Los inseguros golpes a la puerta…

Por N – Sonvak – Activo

Los inseguros golpes a la puerta anunciaban la llegada de una inesperada visita. Abrió la puerta y su corazón dió un vuelco cuando lo vió.

-¡¡Carlos!! Oh, Dios!, Carlos… -sus ojos se habían inundado de lágrimas mientras abrazaba a su hermano, al que hacía tanto tiempo que no tenía entre sus brazos o tan siquiera al alcance de su vista- ¿cómo es posible? ¿cómo?

No sabía como habían llegado hasta el sofá, pero allí se hallaban, sentados; él le agarraba las manos y la miraba fijamente a los ojos:

-Tengo que hablar contigo… Necesito comunicarme contigo… Es muy importante, ¿me entiendes? -su rostro denotaba ansiedad y urgencia- El tiempo se acaba… Ten cuidado, por favor, ten mucho cuidado…

*  *  *

Se despertó sobresaltada, irguiéndose repentinamente en la cama. El sueño había sido muy real. De hecho, todavía sentía la presencia de su querido hermano, como si estuviese allí, a su lado. Nada le gustaría más que tal cosa fuese posible… pero ya no lo era.

En el sueño él parecía preocupado por ella.

Desde hacía ya mucho tiempo, se había vuelto tremendamente escéptica… ¿Era posible que su subconsciente le estuviese avisando de que algo iba mal utilizando la imágen de su hermano para hacerlo?. Pero ¿qué podía ir mal? ¿de qué podía estar avisándola este sueño?.

De repente unos ruidos la pusieron alerta. Parecían provenir de la entrada. Era como si alguien estuviese intentando abrir la puerta. Y eso no era posible. Ella vivía sola. Cogió el móvil que tenía encima de la mesilla de noche y a oscuras avanzó por el pasillo, escuchando con atención. Los ruidos persistían y ahora sí estaba segura de que alguien estaba intentando entrar a la fuerza en su piso. Con el corazón en un puño, marcó el número de emergencias.

-Ayudénme, alguien está forzando la entrada de mi vivienda -apartó un momento el móvil de la oreja. Los ruídos ya no se oían. ¿Había o habían desistido? o ¿había o habían conseguido su objetivo?- por favor, dénse prisa.

Se le había formado un nudo de miedo en la garganta, igual a ese que en las pesadillas te impide gritar. Estaba paralizada, en medio del pasillo. Le parecía oír ruidos, pasos que intentaban ser disfrazados. Poco a poco, lo más sigilosamente que podía, fue retrocediendo de espaldas hacia su habitación. De repente, el pasillo parecía kilométrico y la seguridad relativa de su habitación, tremendamente lejana. Allí podría encerrarse bajo llave hasta que llegase la polícia.

Ni se atrevía a mirar hacia atrás, tan pendiente estaba de quien pudiese aparecer por delante, por eso fue una sorpresa cuando notó el marco de la puerta de su habitación bajo la palma de su mano. No dudó un instante en meterse dentro al tiempo que vislumbraba por el rabillo del ojo una sombra al principio del pasillo. ¡¡Dios mío!! había alguien en su piso. La certeza le hizo temblar la mano mientras intentaba cerrar la puerta con llave. Apenas lo había conseguido, cuando al otro lado alguien intentó abrirla.

-No te va a servir de nada… -era una voz grave, amenazante.

A continuación, un tremendo golpe hizo vibrar la puerta. Estaba intentando echarla abajo. Y la puerta no aguantaría mucho… ¿¿Dónde estaba la polícia?? ¿¿Cuánto hacía que los había llamado??.

Su vista se dirigió hacia la ventana, con la persiana bajada. Escapar por ahí era impensable; vivía en un sexto. Gritar tampoco le serviría de mucho, solo para ponerse aún más histérica y perder el control. Pensó en algo que le pudiese servir de arma para defenderse y su mirada pudo percibir en la penumbra el frasco de perfume sobre la coqueta. Se hizo con él en el mismo momento en que la puerta cedía bajo los golpes del intruso. Se dió la vuelta para enfrentarlo.

