Y a disfrutar del fin de semana…

Eso pensó el aquel viernes después de salir del trabajo, estaba cansado, la noche era oscura y había dejado de llover, el pavimento lleno de charcos reflejaba las luces de la ciudad, los grandes carteles iluminados con sus luces de neón y las vitrinas brillantes estaban en todo lugar, las cafeterías atiborradas de gente que llegaba a refugiarse en un café caliente para pasar el frío anochecer de lluvia, miro hacia adentro pensando en entrar a tomar un café, cuando de pronto sintió que alguien le tocaba el hombro: “Buenas tardes señor aquí tiene usted su multa se ha estacionado mal, este es el estacionamiento para discapacitados”, con gran sorpresa se dio la vuelta, como podía ser esto si el no tenía auto: ¿como podrían sacarle un parte?. Abrió sus grandes ojos intentando comprender lo que oía, con el rostro desencajado le miro y le dijo al policía: “Señor lamentablemente usted está equivocado yo no poseo vehículo alguno mas que mis pezuñas a tracción animal” dijo mirándose los pies… el policía enfurecido le dijo: “pero como se atreve, usted recién bajo del auto y ha entrado en aquella cafetería ignorando mi multa y desafiando mi autoridad, acepte la multa o si no lo tomare como desacato a la autoridad y usted será detenido”.
Aún sin entender lo que ocurría Carlos se negó a pagar por una multa que no le correspondía entonces le dijo al policía: “Señor le repito con mucho respeto yo no poseo vehículo alguno, he venido hasta aquí caminado desde mi trabajo, es que acaso no ve mis tobillos mojados, si tuviese un auto mis pantalones estarían secos”, le dijo alzando la voz ya irritado por la insistencia de la autoridad pública, el policía aún más irritado le dijo: “Ah usted se niega a reconocer que usted es con quién hable hace un instante y yo estoy equivocado… lo lamento señor queda usted detenido por desacato a la autoridad” le dijo el joven policía… Con los tobillos mojados aún por la lluvia y su impermeable café el pobre señor Carlos miro con incredulidad lo que le ocurría, ni en los problemas de matemáticas que les enseñaba a sus alumnos en la universidad habría imaginado una situación así… como a el, un buen ciudadano le sucedía algo como esto, siempre fue honesto, nunca tuvo deudas, era un hombre pacifico que solo iba rumbo a su casa, pensaba para sí, mientras el joven policía le colocaba las esposas… llevándolo hacia la patrulla abrió la puerta y le empujo hacia adentro del vehículo. Al ver su pareja de turno a este sujeto esposado en el asiento de atrás le pregunto: ”Y este señor que hizo” y el le respondió: “ lo arreste por desacato a la autoridad” , el otro asintiendo con la cabeza enderezo el espejo retrovisor y puso la patrulla en marcha hacia la comisaria…. Carlos resignado, miraba por la ventana del automóvil como se alejaba más y más de su destino, a lo lejos se divisaban los monstruosos atochamientos de la ciudad en los días de lluvia, cuando de pronto sonó el intercomunicador…. ”Urgente, urgente un 317 en Urmeneta con Irarrázaval, se le solicita a las unidades cercanas acudir a un 317 en Urmeneta con Irarrázaval cambio”. El policía rápidamente tomo el intercomunicador en su mano y apretando el botón derecho del aparato dijo: “entendido, cambio unidad 551 se dirige al sitio del suceso”, pusieron la baliza sobre el techo de la patrulla y a toda prisa se dirigieron al lugar del accidente, el cual no estaba a muchas cuadras de distancia de ahí… “A su llegada vieron la horrible escena, una camioneta estrellada en contra de un poste del alumbrado público y un auto volcado… impactados salieron con mucha prisa del auto para auxiliar a los heridos, pero al bajarse se encontraron con dos sujetos que tambaleantes se estaban dando de puñetazos en plena calle… completamente sorprendidos al ver la gravedad del accidente los policías por un segundo dejaron de comprender lo que sucedía, sin detenerse a pensar en eso ambos corrieron hacia los vehículos, uno se dirigió hacia la camioneta y el otro hacía el auto, en al lugar del copiloto en la camioneta había una mujer inconsciente con una fractura expuesta en su pierna, pero con signos vitales, el policía le dijo al otro: “aquí hay una mujer esta viva” y le dijo al otro policía: “¿Y allí hay alguien vivo?” … le dijo con temor al ver el estado del auto, ya que este había rodado… Ambos pensaban que de haber alguien ahí de seguro estaba muerto…. El policía se agacho asomándose por la ventana, ya que el auto estaba volteado, efectivamente había una persona más, un joven inconsciente, al cual le tomo el pulso, todavía tenía signos vitales, aunque débiles, el policía tomando su intercomunicador llamo a la central telefónica solicitando la ayuda de bomberos para sacar al joven atrapado de entre los fierros y dos ambulancias… De pronto sintieron unos gritos destemplados en medio de la calle, eran los conductores de ambos vehículos que habían salvado ilesos quienes aún choqueados por el accidente intentaban darse de golpes culpándose mutuamente de