Un mundo más seguro

Acabó de escribir el artículo que le habían encargado sobre un mundo más seguro, deseosa ya de acostarse pues había sido un largo día. Justo cuando iba a pulsar sobre “apagar” saltó el aviso de que tenía un nuevo correo electrónico. Normalmente habría pasado de ver el correo en ese momento, pero el impulso de verlo fue más fuerte.

No tenía remitente, lo cual le pareció extraño. También le pareció extraño que no hubiese ido a parar directamente a “correo no deseado“. En “asunto” ponía “urgente“. Y lo abrió. Una sola palabra, en letras grandes: “AYÚDALO. Nada más, sólo eso. Ni tan siquiera llevaba archivo adjunto. Decidió que debía haber sido algún tipo de equivocación y, finalmente, apagó el ordenador.

La noche fue inquieta y se vió acosada en sueños por una voz que le pedía ayuda. La voz de un niño asustado. Cuando despertó decidió que la causa de esa voz  pidiendo ayuda había sido el dichoso mensaje. Apartó el tema de su mente y se preparó para comenzar un nuevo día.

* * *

Caminaba por la acera, de vuelta tras haber entregado el artículo. Había decidido ir andando, pues su destino no quedaba lejos y el día invitaba a hacerlo. Le gustaba observar a la gente. De frente venían una mujer con un niño cogido de la mano. Charlaban entre sí y parecían felices. ¿Por qué, entonces, se sintió tan mal?. Contempló más detenidamente al niño; debía tener unos cuatro años, tenía el pelo encaracolado y negro, unos enormes ojos oscuros y una sonrisa traviesa pintada en su linda carita. Sintió una necesidad enorme de protegerlo, sin saber por qué. Se dió la vuelta cuando la rebasaron y se quedó mirando como se alejaban, sin saber que hacer con el sentimiento de congoja que la ahogaba.

* * *

Si el día anterior había sido un día extraño, aquel parecía que no iba a ser un día mejor. Sus ojos se habían detenido en la noticia en primera página, y de grandes titulares, en el periódico local: “DESAPARECE NIÑO de 4 AÑOS“. Justo en ese momento un sonido le avisó de que tenía un nuevo mensaje en su móvil. Lo cogió mientras contemplaba estremecida la fotografía del niño, el mismo niño que iba feliz y cogido de la mano de la que ahora sabía era su madre.

Y ahí estaba otra vez. En letras grandes. En la pantalla de su móvil. Sólo una palabra: “AYÚDALO”. Y esta vez, sin saber por qué, sí estaba segura de lo que quería decir el mensaje. No entendía lo que estaba ocurriendo, pero sabía que a quien debía ayudar era a ese niño, de nombre David tal como apuntaban en el artículo. Estaba jugando en el parque, vigilado de cerca por su madre, y en nada ya no estaba… ni rastro de él.

-¿Cómo se supone que voy a ayudarlo?… ¿Qué puedo hacer yo?- las palabras salieron de su boca llenando el silencio de su pequeña cocina. ¿A quién se dirigía?. ¿Se estaba volviendo loca?.

Y volvió a oír el sonido del móvil indicando un nuevo mensaje. Se quedó mirándolo al tiempo que notaba como su corazón comenzaba a latir más fuerte. Entre asustada y curiosa abrió el mensaje. Esta vez lo que aparecía en la pantalla era una dirección. Ahora su corazón latía desbocado y el móvil se deslizó de entre sus dedos, cayendo encima de la mesa, sobre el titular del periódico.

Tenía que ir. Sentía que era urgente que acudiese a aquella dirección.

* * *

Nunca en su vida había conducido de forma más temeraria pues sentía que cada segundo era vital. Al tiempo que conducía hablaba por teléfono con la polícia, alegando ser una vecina que oía gritos y golpes en el piso de arriba.

Allí estaba el edificio. Había llegado a su destino. Entró corriendo por el portal. El ascensor estaba ocupado y, sin dudarlo un segundo, comenzó a subir las escaleras corriendo. Al llegar a la tercera planta estaba sin aliento, en parte por el esfuerzo, en parte por la tensión.

Caminó por el pasillo, leyendo las letras de las puertas, hasta que finalmente se encontró con la que buscaba. En ese preciso instante, el llanto de un niño inundaba su alma de alivio. Estaba vivo. Pulsó el timbre sin tener ni idea de lo que iba a decir o hacer.

O – Aspective – Activo

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Sonvak_

13 Respuestas a “Un mundo más seguro

  1. Aspective

    Caray que nivel está cogiendo esto.
    Me ha gustado el relato. Mucho. Te va metiendo en una historia que no sabes si es de intriga, miedo, fenómenos extraños…
    Pero como siempre, se corta en lo mejor

    (¿me puedes decir cómo sigue…?)

    Enhorabuena, me encanta como escribes.

  2. Joer, era un sueño?, una premonición?, era vidente?, tiene razón Aspective, lo hacéis a propósito, que buen relato y que de preguntas …

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. Me dejas sin palabras SONVAK te superas a ti misma cada día, fenomenal niña!

  5. N - Sonvak - Activo

    Muchas gracias Aspective, Sito y Chapinita. Me alegra que os guste… A mi también me gustaría saber que pasará cuando se abra esa puerta, je.

  6. Madre mia; ¡que historia!.
    Estoy totalmente fascinada con ella, estaré pendiente para leer la continuación.

    ¡¡¡Bien hecho!!!. 🙂

  7. N - Sonvak - Activo

    Muchas gracias, Gaby!!.

  8. Unsinagawa

    Magnífica historia Sonvak…

    Y el final ha sido fascinante. Ah, y me muerdo las uñas por saber qué sigue.

    Excelente y abracadabra esa puerta!.

  9. N - Sonvak - Activo

    Gracias a ti también, Unsinagawa!!

  10. Sonvak, cielo, seguirás no???? Que tenemos una cantidad de historias inacabadas que nos va a dar un perrengue!!!!

    Es fascinante tu relato, como siempre

    Besitosssss

  11. N - Sonvak - Activo

    Gracias Montse!!… La verdad es que esta es una historia que lleva tiempo rondando mi cabeza y, quien sabe, según la frase que me toque en la siguiente ronda, quizá la continúe.

  12. Has sabido mantener la tensión hasta el final, pero basta!! se debe prohibir el dejarnos sin final, yo soy una impaciente, todo lo quiero ahora, ya, no puedo esperar saber que va a pasar con el pequeño… es injusto!!!
    Jajaja, Sonvak, excelente como siempre!!

  13. N - Sonvak - Activo

    Muchas gracias, Carolina!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s