Próximo turno para: P – Montse – Activo

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Sonvak_

8 Respuestas a “Los inseguros golpes a la puerta…

  1. R - Gorio - Activo

    ¡¡ Joer !!…

    Una pesadilla digna de la mejor película de terror que hayan filmado, hasta a mi me ha dado pánico
    por que en alguna ocasión he sentido esa sensación…Y te quedas de piedra.

    Un sueño escalofriante y muy bien descrito, se me ha puesto la piel de gallina.

    Besos MCA.

  2. Te prometo que he visualizado totalmente toda la historia. Pero no nos dejes asíiiiiiiiiii!! Ya sabes que quien te avisó te protege. Un besote

  3. Mujer, que estaba súper emocionante. No lo dejes así…, sigue por favor.
    Para solucionarlo:
    Próximo turno: N- Sonvak- Activo … otra vez.
    ¿vale?

    (¿no debería estar archivado como Sonvak, y no como Montserratita?)

  4. Cierto Aspec, Son lo ha archivado bajo Montserratita y la que suscribe tiene ahora que archivar otro pero distinto.

    Son, por favor, pero que temporadita llevamos con los “suspenses”!!! Espero que como llegaremos pronto a tu letra, nos enteraremos.

    Impresionante, he estado a punto de coger el móvil y llamar yo. Cuánta razón tienes!!! Donde estará la policía cuando se la necesita, narices!!!! Reconozco que soy miedosa pero has creado una tensión…… puffff

    Me voy a pensar a ver que hago yo enfrentando a quién, a qué y cómo, aprovechando la fascinante lluvia que ha caído en Madrid que ha refrescado el ambiente. A ver si se me ocurre algo antes de irme a cenar, si no, tendrá que ser mañana, así que ten piedad de mí, y dame tiempo para ponerlo que me voy de juerga y no voy a dormir en casita.

    Besitossss

  5. Buenísimo! Tu sí que puedes escribir cualquier género literario 🙂 Me quedé enganchada…
    «Se le había formado un nudo de miedo en la garganta, igual a ese que en las pesadillas te impide gritar.» Odio ese nudo. Pero la comparación es exquisita 😀

    Un beso y esperando tu próximo post 😀

  6. N - Sonvak - Activo

    GORIO: que no era todo un sueño/pesadilla. La primera parte sí… el resto se supone que sucedía… Muchas gracias por dejar que tus pelos se pusieran de gallina, je.

    SARA: La verdad es que todo lo que seguía ya lo tenía en mente, pero se alargaría demasiado… y a golpe de finde no quería aburrir, jeje… Besazos!!

    ASPECTIVE: Ya he subsanado el error. Con un poco de suerte podré continuar el relato en el siguiente post.

    MONTSE: La verdad es que está inspirado en hechos reales, pero con ficción añadida. Hace tiempo, tras mi primer divorcio, mi adorado perro Snoopy me salvó de que unos ladrones entraran en casa… y sí, el acojone que se pasa es tremendo cuando oyes que alguien está intentando forzar la cerradura y sientes voces (eran dos). Por suerte, entre los ladridos de Snoopy (cruce de pekinés) que parecían los del mejor perro guardian y que yo les grité que estaba llamando a la policía, desistieron de su empeño.

    ¿Piedad? esa creo que era una magnífica obra de Miguel Angel, jajajajajaja.

    Estoy deseando leerte. Besazos!!

  7. N - Sonvak - Activo

    Muchísimas gracias, Dani… ya me gustaría, ya, poder escribir cualquier género literario… pero algunos no se me dá bien ni tan siquiera leerlos, jajajajaja…

    Y es cierto, ese nudo es horrible… el querer gritar y no poder, o el querer moverte y sentirlo imposible… Uff…

    Besazos!!

  8. R - Gorio - Activo

    Perdón por la equivocación, pero de todas formas genial…

    Y aún sigo con los pelos de punta, jeje!!.

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s