Archivo diario: 27 agosto 2009

» No es que no quiera darles dinero, pero darles dinero para nada..»

Hoy y a diferencia de lo que suelo hacer voy a plantearos algo que debatíamos un compañero de trabajo y yo no hace mucho…por supuesto, ni que decir tiene, que cuento con el más absoluto consentimiento de mi compañero para colgar un pequeñísimo resumen de una intensa conversación que mantuvimos él y yo…

…Este compañero, amigo de lo divino y hombre espiritual donde los haya, me contaba con cierta resignación que hacía años que había abandonado la terapia con su psicólogo después de muchos años porque había llegado un punto en que como él decía: » mira volvo, no es que no quiera darle dinero, pero dárselo para nada..» y yo le replicaba :»cómo que para nada si tu mismo me dices que te ha ido estupendamente bien después de varios años»… «sí, pero no hace mucho le planteé una reflexión o pregunta recurrente y no obtuve respuesta de ningún tipo, simplemente un – Joder, macho que complicado eres- así que decidí que esa etapa de mi vida, es decir la de las terapias se había terminado».

Reflexión o pregunta recurrente:

Cuál es la diferencia…entre lo humano y lo divino, teniendo como divino el poder del ser humano de echarlo todo a perder por sus carencias a la hora de no controlar sus pasiones, cuál es la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal, entre lo correcto y lo incorrecto…entre….en fin podría extender la lista de preguntas creo que unas cuántas líneas más por lo menos, claro que si nos ponemos seguro que encontramos las diferencias, pero hoy que me he levantado así con  esta preguntita que al final se reduce a una sola…….el ser humano en general por qué camino se decanta?, o más sencillo….quién coño acaba mandando…. la razón o el corazón….?

Esta preguntita se las trae… porque…quien puede controlar una simple mirada que se cruza con la tuya… un suspiro… un leve roce… un pequeño gesto… una palabra carente de sentido pero que de repente parece ser el centro de todo tu universo… un beso que nunca es dado haciendo crecer dentro de ti un sentimiento de “un querer y no saber” que se traduce en un puñetero “no debería» que acaba por convertirse en una obsesión…un amanecer compartido que sin poder evitarlo no quieres que se acabe nunca…

Ante semejante cuestión…lo primero que pensé fue…uffff!

Yo, sinceramente, hago esa reflexión totalmente mía porque efectivamente y sin querer divagar… os ha pasado alguna vez que, de repente, algo tan sencillo o pequeño ocurre, de repente,  haciendo tambalear todo a vuestro alrededor o peor aún, tu vida se  vuelve del revés? y no sabes como actuar pensando que de pronto te has vuelto loco…unos ojos que te miran, unos labios que te sonríen…

…en fin…retomando lo anterior de lo humano y lo divino y sin ánimo de ofender a ningún «cristiano de pro» pero suelen decir que “los caminos del señor son inescrutables” y yo me pregunto y “los caminos del calentón?”, cómo se suponen que son esos caminos?…esos sí que son inescrutables!, sobre todo cuando tu no lo buscas voluntariamente..y de repente ocurre y se vuelven caminos inesperados, intransigentes, involuntarios, inevitables, y toda esa clase de “in…lo que sea” que un@ no puede nunca controlar…y ahí es donde empieza la disfunción…qué puede más al final?…la razón o el corazón?….

Alguien dijo por ahí que la mejor forma de vencer la tentación es caer en ella, pero alguien dijo también que no le hagas a los demás lo que no quisieras que te hicieran a ti….volvemos a la cruenta lucha y con ánimo de dejaros la pregunta abierta…Razón o corazón?

 

Próximo turno: J- Lustorgan-Activo

9 comentarios

Archivado bajo Uncategorized, Volvoreta