Desde aquel día comenzó a creer en el destino

Desde aquél día “Maleta” comenzó a creer en el destino cuando vio que el suyo era bueno y que aquellos humanos que al principio le echaban pan desde lejos e intentaban acariciarlo sin  hacerle daño, lo habían acogido en su grupo y lo trataban con mucho cariño.

Antes, no recuerda como, lo habían abandonado en el campo, por unos caminos que él no conocía y no sabía como volver al lugar donde había vivido hasta entonces. Ya no recordaba bien quienes habían sido sus dueños pero sabía que debía desconfiar de los humanos porque algunos no eran buenos con él.

Es blanco, no muy grande, con su cabecita negra con algo de color fuego: un Bodeguero.

Andaba sólo, muy delgado, sucio y hambriento. Comía lo que podía y bebía en cualquier charco.

Un día vio a otro congénere solitario como él al que unas personas echaban comida y decidió unírsele.

Como Maleta aún era jovencito, iba siempre molestando al otro el cual no se enfadaba porque era más mayor y lo soportaba con resignación y paciencia porque sabía que él sólo quería jugar.

Meses más tarde el otro se fue y lo dejó solo pero siguió buscando comida donde aquellos humanos que no le hacían daño.

Con el tiempo, vio que aquellas personas comenzaron a darle algo más rico que pan y pensó que allí comía bien por lo que un día, mientras comía una rica salchicha, dejó que le acariciaran la cabeza y, aunque al principio lloró de susto, perdió el miedo a ellos.

Empezaron a dejarlo entrar en su campo, y vio que podía comer y beber bien y tranquilo, y jugar y estar con ellos sin que le ocurriera nada malo y como veía que no lo echaban, decidió probar a quedarse aunque ellos se iban todas las noches y volvían al día siguiente.

Le buscaron una casita, le pusieron su camita y vio que allí vivía muy bien. Tenía espacio para correr y dedicarse a practicar su deporte favorito que por herencia genética e instinto es cazar pequeños roedores y reptiles.

Algunos días de invierno, cuando hacía mucho frío, lo metían en una caja grande con ruedas y lo llevaban con ellos a otra casa para que estuviera más calentito.

Un día lo llevaron a ver a otro humano con bata blanca del que no sabía si fiarse porque le tocaba todo el cuerpo, lo miraba por todos lados y lo pinchó con  una aguja muy afilada y, aunque tuvo algo de miedo, lo soportó porque estaba con sus nuevos amigos.

Días más tarde, lo volvieron a llevar porque le dolía una patita y lo dejaron allí. Maleta se sintió de nuevo confuso y por  un momento pensó que lo habían vuelto a abandonar pero se tranquilizó cuando vio que fueron a recogerlo, aunque no sabía por qué le dolía la patita y le habían puesto un gorro muy raro.

Entre sueños, escuchó al hombre de la bata blanca decir a sus amigos que se recuperaría pronto pero que necesitaría cuidados para que no se quitase los puntos, al parecer, el de la bata, lo había operado porque se podía quedar cojo.

Entonces, sus amigos decidieron llevarlo a vivir con ellos a su casa hasta que se recuperara.

Maleta en la actualidad: Feliz y recuperado...

Maleta en la actualidad: Feliz y recuperado...

Allí no lo dejaban sólo nunca. No podía cazar pero tenía menos frío, seguía teniendo su comida  y una cama nueva. Pasado el tiempo, vio que su patita mejoró y se curó y que lo llevaban todos los días al campo donde sigue yendo, y puede correr, jugar y cazar pero ya no se separan nunca.

Y Maleta es feliz, y piensa que desde que conoció a sus nuevos amigos cambió el rumbo de su vida.

Próximo turno: A – Codeblue – Activo

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Sandra

4 Respuestas a “Desde aquel día comenzó a creer en el destino

  1. Me llenó de ternura, amo las historias de perros ^^
    Creo que podemos aprender mucho de ellos: a estar feliz sin motivo aparente, a tener energía siempre, a confiar a ciegas, a insistir e insistir hasta conseguir lo que desean.. jajaj

  2. Z - Gorio - Activo

    Una historia como tantas de animales abandonados y recogidos por personas que los aman porque saben que son los más fieles.

    Muy buena.

    Saludos.

  3. N - Sonvak - Activo

    A mi la verdad es que las historias de animales sufriendo, me hacen sufrir (valga la redundancia), pues son totalmente inocentes de lo que les pasa, víctimas de este sistema de vida que el ser humano ha creado.

    Y a pesar de los finales felices, no dejo de pensar en muchos otros finales trágicos… Intento recoger a todo animal abandonado que encuentro y buscarle una vida mejor, colaboro con la protectora de animales de mi zona… pero aún así, no es suficiente… Hace falta un cambio tan grande en la conciencia de muchísima gente, que realmente parece imposible lograrlo.

    Me alegro mucho por Maleta, muchísimo, de que haya tenido tanta suerte.

    Buen post. Saludos!!!

  4. Tuvimos un perro 15 años al que le dimos todo y más de lo que pudimos, le pasó de todo, mordiscos, operaciones… y cuando se fue, fue horrible y en aquel momento no queríamos ni oír hablar de tener otro, pero este nos los puso alguien en nuestro camino y aquí está, lleno de vida y nos ha conquistado el corazón. Lo tuvimos que operar porque venía cojito, y a lo tonto, a lo tonto, con el rollo de la recuperación ya se quedó en casa, ahora viaja con nosotros, duerme en nuestra habitación (en su camita) y como cuenta el relato va todos los días al campo donde disfruta de lo lindo, ha ganado 2 premios y hace 5 meses recogimos otra perrita abandonada que también se ha quedado y por lo que veo será mi futura “nuera” jajaja porque maleta se ha hecho inseparable de ella. Si hay ocasión os la presentaré se llama Perla.

    Nota.- Si por mí fuera recogería a todos los perros que veo por las carreteras… como le ocurre a Sonvak.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s