En ese lugar se cuecen habas.

Michelangelo, Eve and the identity of women

 

Michelangelo, Eve and the identity of women

POR -UNSINAGAWA-

Anoche, Ana y yo, salimos a cenar algo. Nunca importò el lugar –al menos hasta ahora–, no aspiro, a la Nou Crepè que me dicen es de lo mejor, sino màs bien a un lugar insonoro, plàcido, a dònde escapar para comer pescado rojo, aluvìas, pan con ajo y mirar –irremediables– tus ojos a travès de la calidez del tinto merlot.

No pertenezco a la lluvia pero anoche escampò un cielo vìrgen: tomè mi làpiz y tracè dos lìneas. Eran las nueve menos cinco y yo insistìa en mi moleskine:

No  pertenezco a la lluvia

pero no quiero tener duda dònde queda tu boca

 para bajar mi frente a tu cuello hùmedo

y besar tus labios transparentes

sentirte Dios, sol, montaña en celo.

La gota que se cree trigo,

el trigo que se cree ola.

Lo sè, el quicio de una puerta es una irrefutable certeza. La bòveda de entrada es alta y luminosa, los ladrillos destilan su cereza marròn còmo si se tratara de una vìa làctea. No hay esquina que no la penetre. La mesa es un campo de futbol, sus asimetrìas son exactas, una cuchara, un cuchillo y un tenedor, y asì de nuevo. Me sumergo en el estrambòtico sonido de las copas que celebran, y no sè cuànto tiempo ha pasado sin descubrir aquella esquina: no preguntè el tìtulo esperarè al Louvre o a dònde sea para saber quièn es su autor.

En este lugar se cuecen habas. Por eso escampò y escamparà de nuevo. Las gotas de agua penetran las baldosas, y me parece como una violaciòn. La sobremesa es màs larga de lo habitual, por eso tomè prestados cuarenta campos: la belleza de todo, es decir, la noche, el cuchillo, la servilleta, para hacer màs feliz la velada. No mencionarè de nuevo que no pertenezco a la lluvia, porque me mezcla y me diluye, soy ella y eres ella.

El lienzo huye de mis ojos pero los tuyos aùn permancen ahì. Abràzame. Pièrdete, con tus mùltiples pliegues de estrella marina.

Me gusta pensarte desnuda: trayèndome, atàndome a las horas lìvidas.

Proximo turno: T – Carolinagromani – Activo

Anuncios

18 comentarios

Archivado bajo S - Unsinagawa - Activo

18 Respuestas a “En ese lugar se cuecen habas.

  1. bellísimo!!! con el erotismo necesario, con la fluidez de la misma lluvia, una fresca propuesta entre prosa y poesía.

  2. Unsinagawa

    Te devuelvo tu oración por afectiva: no hay más certeza que un mar muerto y yo, que no pertenezco a la lluvia; que es realmente un poema-cuento largo como el tren de mi infancia que yo corrí y nunca alcancé. Un abrazo.

  3. Me hace gracia encontrar una compañera de moleskine, no soy nada sin ella.

    Me encantan tus metáforas, tus juegos de palabras, tus símiles.

    Precioso relato.

    Besitosssss

  4. R - Gorio - Activo

    Delicioso escrito poético-prosaico.

    Un abrazo.

  5. N - Sonvak - Activo

    Muy romántico, evocador y con ese estilo único que tú tienes.

  6. Bonito escrito, Unsinagawa!!
    Me encanta leerte.

  7. Unsinagawa

    Montse:
    Un viaje sin moleskine no es viaje, a veces sirve para recoger las mijagas en el tren y otras, no siempre, para recoger los susurros en el Sena.

  8. Unsinagawa

    Gorio:
    Lo prosaico es humedad llega siempre a destiempo: bienaventurados lo que se gastan en la suerte de matar el toro con una estocada.

  9. Unsinagawa

    Jefa: te comunico, te digo, ponte en estado de “pata de perro”, navego ya, un océano interior, que es mi propio yo: sin rumbo. Las antillas y el caribe: Cuba.
    Y te agradezco que me recibas en tu inteligencia que es cómo llegar a casa.

  10. Unsinagawa

    El duende de la marea: “ponme”. Así. Sorry.

  11. Unsinagawa

    Carolina:
    Tu nombre me sabe a hierba: de la nace, no muere. Nunca Fue, quizás.

  12. Unsinagawa

    …Y tal y tal: el mundo mundial: hace agua la quilla. JJJajjajajajjjiiiiiijjiji.

  13. N - Sonvak - Activo

    UNSINAGAWA: ¿”ponte en estado de perro”? o ¿ponme en estado de perro?

  14. Unsinagawa

    JJJAaAAJJJA… Jefa, ponedme en estado de “pata de perro”, blogovacaciones. Merci.

  15. «La gota que se cree trigo,
    el trigo que se cree ola»
    Me ha encantado, y estos versos en particular, que dispararon mi imaginación. Precioso, de verdad.

  16. Mas que nada GEEENIIIAAALLL de verdad me ha encantado….

  17. Pingback: Bitacoras.com

  18. Coincido. Me gusta la poesía y escribo poesía, y realmente tenés un estilo muy particular que resuena muy bien; un fino romanticismo que agrada a la lectura. Muy bueno. Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s