Archivo diario: 6 agosto 2009

Todos menos Aspective que no sabía donde meterse

Hace muchos años mi amigo Aspective me dijo algo, algo que no me dejo indiferente: “Lino, no pierdas el tiempo y guárdate las espaldas, las mujeres son como los gatos, no puedes fiarte de ellas”.

Bien, en esa época, no solo le di la razón dado la razón sino que, quizás, podría haber sido yo el que pronunciara esa frase. Pero también en 1968 hay quien pensaba vivir una “Odisea en el espacio” en el 2001 y  lo mas raro que aterrizo en mi país fue una moneda llamada “euro”.

 Cubrirse las espaldas, en este contexto, es una frase que podría irritar a cualquier mujer y lo digo por experiencia, pero ya os digo que para mi eran otros tiempos y no es lo mismo atacar que defenderse, yo me entiendo. El caso es que el tiempo transcurre, y este si que no deja indiferente a nadie. Así pensaba yo y así me fue. Hoy no pienso así, sin mas, el que quiera que se lo crea y el que no es su problema, pero yo duermo tranquilo porque ya hace mucho que deje de perder el tiempo, o sea deje de salir con mi amigo Aspective. No solo yo, seguía siendo nuestro amigo, pero el concepto que tiene este chico de la mujeres, en el siglo en el que vivimos, no se corresponde con la realidad y esto unido a otros rasgos de su personalidad desembocaron en que fuera conocido por todos su injusticia moral.

 Hace unos días, estando en una reunión de amigos, tome la palabra: “Chicos, tengo una noticia que daros, el siete de diciembre de 2010 me caso”, evidentemente todos se alegraron, todos menos Aspective que no sabia donde meterse”. Pero tampoco esperaba yo que se alegrara, ahora se dedica a sacar a pasear a las nuevas generaciones de mi barrio, con el único fin de extender sus pelos en la lengua entre sus súbditos, el “lince ibérico” solía decir que el los únicos pelos en la lengua que tiene no son suyos (y pensaba yo, con perdón, ¿y los del culo serán suyos? je je).

 Todo esto no es casualidad, hay alguien que me hizo cambiar mi manera de ver las cosas. Otro día os hablare mas detenidamente de ella, alguien que es capaz de abrirle los ojos al diablo, alguien que, sin proponérselo, te derrumba los prejuicios mas firmes que puedas tener. No se si será mi media naranja o mi medio limón y tampoco, fuera de esta historia, le he pedido matrimonio aun.

Pero lo que tengo claro es que ha movido algo dentro de mi, algo que Aspective nunca entenderá, algo que me ha hecho ser mejor persona y en definitiva algo que no me ha dejado indiferente.

  Próximo turno:   G – Luissiana – Activo

Salta turno a: H – Joseluis – Activo

 

15 comentarios

Archivado bajo Lino - Activo