Ay, niña, pero qué buena tú estás.

Siempre que voy por la calle oigo esta frase varias veces al día, es que estoy muy buena y es evidente.

Con mi 1’78 de altura y mis 56 quilos de peso nadie se resiste a mirarme. Por si fuera poco suelo utilizar zapatos con un tacón bien alto y que me hacen llegar al 1’83 perfectamente. Y camino a paso firme como si fuera a comerme el mundo y si los tacones hacen mucho ruido mejor que mejor. Qué se note que paso yo!!

Me encanta depilarme a menudo, hacerme limpiezas de cutis y corporales, hacerme la manicura y pedicura y con brillantitos a ser posible, hago mucho deporte, voy semanalmente a la peluquería, soy capaz de comer una manzana en todo el día para no engordarme… todo para estar siempre impecable. Visto con ropa exclusiva italiana, cara y extremada para no encontrarme con otra con la misma ropa que yo.

Sí, soy muy guapa. Tengo más amigos que amigas y no me extraña, porque las mujeres sienten celos de mí, se sienten incómodas sobre todo cuando están con sus parejas. Y para que negarlo a mí me encanta.

Es que lo tengo todo, un físico espectacular, inteligencia, simpatía, estudios, un buen trabajo, cobro un pastón… Ah, porque siempre he sido una perfeccionista en todo, en la “Uni” era la que más buenas sacaba en todo, y la que me aprobé la carrera con matrícula de honor, la que en el trabajo todo lo hago mejor, la más simpática y divertida cuando estoy con varias personas, y eso como comprenderéis crea mucha rabia hasta en mi propia familia.

No puedo hacer nada para evitarlo, soy así.

Con los hombres nada serio, querría tener una relación estable pero me gustan tanto los tíos que sería incapaz de ser fiel a uno. Y es que me basta cruzar dos palabras con alguien para irme a la cama rápido con él. Y no me importa si están casados o solteros, sólo me los imagino desnudos y como debe ser su miembro. Soy una máquina sexual. La única condición que miro es que estén bien buenos, porque con un cardo borriquero no me voy ni a la vuelta de la esquina.

Mi vida es así, yo soy feliz de esta manera. Utilizo a los hombres como se me antoja.

Como hace poco que fuí a limpiarme el coche y le dije al de la gasolinera que no sabía como funcionaba la máquina y el chico con los ojos fuera de sus órbitas mirándome de arriba abajo salió y empezó a decir:

-Ves? Este botón es para el jabón y ves? con esto vas frotando y este es para el aclarado…- y me dejó casi el coche limpio y yo le contesté “por lo que queda ya me lo podrías acabar y así no me ensucio” y el gasolinero todo contento él, me lo acabó de limpiar mientras yo me reía a carcajadas de las tonterías que decía. Y aún salió cuando me iba para regalarme unos peluchitos de propaganda.

Y como esta historia os podría contar un montón pero no acabaría nunca.

No soy creída, ni soy odiosa, quien diga lo contrario es que tiene celos de mí.

Toca escribir a : S – Unsinagawa- Activo

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo T - Carolinagromani - Activo

13 Respuestas a “Ay, niña, pero qué buena tú estás.

  1. S -unsinagawa-

    Me ha gustado la dosis de narcisismo de tu personaje: cómo llevas el relato y el final de la frase –no me queda de remate– pero he tratado de adecuarla a una idea de texto que ya tenía en mente. En fin, un saludo saladín como siempre.

  2. Me alegro que hayas entendido la ironía de mi post: Soy tan guapa que todo el mundo tiene celos de mí.
    La protagonista muy lejana de mi propio físico y de mi manera de ser, no obstante me ha divertido ser este pavo real por un rato, jajajaja.
    En tu post ya he dejado mi comentario, un besito “pies salados de mar”.

  3. Ah, por cierto, la historia de la gasolinera es verdadera, le pasó a mi amiga Nuri A., “hace dos días”. Un poco exagerada pero me ha ido bien para el relato.

  4. marina

    Seguro que tu físico no se aleja mucho del de la chica del post, en la foto estás muy guapa.

  5. Jaajajaj parece que eres la chica perfecta. Si fuera hombre…

  6. N - Sonvak - Activo

    Estoy de acuerdo con Marina, el cuerpo no se ve en la foto, pero desde luego de cara bien guapa que eres.

    El post me ha encantado, me ha divertido un montón, je. Besos!!!

  7. Z - Gorio - Activo

    Si las mujeres tuvieran el poder económico y político, el mundo iría muchísimo mejor.

    Saludos.

  8. Pero vamos a lo importante. ¿Tienes el teléfono de tu prota?
    (Tambíen vale el tuyo a juzgar por la foto como dicen más arriba)
    En cualquier caso, no sé por qué, me ha parecido un pelín insoportable la señorita del relato. Tendría que hacer un anuncio de esos de “Porque yo lo valgo”

  9. Marina, que me sonrojo… Te has puesto las gafas para ver la foto o no? Porque la foto es pequeña que si la ampliamos verías cuantos puntos negros tengo en la nariz.

  10. Daniela, voy a interpretar que lo dices por la autora del post… gracias gracias!!!

  11. Sonvak, el Photoshop hace milagros. Me gusta que te haya gustado, jefa. Ahora te tendré que hacer la pelotilla. Besos requetebesos besitos besotes besazos de caramelo con nata.

  12. Gorio, si eso lo digo yo desde que nací, es que fuí muy precoz con un mes ya hablaba.

  13. Uyyyy, qué lástima, no tengo el teléfono de la prota, de verdad, que pena me dá, he perdido su móvil…
    Mi prota podría hacer el anuncio de “Porque yo lo valgo” pero yo también podría hacer el anuncio de Dove: “Afrontando la belleza desde una nueva perspectiva”.
    Te vale el mío??? Es que hace mucho tiempo que no me como un rosco. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s