Creo que hoy la he perdido para siempre

Me dirijo a la casa de mi compadre Chencho. El tráfico vehicular aun está muy pesado, los niños vienen aquí conmigo. Tengo que dejárselos a mi comadre para que los cuide mientras voy a la Terminal. Los nervios me invaden, no se que hacer, no creo tener la confianza absoluta de contárselo a mi compadre. Esto no. A lo mejor reacciona mal y me quiere denunciar a la policía, mejor, sigo con el plan de que ella se fue de viaje, de todas maneras nadie la va a extrañar. Yo, si, ahora si creo que hoy la he perdido para siempre, más bien, no creo, estoy seguro, aunque no la he perdido del todo, aquí la traigo aun conmigo.

 Ni muerta me abandona. Me pregunto ¿Qué será de su alma en estos momentos o su espíritu? ¿Estará descansando ya? ¡Que tontería más grande! Claro que no, los muertos son solo materia inerte, ya no existen. Una lágrima cae por mi rostro, me acuerdo de todos esos bellos momentos que pasamos juntos, esas peleas, esas cosas lindas, las veces que jugábamos, las veces que nos amábamos y hacíamos el amor tan rico… ¡Maldita sea! Esa es una de las razones por las cuales estoy metido en esto, porque ya no pude hacerle el amor y ella se buscó a otro. Dicen las revistas que existen muchas formas de hacer que una mujer sienta placer, lo hubiera intentado, pero mi educación no me lo permite, mi padre me enseñó a que el hombre la tiene que meter si no, no es hombre. O sea que si yo no se la podía meter ¿no soy hombre? Ahora resulta.

 

Me saco inmediatamente los pensamientos de la cabeza, ya estoy cerca de la casa de mi compadre, tengo que secarme el rostro, no tiene que notar nada. Todo normalito Elpidio, todo normal.

 

Estaciono el carro, los niños salen corriendo al encuentro de la comadre que nos recibe sonriente. Les da un beso a los niños y me hace una seña de no entender lo que sucede. Se acerca a mi, yo me siento nervioso, no se que decirle. Uno de mis niños le dice: -“mi mamá se fue de viaje y nos quedaremos contigo tía”- entonces me pregunta:

 

-“¿Qué pasa compadre? ¿Dónde esta mi comadre?

-“No lo se, llegué a la casa y no estaba, no contesta su celular”.

-“Pues a lo mejor le pasó algo compadre, ¿Por qué le dijo a los niños que se fue de viaje?

-“Fue lo primero que se me ocurrió para que se quedaran con usted, tengo que ir a la Terminal a recoger a mis padres”.

-“Pero, me preocupa mi comadre, compadre. Si no contesta el teléfono algo le pasó, usted la conoce que ella no se va así nomás, nunca se ha ido de con usted. ¿O que? ¿Se pelearon? Compadre contésteme.

 

No sabia que decir, esta comadre es demasiado metiche, esta haciendo muchas preguntas. Si le digo que nos peleamos, entonces después que no vea a mi mujer en unos meses va  a sospechar. Pero pues si le digo que no se ni nada, a lo mejor ya deja de hacer preguntas. ¡Chin! Me acabo de acordar que tengo que ir a limpiar la casa primero, dejé manchado el piso, un desastre. Tengo que ir antes de ir a la Terminal. Tengo que inventar algo para irme ya, sino esta comadre me va a sacar la verdad.

 

-“Mire comadre, no se lo que pasó, no se a donde anda, no se si le pasó algo a ella o que cosa. Tengo prisa, le dejo a los niños ahí porque tengo que recoger a mis padres, nos vemos más tarde cuando recoja a los niños”.

 

-“Está bien compadre, pero si no aparece mi comadre tenemos que ir a la policía eh”-

-“Sí comadre, sí, está bien. Me voy pues. Niños, nos vemos al rato”.

 

Salgo como alma que lleva el diablo de ese lugar. Para mi suerte, el tráfico había bajado un poco y me fue más fácil llegar rápido a mi casa. Me he dispuesto a limpiar todo, a dejar todo reluciente. Para que digan que mi mujercita antes de marcharse dejó limpia la casa. Me acerco al closet y empiezo a sacar la ropa de ella. Aún tiene su aroma, ese exquisito perfume que dejaba penetrado todo, me encanta, huelo y me acuerdo de muchas cosas, de que ese aroma me encantaba mucho cuando la conocí, cuando éramos novios y la abrazaba y dejaba mi camisa con el olor durante mucho tiempo, mi mamá me llegó a llamar la atención porque ni con el jabón ni suavizante le quitaba ese exquisito aroma.

