¿Pero bueno, yo qué voy a ser, su hermana o su profesor?.

Sí; desde que vez a ese “bulto” llorón la pregunta no deja de rondar tu  cabeza.

Todavia que esta “cosa” viene, se aparece en tu vida (sin haberlo pedido) y te roba la atención de tus padres y del resto de la familia (ya no hablemos de tus juguetes, amigos e incluso de tu recámara) y aún así se supone que DEBES servirle de ejemplo y cuidarlo.

0_0

¡¡¡¡¡DIABLOS!!!!!

¿VERDAD QUE A VECES LA VIDA ES UN COMPLETO ASCO?.

Pero no te preocupes; el ya llegó, no hay forma de regresarlo y lo más sano será entonces que encuentres el lado positivo del asunto.

¿Sabes?; tener un hermano menor tiene sus ventajas:

1.- Ya no tendrás que cargar con la culpa….  Fué José el que rompio el jarrón, yo no. 

2.- Cuando el mundo te frustre el te ayudará a superarlo…. Y si te mueves te vuelvo a pegar.

3.- Juntos podrán explorar el mundo…. ya te dije que si te tiras del arbol no te va a pasar nada.

4.- Con el podrás dejar fluir tu calidad de lider…. Lo vamos a hacer porque lo digo yo.

Y 5.- A su lado serás capaz de desarrollar tu creatividad…. Entonces el fantasma atacó al niño convirtiendolo en un horrible sapo…..

Sí; por supuesto que alguna ventaja tendria que tener.

Próximo turno: H-JoseLuis-Activo.

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Nieves

13 Respuestas a “¿Pero bueno, yo qué voy a ser, su hermana o su profesor?.

  1. jajajajajaja…. lastima que no tengo hermanitos..

  2. Unsinagawa

    Excelente…

    No hemos parado de ver el reloj y hemos subido la bufanda a la altura de los ojos para no ver atrás… Para Serrat, seguimos siendo esos “locos bajitos” que llegaron algún día empujando esa felicidad mastodóntica al hogar.

    Me recordaste años maravillosos…

  3. jeje ahora me entederás mejor…al haber sido hermano…pequeño jeje

    Bueno bueno…

  4. Unsinagawa: Que bueno que te gustó, yo también recordé aquellos tiempos con mis hermanos. 🙂

    Noel: Yo soy la de enmedio, así que me llevé la mejor parte, pues soy hermana chica y hermana grande al mismo tiempo. ;D

  5. N - Sonvak - Activo

    Ingenioso el post. Me ha gustado mucho!!

  6. Ahí sí que voy yo, en la hermana pequeña jejeje… anda que no nos hacen trastadas también los mayores… (además mis hermanos los dos varones 4 y 8 años mayores…)

    Genial, me gustó la forma en que lo pusiste 🙂

  7. Sniffffff, sigo sin poder entrar en el fondo del asunto.

    En mi casa si se rompía algo, era yo, o sí, o sí..

    Eso si, la exposición de ventajas y la explicación posterior, me han parecido desternillantes, que bueno!!!!

    Besitossssssss

  8. También aquí me reconozco.. je je je
    Pero el problema es que ella, mi hermana, debía de tener más cara de buena que yo porque el jarrón siempre se sabía quién lo había roto.
    Está genial y muy muy real.
    Enhorabuena

  9. Sonvak: Mil gracias, la verdad es que me diverti mucho haciendolo y recordando los “buenos” ratos que solia hacerle pasar a mi querido hermano menor.

    Siku: Pues dejame decirte que los hermanos pequeños tienen tambien sus cosas, el mio solia robarme a las barbies para enterrarlas en el jardín y que su He-man pudiera salvarlas. 😦

    Montse: Pues ¿que te puedo decir?, creo que te falto practicar el arte del cinismo con cara de
    inocente…. a mi por regla general no me fallaba. ;D

    Aspective: Bueno, eso de cria fama y hechate a dormir viene desde chiquito. jajajajaja

  10. Me has recordado a mí, la menor de mis hermanos , muchos de aquellos “anda ve, no seas cobarde! ya luego ves que bonito es romperse la crisma” jejeje que bonito post! me encanta eso que nos motiva a recordar! ah el ayer!

  11. Jajaja, muy bueno!! Mi hermano rompió un jarrón con una planta y recogió toda la tierra con una toalla del lavabo y tuvo el detalle de dejarla colgada bien puesta en el lavabo. Y me pidió sin que yo hubiera visto el desastre que dijera que había sido yo, es que en el fondo no era tan malo, jeje, y la bronca que me llevé fue monumental. Se la tengo guardada… por eso lo escribo aquí por si lo lee mi madre que ahora lo sepa, jijiji.

  12. Eres un bicho Gaby, pobre hermano menor, en serio que le decías que se tirase del árbol????? que bicho, que bicho !!!! jajajaja me he reído mucho, me encanta tu irónica pluma

  13. loserr: Que bien que te gustó. 🙂

    Chapinita: Pobre de ti hermana pequeña… creo que todos tenemos anecdotas divertidas de nuestra niñez. 😛

    Carolina: Yo desde pequeña aprendi a nunca decir: “Vale, como tu digas” a mis hermanos…. hasta saber perfectamente de que iba el asunto. ;D

    Sito: Ni te creas que mi hermano sufrió mucho que digamos, el también me las hacia ver negras. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s