Estás innombrable: íntima. Lejana

Por: Q – Sara

Hace ya un par de horas que me has llamado. Tu voz sonaba apresurada al teléfono, rápidamente he intuido que algo no iba bien. Me has dicho que me necesitas, que no soportas estar lejos de mí, que las cosas no pueden seguir así. Los 200 kilómetros que nos separan se te hacen un gran océano entre nosotros. Cuando hoy me has llamado has utilizado tu viejo truco victimista, una vez más. Me has dado dos horas de plazo para llegar hasta ti, entre amenazas de desaparecer para siempre. Rápidamente he cogido el coche y me he puesto en marcha, ya no me has respondido a las llamadas que te he hecho por el camino.

Dos horas después, aquí estoy, entrando en tu casa. Yaces en tu cama, estás innombrable: íntima. Lejana, más que nunca, a pesar de que ya no nos separen esos 200 kilómetros. Te ves preciosa en tu camisón blanco acostada sobre tu cama. No sé si he llegado demasiado tarde para rescatarte. Me acerco para comprobar que aún respiras, y llamo a la ambulancia.

Lo de siempre, te has tomado la cantidad justa para dormir durante unas horas sin poner en peligro tu vida. Y aquí me tienes, a tu vera, otra vez he vuelto a darle al ‘pause’ a mi vida para acudir a tu llamada. Pero juro que esta ocasión es la última en la que me la juegas. Cuando despiertes te llevaré a tu casa, y me despediré. No admitiré lloros, ni amenazas, ni ningún tipo de drama. Siempre me retas con acabar con tu vida, y lo que en realidad haces es acabar con la mía paulatinamente. No, cariño, me voy para siempre, y no pienso volver aunque la peor de las tormentas se instale en tu casa.

Ahí te quedas, no me vuelvas a llamar para nada. No te acerques, no me mires, ¿por qué me besas? No pienses que porque destelles sensualidad por todos tus poros me voy a rendir a tus pies, he dicho que me largo, y me largo. Bueno, parece que quieres una despedida con un buen sabor de boca… Deja que me quite la chaqueta y me acomode. ¡Mierda! Ya es tarde para emprender el viaje de vuelta a casa. Me quedaré a pasar la noche, y en cuanto amanezca me voy.

Buscas sexo… bueno, pero el último. Te quedas dormida abrazada a mí, estás bellísima, respirando lentamente, con tu cuerpo esculpido de forma magistral, con tus facciones perfectas… Me temo que esta historia se repetirá una y otra vez, cariño, eres mi círculo vicioso.

Próximo turno para P – Montserratita

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Q - Sara - Activo

10 Respuestas a “Estás innombrable: íntima. Lejana

  1. Yo tambien me temo que esto sucederá muchas veces mas.

    En realidad una historia brillante, me tuviste aqui viendo como el personaje entre tantas quejas vuelve a caer en la trampa, en este amor enfermizo. Realmente tienes el don de escribir y lo demuestras. Gracias por deleitarnos con esta historia.

    ¿continuará? ¿Tendrá el el valor suficiente para decir: Basta?

    saluditos

  2. jajaja, mira que os gustan los ‘to be continued…’, eh?? Ya ser verá si mi YO masculino saca fuerza de voluntad para mandar a ese ser manipulador al carajo… Aunque también Montse tiene la opción de continuarla a su manera, claro. jejeje.
    Muchas gracias, Cuauhtémoc! Un besito!!

  3. Pues seria interesante que se unieran los talentos con esta idea y si se pudiera continuar en cada uno de los participantes creo que nos llevariamos muchas sorpresas al ver que imaginación inyectan cada uno de nuestros compañeros.

    Un besito para ti tambien, sigue así.

  4. One word. Excelent!!!!. Siempre tu calidad se impone en el texto: nos atrapas irremediablemente.

  5. Increíble, final totalmente inesperado. Un toque maestro.
    Me encanta 🙂

  6. Sara, gracias, gracias, gracias.

    Tenia tantas ganas de escribir en este preciso momento y me has dejado un relato maravilloso que me he permitido el lujo de robarte la idea.

    No siempre las ganas y la musa van de la mano así que la segunda es de tu propiedad, porque me parece que hoy la tenías grandiosa.

    Tanto que me he desvelado y has conseguido emocionarme tanto que aquí estoy dándote las gracias por haber abierto otra nueva, y mira que hay historias en este Bloggercedario, vía con un relato detallista absolutamente original y fabuloso.

    Niña tienes una pluma bárbara y una musa para que la encadenes porque vale un imperio.

    Gracias por haberme regalado un rato espléndido y una idea para seguir.

    Besitos preciosa

  7. N - Sonvak - Activo

    La verdad es que en ciertas partes me sentía identificada… y cuando él hablaba de que sería la última vez… sabía que no sería la última, por h o por b… da igual el motivo, lo cierto es que cuando alguien que quieres te amenaza con suicidarse y lo intenta una y otra vez, no puedes dejar de acudir, no puedes dejar de sentirte responsable… no puedes dar la espalda.

    Excelente post, Sara. Besos!!

  8. Z - Gorio - Activo

    ¡Como escribes!, es precioso el relato, me ha encantado.

    Que mala es esa tensión por la que pasa el pobre hombre, solo por el capricho de ella.

    Un abrazo.

  9. Gracias Sara.
    Es magistral. El “argumento”, la forma, el estilo…
    Me ha encantado.
    Además, entrando en el relato, tienes razón. Siempre funciona, incluso aunque ya no exista el circulo. Conozco, de lejos, el caso del hombre que una vez, la última logicamente, no acudió y ella se lanzó al metro. Varias décadas después aún vive con esa sombra.
    Lo has retratado genial. Eres una gran escritora.

  10. Muy bonita historia y bien dirigida hasta el final, ¿final?, sera el final si tu quieres claro esta y si alguien lo continua puede hacer un gran papel pero para bien o para mal no tendra tu sentimiento. Magistral la capacidad de ponerte en el lugar del otro sexo (creo haberlo entendido asi), muy atrevido, muy dificil y muy conseguido. Y como soy de los que piensan que el halago debilita, comentarte que la frase final no la veo en sintonia con el resto del texto…” mi circulo vicioso” no me pega porque solo transmite morbo, me pega mas algo asi como “mi debilidad”, que ademas de morbo inluye otras….palabras que llegan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s