Tranquilo, tranquilo que el dulce viene en un rato.

images

Por S – Unsinagawa

Eduardo me dijo:

–Quiero que conozcas un árbol que planté hace quince años. Se llama atmosférica reina.

–Literalmente es un árbol, y a los árboles no se les celebra cumpleaños.

–Pues a éste sí. Yo me encargo de celebrar sus raíces, su musgo, su acera de cemento, sus florecientes copos de lilas intensos y sobretodo, de ser un amigo que me acompaña cada vez que visito esta ciudad. Bajo su manto intenso de verde olivo, yo abrazo a mis hijos, platico con amigos, celebro la vida, y en su regazo percibo el olor exacto de la cebolla morada, del ajo y el ajonjolí, de las notas musicales de un cuarteto extranjero, y del estrambótico andar de turistas.

–No sé si Whitman escribió algo acerca de hojas secas. De un edificio verde turquesa: un árbol, un huanacaxtle.

–Lo digo literalmente.

–Algo así, repondí.

–Me parece cosa de locos hablarle a los árboles, platicarles cosas, abrazarlos, susurrarle a sus follajes, a sus brazos maderados, y a sus flores, a sus frutos.

–Debe ser no de locos, de loquísimos.

–Bueno yo no lo veo mal, rematé.

–Es cómo levar la vela blanca de la existencia, cómo amarrarse al “capotrasto” de la vida.

–Vaya, palabrita: capotrasto.

–Si cómo cuando tomas la guitarra. Cómo a una mujer.

Este árbol me recuerda a mi padre: Benito.

 El yace en las raíces de un árbol. Y ése arbol es cómo otro él, convertido en aroma, en flor, en desamparo en otoño, pero en intenso amor en primavera.

–Yo al menos nunca he pensado en escribir sobre un árbol: No lo sé de cierto pero no se me ocurre que pudiera yo decir de un árbol, sino distingo entre un ahuehuete y un cedro. De botánica no sé mucho, aclaré.

–Pongo mejor música que la platica ya se encamino al barranco.

–Porqué?

–Hablar de locos y de árboles, es lo mismo. Sólo a tí se te ocurre escribirle un poema a la atmosférica reina. Ya te dije si Whitman le escribió un poema a las hojas secas porqué yo no a la atmosférica.

–Pues porque el árbol  no tiene ego.

–Ese maldito farsante que habita en cada uno de nosotros, y que de vez en vez despierta con altanería y desparpajo.

–Sí. Ese que existe desde que el  mundo es mundo, abundé.

–Mira a otra cosa mariposa. Aquí está la primer sorpresa del viaje.

–Doña Vicky nos preparo una mermelada.

–Una mermelada?.

Tranquilo, tranquilo que el dulce viene al rato.

–Qué dulce?.

–La mermelada.

–Sí, mi mujer nos preparo con los lilas intensos, y las semillas del árbol. Además es comestible. Ya ves no sólo es su bellza física sino que tiene, entre otras utilidades, que se pueden preparar mermeladas, como la de ciruela, membrillo o fresas.

–Haya bonchi!!!. Esa no me la sabía.

–Pues ya ves, siempre se aprende algo, no hemos recorrido 240 kilometros en balde. La celebración de las quince primaveras de la atmosférica alguna sorpresa tendría que tener: Esta es una de ellas.

–Solo en la intensidad de su color la flor, es flor, recité.

Nunca me imaginé que tú todo un ingeniero, tuvieras las habilidades necesarias para escribir. Y aparte de escribir hacerlo bien. Lo único que no me gusta es cómo con los músicos no hay un poeta completo: Escribirle a los árboles.

–Apenas yo, Eduardo.

PD. Por un fin de semana intenso y esclarecedor bajo un árbol de puerto mercante: La atmosférica reina.

Próximo turno para: R – Gorio–Activo

Anuncios

14 comentarios

Archivado bajo S - Unsinagawa - Activo

14 Respuestas a “Tranquilo, tranquilo que el dulce viene en un rato.

  1. Unsinagawa

    Jefa Sonvak yo te aviso para que me pongas próximamente en estado de “pata de perro”: vagaciones. Un abrazo.

  2. Unsinagawa

    Me quedé en blanco, y no se me ocurrió nada mejor que escribirle a un árbol. Sorry.

  3. Me gustó tu escrito, y a mi no me parece algo de locos escribirle a un árbol, ni a una hija seca… De hecho, me parece hermoso, correcto, por eso amo la poesía de Whitman.

    «Creo que una hoja de hierba es tan perfecta como la jornada sideral de las estrellas,
    y una hormiga,
    un grano de arena
    y los huevos del abadejo
    son perfectos también.
    El sapo es una obra maestra de Dios
    y las zarzamoras podrían adornar los salones de la gloria,
    El tendón más pequeño de mis manos averguenza a toda la maquinaria moderna, una vaca paciendo con la cabeza doblada supera en belleza a todas las estatuas,
    y un ratón es un milagro suficiente para convertir a seis trillones de infieles»

    🙂

  4. S -unsinagawa-

    El árbol también –como decía Whitman– es una obra maestra de Dios. Coincido contigo en la belleza y grandeza de su poesía.

  5. N - Sonvak - Activo

    Estoy de acuerdo con Daniela, a mi tampoco me parece de locos escribirle a un árbol. Y es curioso, porque la semana pasada, paseando yo a mi perrita, me crucé con una chica abrazada a un árbol y mirándolo. Parecía enamorada. Parecía estar cogiendo fortaleza de la energía del árbol. Parecía quererlo, respetarlo… Me pareció muy bonito… contrariamente al resto de la gente que la miraba como si fuese tonta… y me pregunté por qué yo nunca había hecho algo así… por qué nunca se me había ocurrido expresar mi amor por la naturaleza abrazando a un árbol.

    En tu post hay mucha poesía, como en todo lo que escribes y eso me gusta. Destila sensibilidad. Saludos!!

  6. R - Gorio - Activo

    Estamos unidos a la naturaleza por que somos parte de ella, aunque nos estemos alejando cada vez más.

    Un post excelente.

    Saludos.

  7. Poesía: 2 – Aspective: 0

  8. Todavía está por descubrirse la sabiduría que contienen los árboles, sobre todo los centenarios. Imaginad que exista el día en el que seamos capaces de comunicarnos con el reino vegetal …

  9. SONVAK:
    Yo te abrazo como un árbol, amoroso, él, y yo: sin ego.

  10. GORIO:
    Colega, acá ya cae la noche y tú iluminado como siempre.

  11. ASPECTIVE:
    España 2, yo 0.

  12. JUANRADIABLO:
    Bella reflexión: los árboles si nos hablan y dicen cosas, nosotros no los oimos.

  13. Un árbol, algo maravilloso ehh, muy bien logrado. Me encanta tu manera de escribir, siempre buscando lo mejor de este maravilloso mundo.

    Muy buena eh y pues invitanos al festejo de los quince años de tu atmosferica reina….

    saludos desde culiacán sinaloa

  14. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s