en un 1%… pero ha sido un asquito de mañana… Y leo tu post, tannnnnnnnnnnn positivo y como que le dan ganas a uno de volverse a la cama, esconderse bajo las sábanas y esperar a que llegue un día mejor…

    Un gusto leerte…

  4. R - Gorio - Activo

    Yo como no coja el Sísmico en el que estoy trabajando y me ponga a remar, la llevo clara para llegar a Costa Rica.

    Gracias por leerme.

    Abrazos y besos para tod@ que os lo mereceis.

  5. Jajajaj definitivamente, positivismo al máximo. La cosa es que cuando uno empieza mal el día, probablemente empeore. Algunos dicen que es la ley de Murphy, yo creo que es la ley de atracción: lo que piensas se manifiesta. Te va mal, piensas en que te va mal, y te va peor.
    El quid de la cuestión es que no es tan fácil ser positivo en los momentos feos, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s