ser el causante del accidente, cuando uno de ellos repentinamente se desmayo… Los policías corrieron a auxiliarlo, estaba pálido y sin pulso, asustados ambos policías se miraron, mientras uno corrió hacia el auto, el otro llamaba una tercera ambulancia, Carlos dormía plácidamente esposado en el asiento trasero, cuando despertó sobresaltado al sentir la voz destemplada del policía pidiendo ayuda, Carlos abrió los ojos y le dio un grito al policía: “Señor, señor yo soy medico, sáqueme las esposas para ver a los heridos”… El pálido hombre tomo sus llaves y le libero de las esposas, Carlos corrió en dirección hacia donde estaba el joven que yacía en el suelo, le tomo el pulso, le dio respiración boca a boca y masaje cardiaco, minutos después el joven recobro el pulso y volvió a el la respiración. Después de esto corrió a ver al joven atrapado en el auto, mientras un policía se ocupaba del joven y el otro de la mujer en la camioneta, el muchacho estaba vivo aún, pero con el pulso débil atrapado en el auto… pensó para si: “Se ve joven y robusto, resistirá hasta que llegue la ambulancia si Dios lo ayuda”, no podía hacer nada para sacarlo de allí, entonces fue a mirar la camioneta en la que estaba aquella mujer, ya estaba consiente y un poco aturdida, el abrió la puerta del auto y al ver la fractura expuesta y el abundante sangrado tomo su pañuelo y lo paso bajo la pierna de la chica sin moverla, amarro el pañuelo y le hizo un torniquete que controlara la hemorragia, al verla le dijo: “animo muchacha estás viva, has tenido suerte, no intentes salir del auto hasta que te saquen los bomberos”, tu novio está bien lo examine, esta hablando con los policías, no te preocupes ya vendrá a acompañarte.
Volvió al auto volcado, el muchacho le recordaba a su hijo, le tomo la mano, mientras le decía: ”Eres joven aún de seguro tienes novia y no terminas la universidad, tienes mucho por vivir aún” Preocupado sintió el olor al combustible, temiendo que alguna chispa hiciera estallar el vehículo, sintió temor, los minutos se hacían eternos mientras esperaba que llegara la ayuda, cerro los ojos pidiéndole ayuda a Dios, segundos después aparecieron las ambulancias, se abrieron las puertas y salieron corriendo de allí los paramédicos, quienes atendieron a los dos jóvenes y a la mujer, cinco minutos más tarde llegaron los bomberos, quienes lo alejaron del joven y de el lugar, Vio impávido como con sus maquinas arrancaron la puerta del auto y destrabaron el volante de la maquina, le tomaron el pulso, y aún estaba vivo…. Los paramédicos corrieron hacia el y le atendieron inmediatamente, lo inmovilizaron, lo entubaron y lo subieron a una camilla, Carlos sin trastabillar les dijo: ”Soy medico puedo acompañarlos” , ambos asintieron con la cabeza en señal de aprobación, ya no le importaba estar detenido por desacato a la autoridad, pero que más da, el era médico antes que todo, aunque enseñara matemáticas en la universidad en las mañanas, se subió a la ambulancia y tomo la mano de aquel muchacho que le recordaba a su hijo durante todo el trayecto al hospital le hablo dándole esperanzas de que sobreviviría, aunque el ni siquiera estaba seguro de eso… ¿Pero que más podría hacer?… Días después supo que el joven a quién le había dado masaje cardiaco estaba estable sin riesgo vital, gracias a su oportuna atención, la mujer de la camioneta estaba en observación después de haber sido operada en la pierna izquierda. El joven que estuvo atrapado en el auto fue intervenido quirúrgicamente a su llegada al hospital para salvarle la vida, estuvo 8 días en coma, y Carlos cada uno de aquellos días fue a verle, cuando finalmente despertó y los médicos le dejaron en paz con los miles de exámenes que le hicieron para ver si había quedado con secuelas por causa del accidente, quiso saludar al muchacho, quién le dijo que no recordaba absolutamente nada de lo sucedido, exceptuando una voz que le decía que era muy joven para morir aún, el muchacho lo miro y le dijo: “Esa cálida voz me hizo resistir cuando sentí que estaba muriendo”. Carlos emocionado le dio un abrazo y le dijo: “Nunca me rendí, ni solté tu mano, te hable con la esperanza de mantenerte vivo, ya que como medico nada más podía hacer para sacarte de ahí…”. El joven lo miro con lágrimas en los ojos, le dio la mano y ambos se despidieron.
Carlos salió de aquel hospital pensando en que si tal ves, ese día no le hubiesen confundido con otra persona y lo llevasen detenido por error jamás habría podido ayudar a aquellos jóvenes en el accidente de tránsito, que quizás más de uno habría muerto sin su ayuda… Eso fue para él recompensa suficiente como para olvidar el fin de semana de lujo que paso en la cárcel después de aquella fatalidad, por cometer desacato a la autoridad y fugarse de la justicia…
Después de aquella noche se sintió afortunado de haber sido herramienta de una casualidad perfecta del destino, si bien era escéptico, con el hecho de que el destino existiese, desde aquel día comenzó a creer en el destino.