 

Las lágrimas me traicionan de nuevo. No hay nada que hacer, solo agarrar valor y seguir con el plan. Hasta ahorita todo ha salido bien, aunque solo tengo dos horas desde que todo esto sucedió. Necesito deshacerme del cuerpo. Pero no se si ir primero por mis padres. No, mejor no, mejor les llamo y que tomen un taxi les diré que mi auto se descompuso y que lo tengo que llevar al taller, eso me dará tiempo de salir de la ciudad e internarme en el lugar de los desechos sanitarios, ahí entre tanta basura va a ser muy difícil que la encuentren, para asegurarme la voy a enterrar.

 

Voy a echar la ropa en una maleta para que en verdad me crean que anda de viaje. Y pues manos a la obra.

 

Ahora voy a limpiar las escaleras. Me ha llevado media hora poder acomodar todo a como debe de quedar. Creo que estoy listo. Voy a apagar el celular para que no me marque nadie, ni mi compadre. De seguro mi comadre le va a llenar el cerebro de ideas y al rato me va a estar marque y marque. Lo siento por mis padres, que se vengan en taxi y que me esperen afuera.

 

OK, ya está ahora el siguiente paso.

 

¡No manches! Está derramando sangre. ¿Desde cuando estará así? A lo mejor desde que estuve en la casa de mi comadre. ¿Y si ella se dio cuenta de la sangre y llamó a la policía? ¿Y si ella empieza a hacer preguntas? Tiene fama de chismosa. De seguro empezará contarles a todos sus vecinos y entonces todos se me echaran encima.

 

Voy por el limpiador, seco la sangre y todo listo.

 

En eso escucho el timbre de la puerta. Ahora que más me puede pasar. ¿Quién será? Voy a asomarme por la ventana de arriba, así me daré cuenta cuando se cansen de tocar y se vayan. Me subo corriendo las escaleras, dejé el limpiador tirado, ni siquiera limpié la sangre que estaba en el piso debajo del auto. Me dirijo a la habitación que da a la calle y me asomo discretamente entre las cortinas para alcanzar a ver quien es. Hay un taxi parado en la acera de la calle. La sangre helada recorre mi cuerpo. Un escalofrío me hace estremecer. Mis padres están aquí. Se vinieron en taxi en menos tiempo de lo planeado.

 

¿Qué he hecho Dios mío para merecer esto?

 

 

 

 

Próximo turno: V-Aguaya-Activo

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo W - Cuauhtémoc

5 Respuestas a “Creo que hoy la he perdido para siempre

  1. ¡Garrafal error!
    Le van a pillar seguro.
    ¿Cómo se le ocurre intentar hacer él una maleta como si la hubiese hecho su mujer?
    De todos es conocida:
    1.- La manifiesta incapacidad de los hombres para hacer una maleta lógica, sin olvidar nada básico, incluyendo prendas coherentes, etc.
    2.- La manifiesta incapacidad de las mujeres para viajar ¡con una sola maleta!
    Vamos que con esa versión, si se la cuenta a la polícia, le detienen ipso facto.

  2. Aspective, jajajajajajaja. 😉

    Cuauhtémoc, esta historia desde el primer día que la escribiste me enganchó, es buenísima. La pregunta final tiene coña por eso, eh? Qué ha hecho para merecer esto?????? Se considera inocente y todo…

  3. Por cierto el tío es un cínico de narices.
    Vamos, que después de cargársela se dice:
    ” Yo, si, ahora si creo que hoy la he perdido para siempre, más bien, no creo, estoy seguro, aunque no la he perdido del todo, aquí la traigo aun conmigo”
    Vamos, que está pensando en perder no moralmente sino como extraviar ¿no?
    Pues nada, que haga como en Psicosis, la siente en una silla y así la encontraré siempre.
    😉

  4. La historia sigue en el suspenso en que la dejaste la vez anterior, me gusta mucho la forma en que le caen problemas del cielo.

    Aunque lo más coherente que haría yo en este caso es matar al padre en vez de a la mujer, jajaja, se ve que es una pesadilla todavía mayor. Por cierto, los papás llegaron con la granja entera??? y los cochinitos, borregos y pollitos…???

    Nos esperamos al siguiente post, pues!

  5. N - Sonvak - Activo

    Je… me encanta todo el barrene mental del prota y yo también estoy deseando saber como continua…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s