Próximo turno: D – Rosma – Activo

Salta turno a: C – 08Sandra – Activo

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Alerion Finigor

9 Respuestas a “Y a disfrutar del fin de semana…

  1. Me ha emocionado tu post!!
    La vida es así, girar a la izquierda puede llevarte a una cosa, girar a la derecha a otra, y hagamos lo que hagamos, pocas veces sabremos que camino habría sido lo mejor. Un besito.

  2. Nunca se sabe qué va a suceder en cada momento. Un metro más allá, un minuto más tarde y la vida da un giro impensable.

    El relato es muy original y lo leí del tirón.

    Enhorabuena y besitos

  3. Z - Gorio - Activo

    Muy buen relato, mucha acción trepidante. Yo también lo leí de un tirón.

    Sigue así.

    Saludos.

  4. Unsinagawa

    Es asì, no sabes lo que pasarà al doblar la esquina: uno entiende que ir sin mucho equipaje por la vida es bueno, pero no estaos nunca preparados para las historias tràgicas. Muy buen relato.

    Un saludo bloguero.

  5. deravenblue

    Muchas gracias por tu comentario carolina me alegra haberte tocado con mi historia, me deja muy contenta el saber que tanto montse como z-gorio leyeron la historia de un tiron agradesco mucho eso, ya que por lo extenso del relato es importante saber que no los aburrí con mi historia y el hecho que lo lean de un tiron quiere decir que quedo mas menos bien escrita, muchísimas gracias eso me sirve mucho para hacerme una idea de como se lee la historia que escribi, gracias y señor unsinagawa soy bloguera (mujer) y no bloguero muchas gracias por el comentario y a todos por tomarse la molestia de leer lo que escribo 🙂 gracias

  6. ¿Ya nadie escribe bu salta turno ni na de na?

  7. N - Sonvak - Activo

    ASPECTIVE: Mis disculpas, no me he pasado por aquí en estes días y ni me imaginé que estuviese el turno sin saltar. He subsanado el problema y prometo estar más atenta a partir de ahora.

  8. N - Sonvak - Activo

    Y ahora que ya leí tu post, Deravenblue, decirte que a mi también me ha gustado… Toda una novela de acción. Saludos!!

  9. Sí me ha gustado también a mi el relato.
    Efectivamente se lee de un tirón.
    El destino, la predestinación, no puede exisitir pues si existiera sería el mayor cabronazo que existe.
    Buen post
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s